Por Alyst Castro   @alystcastro

Janet Yellen es la actual Secretaria del Departamento del Tesoro de EE UU y primera mujer en ocupar este cargo. Ha sido dura crítica de las criptomonedas.

***

Economista estadounidense con doctorado en la Universidad de Yale (1971), ha sido presidenta del Consejo de Asesores Económicos (1997), presidenta de la Reserva Federal (2014) y actual secretaria del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos. Si aún no está impresionado con ese currículo, le contamos que Janet Yellen fue la primera mujer en ocupar estos cargos y en obtener ese título en esa casa de estudios. ¿Terreno de hombres? ¡No para Yellen!

Janet Yellen es la representación perfecta de “los mejores perfumes vienen en frasco pequeño”: con su 1,60 centímetros de estatura, esta mujer es de temer. Mujer menuda, de cabeza redonda, con el cabello totalmente blanco en forma de honguito y una sonrisa amigable, actualmente se encuentra a cargo de la economía de los EEUU, lo que la convierte quizás en estos momentos en la mujer más influyente del mundo en el terreno económico….¡y por ende de las criptomonedas!

En este artículo se habla de su vida personal, de todos sus logros académicos y profesionales, además de sus aportaciones y críticas al criptouniverso.


Datos básicos

Nombre: Janet Louise Yellen.

Áreas: Economista, política.

Conocido por: Secretaria del Tesoro de los Estados Unidos durante el mandato de Joe Biden.

Año de nacimiento: 13 de agosto de 1946.

Lugar de nacimiento: Brooklyn, Nueva York, EE. UU.

Edad: 74 años.

Ciudad de residencia: San Francisco, California, EE. UU.

Ocupación: Secretaria del Tesoro de los Estados Unidos.

Estudios: realizó la secundaria en Fort Hamilton High School. Se graduó con una licenciatura en Economía de la Universidad de Brown. Obtuvo un doctorado en Economía de la Universidad de Yale. También recibió dos títulos honoríficos, uno de Brown y el otro de Bard College.

Patrimonio: Tiene un patrimonio neto de USD $16 millones, devengados por tenencias de acciones, conferencias, además de varios puestos gubernamentales y académicos.


Raíces en Brooklyn: ¡Joven erudita!

Imagen del perfil de Twitter de Janet Yellen

Yellen se crió en el distrito neoyorquino de Brooklyn, en el hogar de un matrimonio de estadounidenses judíos de modesta clase media. Su madre, Anna Ruth, era maestra de escuela primaria hasta que nacieron Yellen y su hermano mayor, y su padre Julius, era un médico de familia que pasaba consulta al vecindario en la propia vivienda familiar.

En la secundaria en Fort Hamilton High School (una institución pública de su barrio), fue nombrada “erudita de la clase”, y tras ello es admitida en un programa de ciencias con honores en Columbia para estudiar Matemáticas y se ganó el apoyo del alcalde para una beca. Sus pasatiempos favoritos eran escribir en el periódico de la escuela, y “asistir al teatro fuera de Broadway, comer, viajar en el 69 St. Ferry, explorar la ciudad de Nueva York y leer filosofía para poder escribir ensayos impopulares”.

Posteriormente, cursó la carrera de Economía en la Universidad Brown de Providence. En 1967 se licenció summa cum laude y continuó la formación de posgrado en la Universidad Yale de New Haven, Connecticut, donde obtuvo el doctorado en 1971; un dato interesante es que, de las dos docenas de doctorandos de Economía que recibieron el título aquel año en Yale, ella era la única mujer. Este hecho marcaría el inicio de su récord en dominar terreno de hombres.

Otra curiosidad, es que en Yale estudia con el premio Nobel James Tobin, uno de los principales defensores de la opinión de que los gobiernos podrían mitigar las recesiones; a quién más tarde Yellen lo describe como su héroe intelectual.

Harvard, Casa Blanca y víctima de Cupido

Destacando tanto a nivel académico, termino por ser contratada como asistente de cátedra por la Universidad de Harvard, donde trabajó hasta 1976. Allí, tanto Yellen como Rachel McCulloch, eran las únicas mujeres del equipo docente de la facultad de Massachusetts.

