Por Hannah Pérez  

La minería de Bitcoin está en auge en Argentina debido a la crisis económica y el acceso a electricidad barata, según reportó Bloomberg.

***

En medio de un panorama económico incierto, un número cada vez mayor de argentinos está recurriendo a la minería de Bitcoin como alternativa para generar ingresos y escapar de la inflación local. El país suramericano también se está convirtiendo en una opción viable para los mineros cripto debido a los generosos subsidios energéticos proporcionados por el Estado. Así lo indicó un reportaje reciente de Bloomberg.

El argentino Nicolas Bourbon, quien tiene experiencia en la minería de criptomonedas, comentó al medio que la actividad de extracción de criptomonedas es bastante rentable en el país, incluso a pequeña escala.

Incluso después de la corrección de precios de Bitcoin, el costo de la electricidad para cualquiera que extraiga desde su casa sigue siendo una fracción de los ingresos totales generados.

Criptomonedas son un alivio frente a inflación

Los subsidios eléctricos son parte de una política de larga data entre los gobiernos de Argentina destinada a ganar puntos entre los votantes con la idea de ayudar a contener la alta tasa de inflación. El subsidio es tal, que, según Bloomberg, una factura de energía del consumidor asciende a solo el 2-3% de un ingreso mensual promedio.

De acuerdo con el ingeniero Daniel Dreizzen, el Estado argentino paga el 60% del costo de la energía eléctrica y el 45% por ciento del costo del gas; una cifra que representó el 1,7% del PBI en 2020, estimada en unos USD $6.000 millones. El medio Econo Journal citó las palabras del experto durante el último foro online «Subsidios a la energía en Argentina».

Esto significa que la electricidad en Argentina cuesta al menos la mitad que al compararla con el precio en otros países de la región como Brasil, Colombia o Chile.

La severa crisis económica que vive Argentina ha fortalecido en los últimos años la narrativa del uso de monedas digitales como activos de cobertura contra la inflación. Con una inflación -agravada por la pandemia- rondando el 50% anual, Argentina se ubica como la segunda economía con inflación más alta en América Latina, justo después de Venezuela.

Además de la crisis y la energía barata, los controles cambiaros que restringen a los ciudadanos convertir legalmente sólo USD $200 al mes, también están impulsado la actividad de extracción de Bitcoin. Similar a como ocurrió en Venezuela, las criptomonedas permiten a los residentes de Argentina eludir las restricciones de capital impulsadas por el gobierno local.

Mineros aprovechan subsidios “ridículos

De acuerdo con Bloomberg, la demanda desenfrenada de cualquier reserva de valor está alimentando un desplome del peso argentino en los mercados paralelos, donde ahora es alrededor de un 70% más débil que la tasa oficial.

Como en otras naciones con medidas de controles de capital, existen diversas tasas para comprar dólares en Argentina. El Banco Central de la República Argentina (BCRA), que ha estado aumentando las restricciones para el acceso a divisas extranjeras, impone una tasa oficial (que incluye un impuesto del 35%), pero en el mercado paralelo el dólar estadounidense se consigue a un costo mayor.

Los mineros de criptomonedas también se aprovechan de este escenario de electricidad barata y tasas de cambio paralelas para comerciar bitcoins a precios más favorables, comentó Bourbon a Bloomberg.

Las criptomonedas que generan los mineros generalmente se vende al tipo de cambio paralelo, pero la energía se paga a un tipo subsidiado. Por el momento, los ingresos son muy altos.

Los mineros saben que los subsidios son ridículos”, agregó Bourbon. Simplemente lo aprovechan”.

Empresas mineras apuntan a Argentina

Algunas grandes empresas mineras también están notando la rentabilidad de llevar sus operaciones al país suramericano. Como informó DiarioBitcoin, la empresa de criptominería canadiense, Bitfarms, anunció este año planes de construir la mayor instalación de minería del país.

Buscamos lugares que hayan sobredimensionado sus sistemas de generación eléctrica“, destacó el presidente de Bitfarms, Geoffrey Morphy, en una entrevista al citado medio. “La actividad económica en Argentina está en declive, y la energía no se utiliza en su totalidad. Así que era una situación en la que todos salían ganando“.

Según la información, Bitfarms ya ha firmado un contrato de ocho años con un proveedor privado de energía local espera iniciar operaciones en el país para 2022. La firma canadiense no es la única. En febrero, la startup Lothal Mining también informó planes de instaurar el primer centro criptominero de Mar del Plata.

Si bien la demanda de energía industrial en Argentina no está completamente cubierta por las subvenciones, las empresas pueden gozar de un precio bastante bajo. Bitfarms, por ejemplo, afirma que pagará 0,022 centavos de dólar por kilovatio hora, una tasa muy por debajo de la tarifa del mercado mayorista de 0,06 dólares por kilovatio hora, según comentó Ezequiel Fernández, analista de Balanz Capital Valores en Buenos Aires.

“Para ciertos generadores de energía con fácil acceso al gas, vender el exceso de energía a los mineros de Bitcoin durante parte del año tiene sentido, especialmente si el generador de energía evita de alguna manera los controles de cambio de divisas al recibir el pago en dólares duros fuera de Argentina, o en Bitcoin“, agregó.


Lecturas recomendadas


Fuentes: Bloomberg, Infobae, Econo Journal

Versión de Hannah Estefanía Pérez / DiarioBitcoin

Imagen de Unsplash