El una vez considerado “Ethereum de China” aún se mantiene en el TOP 30 de criptomonedas por mayor capitalización de mercado, a la espera del lanzamiento de NEO 3.0. y con una inversión actual en EcoBoost de USD $ 100 millones que pretende acelerar la realización de soluciones Blockchain comerciales a gran escala

***

Existen proyectos de criptomoneda que buscan ser la competencia de algún otro ya arraigado en la industria. Tal es el caso de NEO, un proyecto que llegó a ser considerado por algunos analistas como “El Ethereum de China”, por sus similitudes con la segunda mayor criptomoneda por capitalización de mercado y por buscar plantarle competencia.

Siguiendo la serie sobre las principales criptomonedas del mercado, DiarioBitcoin le cuenta todo lo que tiene que saber sobre NEO, el proyecto de Blockchain y su token nativo, así como también su token alterno para pagar los fees de transacciones, $GAS.

Veamos en detalle de qué trata el proyecto NEO:


Datos básicos

Nombre: NEO.

Símbolo: NEO (Anteriormente ANS).

Link en Criptomercados: NEO.

Función: Moneda base del Ecosistema NEO.

Creador/es: Da HongFei (CEO) y Eric Zhang (CTO).

Empresas responsables: Onchain y Fundación NEO.

Fecha de lanzamiento: Febrero de 2014 como Antshares (Relanzamiento como NEO en Junio de 2017).

Tipo de emisión: Finita (100.000.000 de NEO).

Clase de token: No minable.

Tipo de red: Descentralizada de código abierto.

Capitalización de mercado al 24/02/2021: Más de USD $2,9 mil millones. 

Ranking en Capitalización de mercado (24 de febrero 2021): #28.

Suministro circulante al 18/02/2021: 70.538.831 millones de NEO (71%).

Página web: https://www.NEO.org

Logo:

Logo de Neo

Qué es NEO

NEO es una plataforma Blockchain de contratos inteligentes de código abierto que busca aprovechar las ventajas intrínsecas de la tecnología Blockchain para realizar “el mundo digital optimizado del futuro”, según reza su sitio web. El proyecto, similar a Ethereum, también ofrece herramientas para construir desde contratos inteligentes hasta la creación e integración de aplicaciones descentralizadas o dApps, usando lenguajes de programación como C+, C#, Java, Javascript Go, .Net y Python.

Con distintas comunidades de desarrolladores a nivel global apoyando la construcción de infraestructura y buscando reducir la barrera de entrada para su desarrollo, NEO se presenta a sí mismo como “un influencer clave en la industria”, con más de 500.000 seguidores en canales de redes sociales y más de 100 dApps construidas, activando casos de uso reales para activos digitales auto-administrables.

De igual forma, el proyecto se encuentra invirtiendo actualmente hasta USD $100 millones a través de su programa EcoBoost, el cual busca acelerar la realización de soluciones Blockchain comerciales a gran escala al empoderar a desarrolladores y proyectos en el ecosistema. Son pocos los proyectos Blockchain que también manejan un fondo de desarrollo en la medida en que Neo lo hace. EcoBoost se lanzó en 2019 como una iniciativa que proporciona “apoyo de ciclo de vida completo para proyectos de alto potencial“, incluyendo subsidios, soporte técnico y promoción en las redes sociales.

Mainnet

La red principal de NEO, la NEO MainNet, ha estado evolucionando constantemente a lo largo de los 3 años transcurridos desde su lanzamiento en 2016. Ahora, con el lanzamiento de NEO3 acercándose rápidamente, el proyecto se prepara para una serie de actualizaciones importantes en la capa de protocolo que permitan ofrecer una infraestructura más estable, de alto rendimiento y optimizada para desarrolladores, la cual sirva a su vez como “la base de Internet de próxima generación (next-gen)”.

Historia de NEO

neo

Inicialmente conocido como Antshares, NEO fue fundado en 2014 por Da HongFei (CEO) y Erik Zhang (CTO), y codificado en Github en 2015, el mismo año en que fue lanzado su white paper (libro blanco). Con la idea de combinar pasado y futuro, en junio de 2017, el proyecto experimenta el cambio oficial de marca a NEO. A partir de allí, la visión del proyecto es la de realizar una “economía inteligente” mediante la utilización de tecnología Blockchain, identidad digital y contratos inteligentes que permitan emitir y administrar activos digitales.

Un total de 100 millones de NEO fueron creados en su momento en el bloque génesis (no se minan). De estos, 50 millones se vendieron a los primeros inversores a través de una oferta inicial de monedas (ICO) en 2016, la cual permitió recaudar hasta USD 5,05 millones en dos rondas o crowdsales. El primer crowdsale de 10 días fue en octubre de 2015, durante los cuales 17,5 millones de tokens NEO se vendieron por USD $550.000. En el segundo, los 22,5 millones de tokens NEO restantes se vendieron por USD $4,5 millones.

