Por Hannah Pérez  

Muchos éxitos acumulados en estos años, pero Ethereum continúa reescribiendo su historia con tinta imborrable de Blockchain: próxima parada Ethereum 2.0. 

***

Este 30 de julio se cumplen seis años del nacimiento de Ethereum (ETH), la principal Blockchain de contratos inteligentes y la segunda mayor criptomoneda por capitalización de mercado. Lanzada en 2015 con la ambiciosa visión de crear una red informática multipropósito completamente descentralizada, Ethereum ha evolucionado rápidamente ganándose el respeto de toda la comunidad cripto.

Conocida por ser la plataforma madre de miles de tokens criptográficos, Ethereum ha destacado por abrir un mundo hacia las aplicaciones descentralizadas (dApps). Gracias a la comunidad masiva de desarrolladores que ha surgido alrededor de este proyecto, Ethereum se ha posicionado como pionero en finanzas descentralizadas (DeFi), ofertas iniciales de moneda (ICO), tokens no fungibles (NFT), organizaciones autónomas descentralizadas (DAO) y más. 

Sin duda alguna, durante estos seis años, no son pocas las cosas que ha vivido la plataforma. En su primer año de vida, Ethereum sobrevivió un ataque catastrófico cuando un hacker explotó una falla en el código de The DAO, obteniendo un total de USD $ 50 millones en ether. El evento marcaría un antes y un después, llevando a la plataforma a una difícil bifurcación.

Desde sus humildes comienzos, Ethereum no ha parado de evolucionar. Ahora, la plataforma registra transacciones diarias de miles de millones de dólares, con una enorme comunidad de usuarios y una capitalización de mercado de USD$ 275.000 millones, una cifra que solo Bitcoin ha superado.

6 años de innovación

El avance de la plataforma ha sido tal, que en cada cumpleaños Ethereum parece albergar una nueva tendencia que continúa mostrando el asombroso potencial de su tecnología. El año pasado reseñábamos el revuelo que estaba causando el espacio DeFi, plataformas que ofrecen servicios financieros como préstamos pero de forma descentralizada.

Este 2021, una nueva moda arrasa en el ecosistema de Ethereum: los NFT. Estos tokens únicos y escasos, que nacieron en Ethereum con los CryptoKitties en 2017, se han convertido este año en la última sensación Blockchain. De hecho, su comercio ha alcanzado volúmenes de más de USD $2,5 mil millones en la primera mitad de este año.

Por su parte, el crecimiento de las DeFi no ha parado, y los expertos auguran una suerte aún mayor para los NFT. Hoy, las plataformas DeFi basadas en Ethereum registran más de USD $60 mil millones de fondos dispuestos como garantía. La cifra es más de 15 veces por encima de lo que registraba el espacio hace un año. Quizás podríamos esperar un auge similar con sector NFT.

Sin embargo, y a pesar de que la plataforma ha podido albergar todos estos desarrollos, su capacidad se ha ido poniendo realmente a prueba a medida que más usuarios se unen al ecosistema descentralizado. Lo cierto es que Ethereum, que fue construida para manejar alrededor de 15 transacciones por segundo, ha visto desafíos al enfrentar congestión, altas tarifas y menor rapidez en la red.

En medio del crecimiento de Ethereum, su próxima actualización se vuelve cada día más necesaria para mantenerse al día con sus éxitos.

El camino hacia ETH 2.0

Este sexto aniversario, se celebra en un momento de actualización crucial para la cadena de bloque. De hecho, probablemente sea el último cumpleaños de Ethereum 1.0, ya que está configurada para ser reemplazada por una versión mejorada: Ethereum 2.0.

En una actualización de varias etapas, la plataforma está trasladándose de un modelo de consenso de la red de prueba de trabajo (PoW) a uno de prueba de participación (PoS). Ethereum 2.0 será una versión más rápida, más eficiente en energía y más espaciosa, que está programada para llegar en 2022. 

El proceso de transición ya ha sido ampliamente respaldado por la comunidad de usuarios de Ethereum, un hecho que se evidencia en el récord de más de 14.000 millones de dólares en ETH dispuestos actualmente como fondos de garantía (staking) en el contrato inteligente para Ethereum 2.0.

En los últimos meses, el número de fondos en el contrato -que representa la fase previa al paso hacia PoS- ha aumentado meteóricamente, lo cual es una muy buena señal para Ethereum. En concreto, sugiere que los inversores de ETH a largo plazo son optimistas con el valor del activo y también con el futuro del proyecto Blockchain.

Ethereum también ha estado rompiendo otros récords importantes este año. Durante el segundo trimestre de 2021, la red procesó transacciones por valor de USD $2,5 billones, y un total de 4.000.000 de millones de dólares durante la primera mitad del año. También el precio de ETH alcanzó una nueva cima histórica sobre los USD $4.000 durante mayo, y actualmente se mantiene sobre los USD $2.000.

¿Qué viene?

Mientras el volumen de fondos en Ethereum 2.0 y el número de usuarios sigue creciendo, el equipo se prepara para la próxima actualización de Ethereum: Londres, que se espera se ponga el marcha el próximo 4 de agosto. Esta actualización, que se activará en forma de bifurcación dura, traerá -entre otras cosas- una nueva estructura para las tarifas de transacción, conocida como EIP-1559, que buscará dar respuesta a algunos de los principales desafíos que afronta la red actualmente.

No queda duda que Ethereum ha recorrido un largo camino estos últimos seis años y que todavía le queda mucho desarrollo e innovación por delante. Por ahora, Ethereum 2.0 se vislumbra como la próxima frontera, pero la historia de Ethereum se sigue reescribiendo con la tinta imborrable de Blockchain y, a juzgar por su camino, esta red seguirá trayendo mucho más de qué hablar.


Lecturas recomendadas


Fuentes: Decrypt, archivo

Versión de Hannah Estefanía Pérez / DiarioBitcoin

Imagen de Unsplash