CBDC 

6 datos relevantes sobre las CBDC

CBDC
Por Angel Di Matteo   @shadowargel

Estos son algunos datos interesantes en torno a las CBDC, monedas digitales respaldadas por los bancos centrales como una alternativa al dinero en efectivo. 

***

La llegada del ecosistema de las monedas digitales trajo grandes cambios en muchos sectores, y aunque muchos pensaban que los gobiernos y las entidades financieras permanecerían como los principales opositores a estas tecnologías, hoy día vemos como les van abriendo paso dentro de sus modelos operativos, aprovechando sus bondades y ajustándolas de acuerdo a sus necesidades.

Una de las iniciativas estatales que está ganando auge entre diversos gobiernos es la creación de versiones digitales de sus respectivas monedas fiat, conocidas por sus siglas en inglés CBDC, las cuales para muchos figuran como el próximo paso tecnológico para la emisión de dinero fiduciario, facilitando la transición del papel moneda a una modalidad completamente digital.

A continuación contamos algunos datos que se saben hasta ahora sobre las CBDC.

1. ¿En qué consiste una CBDC?

De acuerdo con el portal Bit2Me, una CBDC, o Central Bank Digital Currency, básicamente vendría a ser una forma de dinero fiduciario digital que emite el banco central de un país, la cual tiene valor de curso legal en conformidad con las disposiciones jurídicas aplicables dentro de dicha jurisdicción.

Si bien este es un concepto que realmente no es tan nuevo como muchos puedan creer, la idea para la emisión de monedas respaldadas por un banco central volvió a desempolvarse a razón de las propiedades de la tecnología Blockchain, ya es esta resuelve justamente uno de los problemas presentes con las representaciones de valor digital en el marco de la era de la Internet, y es que antes no era posible crear un artículo único que no fuese fácilmente duplicado.

Si bien la idea general sobre las CBDC no contempla necesariamente la emisión de una criptomoneda, con la ayuda de Blockchain se puede tomar este modelo para crear dinero digital, donde cada ejemplar sea único e irrepetible, teniendo un valor y pudiéndose utilizar como unidad de cuenta, mecanismo de ahorro y medio de pago.

2. Coexistirán con el dinero en efectivo, al menos por un tiempo

Si bien de momento no son muchos los países que ya trabajan en la emisión de su propia CBDC, aquellos que están haciendo sus investigaciones o ya cuentan con alguna que esté en circulación en fase de pruebas han manifestado que dicha modalidad de pago coexistirá perfectamente con el uso de dinero en efectivo, y que al menos no está en los planes que estas desplacen a los billetes, al menos en el corto o mediano plazo.

Una de las personas que respalda esta tesis es el director de la Reserva Federal de EE UU (FED), Jerome Powell, quien aseguró a mediados del mes de marzo de 2021 durante una conferencia en la que habló del dólar digital “que las monedas emitidas por los bancos centrales (CBDC) deberían coexistir con el dinero en efectivo”.

Sin embargo, esto último dependerá especialmente de las consideraciones legales de las naciones responsables, aunque lo esperable es que haya un proceso de habituación y transición en caso de que se contemple un reemplazo definitivo con el paso del tiempo.

3. Los países que ya cuentan con una CBDC

Si bien muchos piensan que China es el primer país que ya cuenta con su propia CBDC en fase de pruebas en algunos distritos, lo cierto es que existen otras naciones que ya cuentan con este tipo de activos en circulación.

La que se ha considerado la primera en tener su CBDC es Bahamas, el país caribeño, el cual lanzó su propia CBDC llamada “Sand Dollar” a finales de octubre de 2020. Esta moneda digital guarda total paridad con el dólar bahameño, y ya está disponible para que los 400.000 habitantes de la isla realicen sus operaciones comerciales.

Otro proyecto que algunos han dicho que es una CBDC (ya que cuenta con el respaldo del Banco Central de Venezuela) es el Petro, la controvertida criptomoneda lanzada por el gobierno venezolano cuyo precio estaría vinculado con el valor de un barril de petróleo en los mercados internacionales. Sin embargo, el Petro no es una versión digital del dinero fiat del país: el bolívar soberano, por lo tanto, muchos han dejado claro que no es CBDC. 

De hecho, muchos expertos han enfatizado que el Petro es inconstitucional, dado que en la Constitución de Venezuela solo se establece como unidad monetaria el bolívar. 

Asimismo, pese a los intentos del Ejecutivo de ese país por promover su adopción y habilitar mecanismos para su uso, dicha moneda digital no goza de legitimidad entre los residentes locales, quienes prefieren utilizar otras monedas internacionales como el dólar estadounidense, o en su defecto el bolívar soberano pese a los graves problemas de liquidez.

