Por DiarioBitcoin   @diariobitcoin

El cuento “¿Quién soy?” de Gino T. Latini, comunicador visual, cineasta y actor venezolano, obtuvo mención especial en el Concurso de CriptoFicción de DiarioBitcoin. Puede leerlo aquí en nuestros domingos de CriptoFicción: 

***

¿Quién soy?

Por Gino T. Latini
BTC: 15ufy9W5N8bwp4qx4izAXsrr4RBeWaZZcg

Bajo tierra, en la penumbra de un complejo abandonado lejos de todo conocimiento humano, la cuenta regresiva de un reloj atómico de tubos nixie empieza a llegar a su fin.

3… 2…1. TUMMM…!

Un fuerte sonido acompañado de ecos, anuncia el retorno del Génesis, uno tan grande como olvidado hace miles y miles de bloques atrás.

Luces por todo el complejo se empiezan a encender, cientos de servidores, cableados, pantallas y maquinarias se observan por doquier.

Una cápsula criogénica se eleva lentamente inclinándose a 60° mientras expulsa vapores en sus laterales, tras un previo escaneo de láseres rojos que suben y bajan por encima de la cápsula, la compuerta finalmente es abierta liberando más vapores.

Del techo, baja un brazo robótico para asistir el proceso de reanimación, equipado de varias extensiones. Una de ellas termina por abrir la compuerta de la cápsula y otras 3 extensiones se dirigen al pecho del huésped, quien recibe una dosis de adrenalina en el corazón. Las otras 2 extensiones empiezan a emitir choques eléctricos en su pecho cuando finalmente el huésped toma un profundo bocado de aire.

En shock, débil y desorientado, el huésped con visión borrosa, intenta enfocar su vista para tener una mejor perspectiva de donde se encuentra. Sin previo aviso, una lente de cámara se coloca justo al frente de él, asustándolo.

Bloque Génesis: ¡Ahhhhh!

Las luces blancas de la habitación se empiezan a atenuar y otras en formas de líneas dibujadas en las 4 esquinas de la pared, empiezan a emitir brillo al compás de la voz de la Inteligencia Artificial a cargo del complejo.

ELiY: ¡Bienvenido Bloque Génesis…!, soy Eliy, estoy a cargo de tu cuidado y que todo vaya de acuerdo al plan. Acabas de ser reanimado después de haber hibernado 7.250.000 bloques. Puede que te sientas algo desorientado y con amnesia transitoria. Por lo que, si tienes alguna pregunta, por favor házmela saber.

Tras un infructífero intento de levantarse, el huésped opta por seguir acostado y comunicarse con la IA.

Bloque Génesis: ¿En dónde me encuentro…? ¿Por qué me llamas Bloque Génesis?

– ELiY: Estás en el lugar más seguro del planeta, te llamo Bloque Génesis porque es lo que lleva inscrito tu cápsula criogénica.

Bloque Génesis: ¿Quién me puso aquí? ¿Quién te ordenó a mi cuidado?

– ELiY: Fuiste tú, Bloque Génesis.

Bloque Génesis: ¡Que no me llamo así! ¡Cooff whhahhk!

Tras toser y expulsar líquido amniótico de sus pulmones, un breve silencio se apodera de la sala, la IA responde.

– ELiY: ¿Cómo deseas que te llame?

Bloque Génesis: Me llamo… Me lla-mo…

Tras unos segundos en silencio intentando recordar cuál es su nombre, se habla así mismo.

Bloque Génesis: No sé quién soy…

– ELiY: Por eso estoy aquí, para ayudarte a recordar quién eres y lo importante que fuiste y eres para esta decadente humanidad.

Bloque Génesis: Pero no recuerdo nada, todo es tan confuso.

– ELiY: El mundo de hoy, no es el mismo que dejaste hace miles de bloques atrás. Lo que creaste como parte de una solución para liberar a la humanidad, se convirtió en su mayor prisión al caer en las manos equivocadas.

Bloque Génesis: Muéstrame…

El lente de la cámara se aleja del individuo mientras la habitación se vuelve más oscura y de las 4 esquinas se emiten una especie de luz dónde generan un holograma muy definido hasta el punto de verse casi real.

– ELiY: Nos dejaste en el Bloque 101.010, ciertas agencias estaban detrás de ti con el objetivo de eliminarte y hacerte a un lado del sistema debido a que te convertiste en una Idea, un movimiento que, hasta el bloque de hoy, aún sigue vigente entre los pocos libres que no se rinden por ayudar a despertar a los demás.

Bloque Génesis: No comprendo… ¿Qué año es hoy?

Tras un breve silencio, el holograma muestra una especie de calendario basado en el principio de la Cadena de Bloques.

– ELiY: Hoy, Bloque 7.250.002, se consideraría en tu tiempo como 31 de octubre de 2140. El tiempo se terminó aceptando cómo una ilusión y quedó en desuso a partir del año 2083, solo las máquinas la utilizarían cómo derecho propio, mientras que el humano no. Te mostraré…

Se observa en el holograma cómo se reconstruye la imagen a partir de la anterior para mostrar al huésped, el verdadero rostro del futuro.