Al año siguiente, en 1977, subió un nuevo escalón hasta la Casa Blanca donde empezó a laborar en la división internacional de la Junta de Gobernadores de la Reserva Federal, en concreto, fue asignada a la plantilla de economistas dedicada a investigar la reforma del sistema monetario internacional.

Estando allí, durante un almuerzo, se encuentra con George Akerlof, un compañero economista. Fue amor inmediato, tanto así que se casan un año después. Gran parte de su trabajo en conjunto destaca que el gobierno, incluidos los bancos centrales, podían adoptar políticas económicas que mejoraran la vida de las personas.

De esta manera, la pareja compartía pensamiento académico, pero también un momento de bache profesional, ya que Yellen no consiguió la plaza de profesora titular en Harvard, y George, recién separado de su primera esposa, fue rechazado por la Universidad de California en Berkeley. Pero esto solo fue el impulso que necesitaron para mudarse a Reino Unido, pues él había obtenido un puesto de profesor titular en la London School of Economics. Yellen se puso a dar clases en el mismo centro.

Devorando cargos con tendencia masculina

Después de enseñar en la London School of Economics de 1978 a 1980, el matrimonio regresó a Estados Unidos para unirse a la facultad de la Haas School of Business en la Universidad de California, Berkeley. Sus estudiantes de esa época recuerdan la paciencia de Yellen al explicar conceptos en el salón de clases y que escribía sus notas de clase a mano.

En 1994, Yellen tomó una licencia de Berkeley para servir como miembro de la Junta de Gobernadores del Sistema de la Reserva Federal. Fue la cuarta mujer, en tomar asiento en la Junta de Gobernadores, que había tenido 74 titulares desde su puesta en marcha en 1914.

Ocupo este cargo hasta 1997, y fue nombrada presidenta del Consejo de Asesores Económicos de la Casa Blanca por  Bill Clinton. Como si el cargo ya no fuese agotador, simultáneamente presidido el Comité de Política Económica de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE).

Terminadas sus labores, Yellen regresó a Berkeley en 1999 y enseñó allí hasta 2004, cuando fue nombrada presidenta del Banco de la Reserva Federal de San Francisco. Posteriormente en el 2010, fue nombrada vicepresidenta de la Junta de Gobernadores de la FED. Y tres años después, el Presidente Barack Obama la nominó como la próxima jefa del Sistema de la Reserva Federal.

Rompiendo récords

Hubo cierta controversia en torno a su nominación, sin embargo, en enero de 2014 fue confirmada por el Senado de los Estados Unidos por una votación de 56 a 26, el margen de confirmación más pequeño de un jefe del Sistema de la Reserva Federal en la historia. Su mandato de cuatro años comenzó el 3 de febrero de 2014.

Yellen dejó la FED en febrero de 2018, después de que el Presidente Donald Trump no la nombró para un segundo mandato; dedicándose nuevamente a la vida academica siendo una distinguida becaria residente en Brookings Institution.

En 2020, el presidente electo Joe Biden anunció que nombraría a Yellen como secretaria del Departamento del Tesoro de Estados Unidos y fue confirmada por el Senado en enero de 2021 por 84 votos contra 15. Con este hecho, se convirtió en la primera mujer en ocupar el cargo de secretaria del Tesoro de Estados Unidos, y la primera persona en la historia de Estados Unidos en liderar los tres organismos económicos más poderosos del gobierno federal de los Estados Unidos.

Su relación con el ecosistema cripto

Después de todo lo que hemos aprendido de esta súper poderosa de la Economía, esperamos con ansias su opinión sobre el criptouniverso. Pero dicha opinión se aleja por mucho de ser positiva.

Todo ocurrió en febrero de este año (2021), cuando hablando en un evento virtual para Andrew Ross Sorkin de CNBC en una conferencia de New York Times DealBook, Yellen dijo (sin anestesia) que BitcoinEn la medida en que se usa, me temo que a menudo es para financiamiento ilícito. Es una forma extremadamente ineficiente de realizar transacciones, y la cantidad de energía que se consume en el procesamiento de esas transacciones es asombrosa”.