La otra mitad de tokens NEO, bloqueados en un contrato inteligente desde entonces, se va liberando cada año a razón de 15 millones de tokens como máximo, para ser utilizados por el equipo de desarrollo buscando financiar objetivos a largo plazo, como por ejemplo la inversión en otro protocolo Blockchain que la organización admita.

Ontology y NEO

En marzo de 2018, la empresa matriz de NEO, Onchain (fundada por HongFei y Zhang, ambos presidentes de la Fundación Neo también), distribuyó 1 token de Ontology (ONT) por cada 5 NEO retenidos en la criptobilletera de cada usuario. Estos tokens se utilizarían para votar sobre actualizaciones del sistema, mecanismos de verificación de identidad y otros temas de gobernanza en la plataforma.

Características principales de NEO

La red de NEO se ejecuta en un mecanismo de consenso de prueba de participación (proof of stake) descentralizado llamado Byzantine fault tolerant (dBFT por sus siglas en inglés) delegado, entre una serie de nodos aprobados centralmente, pudiendo soportar hasta 10.000 transacciones por segundo. Zhang es el autor de dBFT, que pretende impedir que los participantes no confiables participen en la operación de Blockchain. También ha sido desarrollador principal de la red, y actualmente está involucrado a nivel instrumental en el desarrollo de NEO 3.0, la siguiente iteración de la infraestructura del proyecto.

Básicamente, el núcleo del conjunto de características de NEO gira en torno a herramientas que permiten a los desarrolladores implementar y escalar eficientemente aplicaciones de contratos inteligentes en la Blockchain de NEO. De igual modo, las identidades digitales X. 509 permiten a los desarrolladores vincular tokens a identidades del mundo real, lo que ayuda a cumplir con los procesos “Conozca a su Cliente“ (KYC), “Anti-lavado de dinero” (AML) y otros requisitos regulatorios.

Dos formas de activos

NEO tiene dos formas de activos digitales: los activos globales que se pueden registrar en el espacio del sistema, identificables por todos los contratos inteligentes y clientes; y los activos contractuales, que pueden adherirse a ciertos estándares para lograr la compatibilidad con la mayoría de los clientes.

Asimismo, el sistema de contratos inteligentes NEOContract es otra característica importante sobre la integración del ecosistema de desarrolladores existente. Solo se necesitan utilizar C#, Java y otros lenguajes de programación convencionales mencionados anteriormente, en sus entornos IDE familiares (Visual Studio, Eclipse, etc.) para el desarrollo, depuración y compilación de este tipo de contratos.

¿Qué tan segura es la red NEO?

Según NEO, el mecanismo dBFT explicado anteriormente se ha inspirado en el algoritmo de Practical Byzantine Fault Tolerance.

Ahora bien, hay un par de similitudes con proof-of-stake (prueba de participación delegada), dado que ambos mecanismos de consenso permiten a los tenedores de tokens votar por los delegados que van a procesar las transacciones.

A través de dBFT, se añaden bloques a una cadena de bloques siempre que al menos dos tercios de los delegados lleguen a un consenso, y se espera que esto ayude a evitar que los malos actores socaven el buen funcionamiento de la red.

Modelo económico de NEO

A diferencia de muchas otras cadenas de bloques, NEO tiene dos tokens nativos: El activo base de la plataforma, el token no divisible NEO y que a su vez genera tokens de GAS, un activo separado en la red, divisible entre la unidad más pequeña (0,00000001) y que permite pagar las tarifas de transacción. Por su parte, la tasa de inflación del GAS se controla con un algoritmo de vida media en descomposición que liberará 100 millones de GAS en aproximadamente 22 años a través de otro algoritmo de desintegración.

NEO, con sus 100 millones de tokens emitidos, no es una moneda o activo, sino un proxy para los derechos de voto dentro del sistema de gobernanza Blockchain. Estos derechos de administración incluyen la votación para la contabilidad, los cambios de parámetros de la red, y así sucesivamente. La unidad mínima de NEO es 1 y los tokens no se pueden subdividir.

La red cobra por la operación y el almacenamiento de tokens y contratos inteligentes, creando así incentivos económicos para los nodos de consenso y previniendo el abuso de recursos. Si NEO se transfiere a una nueva dirección, el GAS generado posteriormente se acreditará a dicha dirección.

La red NEO establecerá un umbral al votar para eximir a GAS de una cierta cantidad de transacciones de transferencia y operaciones de contratos inteligentes para mejorar la experiencia del usuario. Cuando se produce una gran cantidad de transacciones que no se esperan para el momento, una instancia llamada NEOID se puede usar para priorizar transacciones y contratos inteligentes con identidades calificadas. Las transacciones y los contratos inteligentes sin identidades digitales calificables pueden obtener prioridad pagando GAS.