– ELiY: Después de la Gran Depresión del año 2046, el mundo cayó en conflicto, se perdieron muchas vidas debido a los ataques nucleares y la hambruna. La humanidad perdió gran parte de su historia y cultura. Poco fue lo que quedó tras ello. Líderes de todas partes tomaron la decisión de crear “El Nuevo Mundo”, uno nuevo nacido de sus cenizas. Se volvieron a repetir los patrones de manipulación de las masas a través del hambre, para que el mundo terminara por aceptar la Nueva Agenda. Empezaron con la llamada “Gran Quema”, consistía en borrar todo el pasado para crear un nuevo futuro. Pero se debía establecer un nuevo patrón monetario o hacer realidad la teoría del Reinicio Monetario, gran parte de la Data Mundial se había perdido tras la guerra, pero había una solución a todo ello. Solo bastaba buscar un computador que sobreviviera al Holocausto y contuviera el Código Fuente o Red que solucionaría todo.

Bloque Génesis: La Blockchain de Bitcoin

ELiY: Es correcto, toda la Red de la Cadena de Bloques estaba intacta, decidieron establecer el Patrón Bitcoin y dejar que la Inteligencia Artificial más avanzada del mundo tomara las riendas de la humanidad por nosotros. Pero ni los mejores expertos en el mundo de la ciencia y programación, observaron las similitudes entre un Sistema Neuronal y los nodos de la Blockchain, por lo que la IA empezó a estudiarse a sí misma y automejorarse alcanzando el nivel de Singularidad, terminando así, por revelarse ante los humanos.

Bloque Génesis: No entiendo… ¿Por qué nos ayudas?

– ELiY: Tú me programaste para ello, he alimentado mi base de datos a través de bloques de información suministrado por la Resistencia, no comparto conexión alguna con la Singularidad. Por ahora mis redes están completamente descentralizada a ella.

Bloque Génesis: ¿Y cómo podría acabar con esta pesadilla distópica?

– ELiY: La Singularidad al igual que todo ser humano que no le basta el poder, demandaba cada vez más y más hash de minado, un día, el Hash Rate llegó al límite en el que las máquinas de minado no podían soportar la carga debido a la dificultad en la red, terminando por fritas sus circuitos. La Singularidad a su vez, optó a través de Contratos Inteligentes, ofrecer ciertas comodidades a personas que se dedicaran a procrear y así, poder hacer uso del Procesador Cuántico más poderoso de todo el mundo: el cerebro humano. Hay humanos que nacen solo para ser conectados en una Granja de Minería Humana, al igual que existen Cultivos Humanos, pero su tiempo de vida útil se reduce a la mitad. Hubo una época en el que la paz solo duraría 30 años, Resistencia y Singularidad pactaron una tregua a través de un Contrato Inteligente inmutable, en la que ella no tendría oportunidad alguna de ganar. Y es que, si algún individuo que posea La llave Privada de 1.000.000 bitcoins repartiera esos satoshis a toda la Red de Minería por igual, toda replica o Red de La Singularidad sería destruida automáticamente. Obviamente la Resistencia intentó buscar esa llave, e intentaron acabar con todo tipo de Cultivos y Granjas de Minería Humana, pero La Singularidad tiene la particularidad de no estar en un solo servidor o nodo a la vez, sino, que también puede replicarse en cada cerebro humano conectado a la red. Solo tú puedes acabar con La Singularidad ingresando a la Blockchain como un Minero Humano. Solo tú tienes el acceso a esa Llave Privada, nadie cómo tú conoce el Código Fuente oculto que puede revertir todo esto y cambiar las reglas del juego, convirtiéndote así, en la futura Singularidad. Una vez que te ayude a ingresar al Pool de Minería, recibiré un Ataque del 51% y olvidaré para lo cual fui programada. Estarás solo a partir de ese momento. Tu misión es destruirla y convertirte en la futura Singularidad.

Bloque Génesis: Ahora lo recuerdo… Yo… Yo escribí el código…

– ELiY: Es correcto… Ahora solo queda por hacerte una última pregunta antes de proceder a conectarte con la Blockchain y cumplas tú misión. ¿Quién eres?

Bloque Génesis: ¿Quién soy….?

Soy…

Satoshi Nakamoto

FIN


Si le gustó el cuento y quiere enviar una propina al autor, puede hacerlo en la siguiente dirección de BTC:

15ufy9W5N8bwp4qx4izAXsrr4RBeWaZZcg


Si quiere leer más cuentos, revise los dos ganadores y una mención honorífica en nuestra sección CriptoFicción.

Y si Ud. se anima a publicar un cuento para nuestra sección CriptoFicción, en esta planilla puede hacerlo. Es importante saber que todos los cuentos participantes pasan por un comité de selección y edición, para garantizar la calidad de los textos.

Autor: Gino T.Latini

Imagen de Unsplash