Por Hannah Pérez  

El banco de inversiones también advirtió que el movimiento de El Salvador podría poner en peligro sus negociaciones con el Fondo Monetario Internacional.  

***

El reconocido banco de inversiones estadounidense, JPMorgan Chase & Co, está teniendo dificultades para encontrar beneficios en la decisión de El Salvador de reconocer a Bitcoin como una moneda de curso legal.

En su nota más reciente, el gigante bancario escribió que resulta “difícil” encontrar “beneficios económicos tangibles” en el movimiento de adopción de la criptomoneda. Así lo reseñaron diversos medios de noticia este viernes, incluidos Decrypt y U.Today. También la cuenta de Twitter Documenting Bitcoin compartió una imagen del informe de JPMorgan.

‘Adopción de Bitcoin no conlleva beneficios económicos’

Como reseñó DiarioBitcoin, El Salvador hizo historia esta semana tras convertirse en la primera nación en declarar a Bitcoin como moneda de uso legal. Ahora, la principal criptomoneda goza del mismo estatus legal que el dólar en ese país. El presidente Nayib Bukele, quien propuso la ley Bitcoin, ha estado anunciando otros planes para impulsar la adopción de la criptomoneda dentro del país.

JPMorgan, sin embargo, no parece entusiasmado por la iniciativa salvadoreña. Además de no ver beneficios económicos para el país, el banco también comparó el movimiento con la dolarización a principios de los 2000. El dólar estadounidense se convirtió en la moneda oficial de El Salvador hace 20 años.

Al igual que con la dolarización a principios de la década de 2000, este movimiento no parece motivado por preocupaciones de estabilidad, sino que está orientado al crecimiento, detalló JPMorgan en el informe; y agregó que la decisión también pone en peligro sus negociaciones con el Fondo Monetario Internacional:

Hay implicaciones claramente importantes para ese país[…] Pero es difícil ver algún beneficio económico tangible asociado con la adopción de Bitcoin como una segunda forma de licitación, y puede poner en peligro las negociaciones con el FMI. 

El Salvador ha estado solicitando al FMI un préstamo por hasta USD $ 1.400 millones como parte de una línea de crédito propuesta a tres años. El ministro de Hacienda del país, Alejandro Zelaya, había adelantado sobre la solicitud en marzo, pero el FMI no ha respaldado el giro hasta ahora.

JPMorgan no es el único ‘preocupado’

En última instancia, JPMorgan destacó en su último informe que la designación de Bitcoin como moneda legal por parte de El Salvador podría afectar la forma en que esta clase de activos es tratada por economías mucho más grandes.

Cualquier cambio de este tipo en el tratamiento podría decirse que sería una consecuencia involuntaria de las leyes y regulaciones que son significativamente anteriores a las criptomonedas, y comprensiblemente no las anticiparon, pero esos movimientos pueden ser complicados si este es el comienzo de una tendencia más amplia entre naciones más pequeñas situadas de manera similar.

El gigante de Wall Street es el último organismo en comentar sobre la reciente decisión de El Salvador para legalizar Bitcoin. Este viernes, el Banco de Pagos Internacionales (BIS) calificó la acción del gobierno salvadoreño como un “experimento interesante”.

Mientras, un portavoz del FMI ya había expresado ayer que el movimiento “plantea una serie de cuestiones macroeconómicas, financieras y legales que requieren un análisis muy cuidadoso“. Al respecto, Bukele había informado que se reuniría con el FMI para discutir la nueva legislación.


Lecturas recomendadas


Fuentes: U.Today, Cointelegraph, Decrypt, archivo

Versión de Hannah Estefanía Pérez / DiarioBitcoin

Imagen de Unsplash