Relayer

Un Relayer o “repetidor” es una categoría de redes P2P emergente en el mercado de tokens que ofrece funcionalidades extraordinarias.

Para entender su funcionamiento se debe tener algo de conocimiento sobre las formas de intercambio de tokens y las formas de interacción de los protocolos.

Existen dos formas de intercambiar tokens en la actualidad que plantean los siguientes problemas:

  • A través de exchanges centralizados: Este método plantea amenazas al colocar todos los activos y registros de transacciones dentro de una sola institución. Requiere que los usuarios depositen fondos en una billetera que es propiedad del exchange. Malos actores pudieran cerrar el exchange y huir con fondos, al presentarse problemas técnicos pueden haber problemas de transferencia, caídas del sistema e incluso pérdida de fondos, los cambios regulatorios pueden bloquear activos y los piratas informáticos tienen acceso más fácil para encontrar vulnerabilidades ya que hay un único punto de falla.
  • A través de exchanges descentralizados: En este caso los libros de órdenes de intercambios se encuentran distribuidos en la cadena de bloques. Sin embargo, todavía encierran/inmobilizan tokens en contratos de propiedad inteligente. Esto coloca la confianza para escribir, implementar, auditar y mantener los contratos inteligentes enteramente en las manos del equipo del exchange. Además de esto, al alojar libros de pedidos en la cadena de bloques, un intercambio descentralizado puede generar una cantidad masiva de transacciones que ralentizan los tiempos de bloqueo y ponen un estrés innecesario en el ecosistema.

Entrada del Protocolo 0x:

Lo expuesto anteriormente da paso al nuevo planteamiento de “entrada modular en las redes comerciales”. La naturaleza modular del protocolo 0x está redefiniendo lo que se conoce como “exchange” al separar sus piezas. Ya no se habla de una entidad singular, 0x abre el ecosistema al permitir que los protocolos comerciales (contratos inteligentes), carteras, libros de pedidos y más sean aplicaciones que se ejecutan de forma independiente. Esto representa cambios de alto impacto introduciendo las siguientes características:

  • Aplicaciones descentralizadas (dApps) agnósticas: Un protocolo de comercio abierto como 0x permite que cualquiera puede usarlo. Esto crea una estandarización en todo el ecosistema de Ethereum que es confiable, no propietaria y mejorada a través del consenso de la comunidad en lugar de depender de una autoridad centralizada.
  • La propiedad es del dueño del token: En lugar de que los propietarios de tokens depositen sus tokens en una billetera o contrato inteligente que sea propiedad de una entidad central, los dueños comercian directamente entre sí utilizando su propia billetera Ethereum. El protocolo de comercio simplemente proporciona las herramientas para ejecutar el comercio en la cadena de bloques y los transmisores proporcionan formas para que los usuarios encuentren, realicen y completen pedidos.
  • Un relé fuera de la cadena liquida la cadena: Los pedidos están firmados criptográficamente por el propietario del token para garantizar la seguridad, pero no se transmiten a la cadena hasta que todos los cambios sean definitivos. Esto quita la expansión de la cadena al solo transmitir el resultado final de la transacción a la cadena de bloques.
  • Unión N: N token para transferencias fluidas: 0x habilita el comercio N: N, por lo que no es necesario intercambiar un token de vuelta a ETH solo para cambiarlo de nuevo a un token diferente. Menos conversiones significan menos tráfico, menos tarifas y menos barreras para los nuevos servicios públicos.
  • Liquidez en la red: La creación de una red comercial complementaria hace que los fondos de liquidez centralizados se vuelvan obsoletos al convertir cada billetera individual en la red en un recurso de liquidez descentralizado. Los libros de pedidos múltiples y los propietarios de tokens pueden interactuar a través de un protocolo subyacente compartido sin necesidad de pasar por un tercero o perder el control de sus activos.

Interacción con el protocolo 0x:

Via Peer to Peer:

Los propietarios de tokens no necesitan interacción de terceros para transmitir transacciones a la cadena de bloques. Usando los contratos inteligentes 0x, cada usuario puede crear su propio pedido y publicarlo como lo desee, a través de redes sociales, anuncios de televisión, papeles escritos, etc. Cuando otro propietario de token quiere aceptar un pedido, simplemente toma el pedido y lo ejecuta utilizando los contratos inteligentes 0x para finalizar la transacción. No hay intermediarios necesarios.

Via Orden Relayer

Encontrar a alguien que haga match exacto puede ser difícil por cuenta del usuario. Aquí es donde entra en juego la segunda categoría de redes P2P, conocida como “relayer” que, como se comenta al inicio, no necesitan tener ningún token y los pedidos no son válidos hasta que estén firmados por un usuario.

Advertisements

Related posts