También señaló que “Es un activo altamente especulativo y creo que la gente debe ser consciente de que puede ser extremadamente volátil y me preocupan las pérdidas potenciales que puedan sufrir los inversores”.

Profundicemos un poco

Yellen en menos de 30 segundos condensó tres problemáticas que se mencionan de Bitcoin. Para comenzar, sabemos que la minería de bitcoins requiere que los usuarios resuelvan ecuaciones matemáticas complejas utilizando configuraciones de computadora de alta potencia por lo que el consumo eléctrico utilizado en el proceso deja una huella de carbono anual que se podría comparar a la que dejaría la nación completa de Nueva Zelanda.

Además de las preocupaciones sobre el consumo, Bitcoin también podría considerarse una herramienta para aquellos involucrados en actividades ilegales, y todo esto se debe a que su uso es difícil de rastrear (aunque hay investigaciones que informan lo contrario, señalando que hay menos actividad ilícita en el ecosistema de Bitcoin que en el sistema bancario tradicional).

Y ataca por último, la volatilidad, ya que el precio de la criptomoneda ha experimentado picos y valles rápidos durante su existencia. En todo lo que menciona tiene cierta razón, pero son cosas que ya se sabían previamente, que no están ocultas. Ella solo las recopiló y las recordó; y que dicha información saliera de su boca, fue un motivo para que el precio de Bitcoin bajara tras sus declaraciones.

Para muchos en el ecosistema el temor es que, con tan negativa opinión, Yellen tome algún tipo de medidas contra las cripto. Sin embargo, en los primeros meses de su mandato no ha ocurrido.

Para el futuro: Mejor es el dólar digital

Varias agencias gubernamentales e instituciones estadounidenses han planteado la idea de hacer una moneda digital de Banco Central (CBDC), sobre todo a sabiendas los adelantos que en esa materia tiene China, con su yuan digital.

La Reserva Federal, donde Yellen alguna vez fue presidente, ha estudiado el tema y discutido la posibilidad de una nueva moneda digital junto con un sistema de pagos que espera implementar en los próximos años. “Creo que podría resultar en pagos más rápidos, seguros y económicos, que creo que son objetivos importantes”, dijo Yellen.

Se mostró a favor de seguir explorando la posibilidad de un “dólar digital”, mantenido por la Reserva Federal y basado en la tecnología Blockchain. En su opinión, un dólar digital podría ser “más rápido, seguro y barato para realizar pagos“, pero existen condicionantes que deben ser resueltos antes.

Yellen dijo que se deben resolver dudas sobre el impacto que tendría en el sistema bancario, y recordó que es necesario resolver cuestiones sobre la estabilidad del sistema financiero y cómo esta nueva criptomoneda emitida por el gobierno estadounidense afectaría a la lucha contra el lavado de dinero y la evasión de capitales. “Hay muchas cosas que considerar aquí, pero vale la pena analizarlas“, indicó.

Anécdotas

El heredero

Yellen tiene un solo hijo, llamado Robert, que nació en 1981. Robert Akerlof, al igual que sus padres, es economista de formación, y heredó todas sus habilidades, pues se graduó summa cum laude con una distinción especial de la Universidad de Yale, con un título en Economía y Matemáticas en 2003 y recibió un doctorado en Economía de la Universidad de Harvard en 2009. Actualmente trabaja como profesor asociado de Economía en la Universidad de Warwick.

El aprendizaje de contratar niñeras

Yellen y su esposo han colaborado en múltiples investigaciones, que incluyen temas como la pobreza, el desempleo y un documento sobre los costos de la maternidad fuera del matrimonio. Pero uno de sus artículos más comentados habla sobre la importancia de un buen salario, y todo surgió de la experiencia de contratar a una niñera por primera vez.  Decidieron pagarle más de lo habitual de lo que se pagaba por ese trabajo en Berkeley. Pensaron que una niñera con más ingresos prestaría mejor atención a su hijo. Esta decisión atrajo a las niñeras con mejor currículo de la zona, pero además inspiró a la pareja para desarrollar una teoría sobre el mercado laboral.