Investigaciones en curso

Por otra parte tenemos los países que ya están adelantando investigaciones en esta materia, con la intención de explorar la pertinencia y/o utilidad de una CBDC en la actualidad.

Entre estos destacan naciones como Suecia, Japón, Francia, EE UU, Arabia Saudita, Noruega, Brasil, México, Australia, Suiza, Rusia, Canadá y otras tantas.

4. Las CBDC y el anonimato

Desde hace mucho tiempo, una de las grandes preocupaciones para los gobiernos y las agencias de seguridad tiene que ver con los delitos relacionados con lavado de dinero y financiamiento de actos terroristas, por lo que en muchos informes destacan que uno de los principales vehículos para llevar a cabo estas prácticas es el uso de dinero en efectivo, especialmente por el grado de anonimato que aportan a las operaciones financieras.

Frente al uso de una CBDC respaldada por tecnología Blockchain, y ante la posibilidad de que esta funcione sobre una red privada principalmente respaldada por un banco central, muchos críticos y analistas anticipan la posibilidad de que esta se convierta en un mecanismo de control y vigilancia financiera, con el cual monitorear y restringir si fuese el caso las operaciones comerciales que podrían realizar las personas si se asocian con hechos ilícitos.

Ante estas dudas y preocupaciones, el gobierno de China indicó que para su yuan digital habrá cierto grado de anonimato en las operaciones financieras siempre y cuando estas solo contemplen transacciones con pequeñas cantidades. Sin embargo, no descartó que prestará atención al comportamiento financiero de los usuarios a la par que buscará frenar el avance de las criptomonedas independientes entre los residentes.

Por su parte, Powell de la FED también indicó que la privacidad era uno de los aspectos sobre los cuales todavía hacían estudios cuando investigaban sobre la posibilidad de emitir un dólar digital, indicando que era importante garantizar este derecho a los usuarios sin que este mecanismo sirviese para perpetrar delitos financieros.

5. El papel de los bancos frente a las CBDC

Si bien la emisión de dinero digital por parte de un banco central genera ciertas dudas sobre el papel de los bancos estatales y privados, para muchos analistas esto no representa la desaparición de dichas entidades, pero sí contempla importantes cambios a sus modelos operativos.

Al respecto, los analistas destacan el cambio que han venido teniendo las entidades financieras más reputadas, en especial este último año, hacia Bitcoin y otras criptomonedas populares. Para ello, se han abierto sistemas de custodia institucional y se están contemplando otros servicios basados en el uso de monedas digitales.

En el caso de las CBDC, al ser estas monedas respaldadas por los bancos centrales, analistas opinan que dichos activos podrían incorporarse a los modelos operativos de las entidades bancarias, con lo cual ya podrían gestionarse cuentas bancarias, créditos, préstamos, hipotecas, fideicomisos y otros sistemas basados en el uso de una moneda digital.

6. Las CBDC frente a la adopción de otras criptomonedas

Aunque este aspecto aún estaría por verse, muchos analistas y criptoentusiastas consideran que una vez emitida una CBDC, si comienzan irregularidades en torno a su funcionamiento y las personas vean comprometidas su privacidad y sus libertades financieras, muchos podrían migrar hacia el uso de las criptomonedas tradicionales justamente por manejar propiedades más atractivas para los usuarios.

En este sentido, muchas personas asemejan lo que podría ocurrir con una CBDC a lo que pasó con PayPal cuando decidió incorporar pagos con Bitcoin a través de su aplicación.

Por ende, quienes se han expresado más sobre esta posibilidad, la describen de la siguiente forma:

  • En primer lugar, el lanzamiento de una CBDC tendría un impacto mediático que atraería a una mayor cantidad de personas a querer saber más sobre Blockchain y las monedas digitales, justamente por las similitudes que plantearía desde una perspectiva teórica.
  • Posteriormente, las personas comenzarían a encontrarse con ciertas limitaciones e inconvenientes asociados a estas monedas respaldadas por los bancos centrales, lo cual podría tener un impacto negativo sobre la usabilidad de estos productos frente a otras alternativas ya conocidas.
  • Una vez claras las diferencias entre una CBDC y una criptomoneda de las ya conocidas, posiblemente muchas personas con menos experiencia se sientan atraídas hacia estos activos y comiencen a operar con dichas monedas digitales en función de los beneficios que estas ofrezcan según sea el caso.

En todo caso, para comprobar si esta tesis será cierta o no, habría que esperar y ver cómo evolucionan los temas asociados con las CBDC en los próximos meses.


Le invitamos a leer nuestra serie “Mitos y Verdades”, donde abordamos aspectos de interés asociados con ciertos temas:


Artículo de Angel Di Matteo / DiarioBitcoin

Imágenes de Unsplash