Mecanismo De Distribución de NEO y GAS

Como hemos dicho, los 100 millones de tokens de NEO se dividieron en una primera mitad distribuida proporcionalmente a partidarios de NEO durante el crowdfunding. La otra mitad, administrada por el Consejo NEO (y desarrolladores) para apoyar el desarrollo a largo plazo, así como la operación y mantenimiento de los ecosistemas, tiene un período de bloqueo de 1 año, y desbloqueada después de octubre de 2017 sin posibilidades de entrar en los exchanges.

El GAS, por su parte, se genera con cada nuevo bloque partiendo de cero. Con la creciente tasa de generación de nuevos bloques, el límite total de 100 millones de GAS se alcanzará en aproximadamente 22 años, como mencionáramos anteriormente, y con un intervalo entre cada bloque de aproximadamente 15-20 segundos.

2 millones al año

Cada año se generan alrededor de 2 millones de bloques y la generación inicial será de 8 GAS por bloque. Habrá una reducción anual (halving anual) de 1 GAS por bloque, por año, coincidiendo con el paso de cada 2 millones de bloques. La reducción continuará a solo 1 GAS por bloque y se mantendrá a ese ritmo durante el transcurso de los 22 años. Después del bloque 44 millones, el GAS total generado habrá alcanzado los 100 millones y a partir de este punto no habrá más generación de GAS a partir de nuevos bloques.

De acuerdo con esta curva de liberación, el 16% del GAS se creará en el primer año, el 52% en los primeros cuatro años y el 80% en los primeros 12 años. Este GAS se distribuirá proporcionalmente de acuerdo con la tasa de holding de NEO (NEO holding ratio por sus siglas en inglés), registrado en las direcciones correspondientes. Los titulares de NEO pueden iniciar una transacción de reclamación en cualquier momento y exigir que estos tokens de GAS vayan a sus direcciones de tenencia.

¿Dónde se puede comprar NEO?

NEO se puede comprar en varios exchanges, como Binance, Huobi Global, Poloniex y HitBTC. Pero no está disponible universalmente y no está admitido por algunas plataformas, como Coinbase.

Muchos exchanges sin embargo, ofrecen pares de comercio que vinculan a NEO con Bitcoin.

Anécdotas de NEO

Para el cambio oficial de marca a NEO en junio de 2017, sus fundadores tuvieron la idea de combinar pasado y futuro, – NEO proviene del prefijo griego antiguo, “νεο-” y significa “nuevo“, “moderno” y “joven“.

NEO fue creado por el mismo dúo (Hongfei y Zhang) que fundó OnChain, una firma de Investigación y Desarrollo de Blockchain con sede en Shanghai. En 2016, Onchain fue incluido en la Top 50 Fintech Company en China por la firma internacional de auditoría contable KPMG.

Asimismo, su cofundador Da Hongfeing diseñó NEO para ser un rival de Ethereum, al punto que el proyecto, un libro mayor descentralizado que facilitaría a empresas emitir tokens y crear contratos inteligentes, llegó a ser considerado el “Ethereum de China”. Sin embargo, para enero de 2018, es el Consejo NEO y el personal que labora en el proyecto (principales tenedores de la criptomoneda), quienes decidían con qué otras entidades y personas trabajar. Para el medio Bloomberg, eso estuvo muy lejos del ideal libertario de Bitcoin con su red abierta de miles de mineros, por ejemplo. Para ese entonces, el plan de Hongfeing ya era pasar a un sistema similar en menos de 12 meses.

Queremos ser el lugar al que la gente va cuando quiere hacer transacciones serias y confiables“, dijo Da después de una entrevista con el mencionado medio.

Asimismo, se supo que NEO cambió de nombre para evitar la confusión con la firma Ant Financial de Jack Ma, el célebre propietario y fundador de Alibabá.


Datos de contacto de NEO

Twitter, 344.200 seguidores.

Medium,578 seguidores.

Telegram: 5.894 miembros.

Reddit, 104.000 miembros.

Youtube, 3.670 suscriptores.


Le invitamos a que nos siga semana tras semana para seguir conociendo sobre las empresas más importantes dentro de este ecosistema.

Podrá ver más perfiles de empresas y personas influyentes dentro de la arena cripto a continuación:

Otras criptomonedas

Perfiles notables en la industria de las criptomonedas

Empresas notables en la industria de las criptomonedas


Fuentes: NEO, Bloomberg, CoinMarketCap, CoinDesk.

Artículo de Arnaldo Ochoa/ DiarioBitcoin.

Imagen de web de NEO con fondo de Unsplash

« Volver al índice del glosario