La conclusión de la pareja: algunos empleadores establecen pagos más altos para demostrar que valoran a los empleados de una manera que los motive a hacer un buen trabajo, incluso cuando los mercados están dispuestos a rebajar esos salarios.

Yellen dice que su marido, Akerlof, (junto con James Tobin) ha sido su mayor influencia intelectual. Ambos afirman con frecuencia que su único desacuerdo es que ella apoya un poco más el libre comercio que él.

¡Hablar le da dinero!

Janet Yellen, recibió al menos USD $ 7 millones (5,1 millones de libras) por conferencias en bancos regulados por el gobierno, consultorías y fondos de cobertura en los últimos dos años, según documentos recientemente revelados.

El ex presidente de la Reserva Federal reveló una lista de más de 50 eventos de conferencias pagados para firmas financieras que incluían USD $ 67.500 de Goldman Sachs, USD $ 54.000 de un evento en Barclays y USD $ 292.500 de un solo discurso para el fondo de cobertura Citadel.

Estos documentos fueron enviados a la Oficina de Ética Gubernamental de EE.UU. como parte de los esfuerzos de Yellen para asegurar el puesto principal en el Tesoro de EE. UU. Las presentaciones mostraron que Yellen también ganó USD $ 112.500 de un solo compromiso de hablar para el banco UBS, USD $ 225.000 de un discurso para PwC y USD $ 270.000 de un evento con el banco Standard Chartered con sede en Londres.


Frases clave de Janet Yellen

Me considero una economista pragmática y convencional con una fuerte orientación política“.

Janet Yellen; 1 de junio de 1995.


“Escuchar a otros, especialmente a aquellos con los que desacordamos, pone a prueba nuestras propias ideas y creencias. No hace reconocer, con humildad, que no tenemos el monopolio de la verdad”.

Ceremonia de graduación de la generación 2014 de la Universidad de Nueva York.


“Si hay un trabajo por el que te sientas apasionado, haz lo que puedas por perseguirlo; si hay propósito por el cual sientas pasión, dedícate a ese propósito”. 

Ceremonia de graduación de la generación 2014 de la Universidad de Nueva York.


Enfrentamos grandes desafíos como país en este momento. Para recuperarnos, debemos restaurar el sueño americano, una sociedad donde cada persona pueda desarrollar su potencial y soñar aún más grande para sus hijos. Como Secretaria del Tesoro, trabajaré todos los días para reconstruir ese sueño para todos“.

Janet Yellen; 1 de diciembre de 2020


Hay muchas métricas diferentes que podemos usar para juzgar el éxito (…) Para mí, el éxito sería volver a los niveles de desempleo anteriores a la pandemia… contar con una economía más fuerte hace que el dinero gastado se amortice parcialmente por sí solo“.

Entrevista Virtual por The New York Times, 2021.


Redes sociales de Janet Yellen

Twitter: Verificada. Cuenta con más de 270 mil seguidores, es la red social que más utiliza. La información que publica está completamente asociada a sus cargos, actualizaciones y opiniones.

Facebook: Aunque la cuenta no está verificada, posee más de 3 mil seguidores. Y el contenido que se evidencia está relacionado con el publicado en Twitter.

Blogspot: Dedicado a subir artículos de opiniones o noticias relacionados a la carrera académica y profesional de Yellen.

Página del Departamento del Tesoro: Está centrada en noticias relaciones a las decisiones tomadas en torno al Covid 19 y actualizaciones en el cargo.

Instagram: Existen más de tres perfiles bajo su nombre y con su foto de perfil, pero ninguno está verificado.

Linkedin: Al igual que Instagram existen 4 perfiles bajo su nombre. Y todos abordan información de su recorrido académico y profesional.


Perfiles notables en la industria de las criptomonedas


Empresas notables en la industria de las criptomonedas


Otras criptomonedas


Fuentes: Federalreservehistory, Thebalance, Archive.nytimes, Investopedia, Britannica, Cidob, Home.treasury, Bbc, Ballotpedia, Wikipedia, Expansion, Eleconomista, Cnbc, Theguardian.

Artículo de Alyst Castro/ DiarioBitcoin

Ilustración de Nicole León/ DiarioBitcoin