Por Hannah Pérez  

El líder de Ethereum ha quemado cerca del 41% del suministro circulante de Shiba Inu. Buterin pidió a otros proyectos que en el fututo no le envíen tokens sin su consentimiento.

***

El fundador de Ethereum (ETH), Vitalik Buterin, pasó su fin de semana quemando tokens de perritos.

Después de enviar USD $1 mil millones en la moneda imitadora de Dogecoin, Shiba Inu (SHIB), a un fondo de ayuda de COVID-19 en la India la semana pasada, Buterin decidió este domingo quemar el 41% del suministro circulante del token.

Fuente: Etherscan

De acuerdo con datos de Etherscan, una dirección asociada con Buterin quemó un total de 410.241 millones de tokens SHIB el pasado 16 de mayo. En una declaración incluida en una segunda transacción el domingo, el fundador de Ethereum explicó por qué había decidido quemar USD$ 6,7 mil millones en SHIB, que corresponden al 90% de los tokens restantes en su poder.

He decidido quemar el 90% de los tokens shiba restantes en mi cartera. El 10% restante se enviará a una organización benéfica (aún no decidida) con valores similares a los de cryptorelief (evitar la pérdida de vidas a gran escala) pero con una orientación más a largo plazo. Covid es un gran problema ahora, pero también es importante pensar en el futuro a largo plazo.

Cabe destacar que el acto de “quemar” hace referencia a la destrucción o eliminación de tokens. En este caso, Buterin envió los tokens a una dirección inutilizable, sacándolos definitivamente de circulación.

Recapitulando: Buterin y los Shiba Inu

Como reseñamos anteriormente, el equipo del proyecto Shiba Inu -un token ERC-20 que se autodenomina el “asesino de Dogecoin“- había enviado el 50% del suministro total de la moneda a una dirección de Buterin. En su documento técnico el equipo había explicado que este movimiento era una forma de sacar de circulación la mitad de los tokens, una estrategia para disminuir la oferta e impulsar el precio de SHIB.

Inicialmente, la estrategia pareció funcionar tal como lo esperado. El token imitador de Dogecoin, caracterizado por la imagen meme de un perrito de raza Shiba Inu, experimentó un aumento meteórico la primera semana de mayo, subiendo más de 1.200% en un lapso de 7 días.

Dicha subida estuvo acompañada de un interés masivo por parte de los comerciantes después de que el token fuera listado en Binance. La euforia provocó el aumento de tarifas de transacción a un máximo histórico de USD $70 (promedio) y una importante congestión en la red de Ethereum.

En medio de estos eventos, un movimiento de Buterin causó gran controversia en la comunidad. El pasado 12 de mayo, como informamos en DiarioBitcoin, el fundador optó por cambiar parte de sus tokens SHIB y donar otro tanto a la caridad.

Él envió USD $1 mil millones de Shiba Inu a India Covid-Crypto Relief Fund, vendió USD$ 4 millones en SHIB a través de Uniswap y también utilizó sus fondos en otras monedas memes para donar generosas cantidades a diversos proyectos. El precio del token se desplomó poco después de la donación masiva, cayendo más de un 50%.

Líder de Ethereum explica sus acciones

Una semana después, el líder detrás de la segunda mayor criptomoneda del mundo continúa emprendiendo acciones con sus reservas de criptomonedas de perrito. Aunque en esta oportunidad, Buterin ha decidido dejar un mensaje para aclarar su decisión.

Mantener simplemente las monedas restantes en el monedero para siempre nunca fue una opción, explicó, argumentando que, por motivos de seguridad, los fondos de SHIB habrían tenido que transladarse a otra dirección en algún momento.

Añadió que cualquier movimiento que hiciera con los tokens también podría haber generado especulaciones innecesarias. “Cualquier transacción que hiciera sería interpretada como una acción. Así que… mejor hacer lo útil inmediatamente“.

A diferencia de lo que se había especulado, él no hizo referencia a las implicaciones que el auge del token estaba teniendo dentro de la red Ethereum. Tampoco hizo comentarios negativos en torno al proyecto. En cambio, Buterin hizo énfasis en la “generosidad” de las “comunidades de tokens de perros“.

De hecho, me ha impresionado cómo las comunidades de tokens de perros han tratado las recientes donaciones. Mucha gente de los perros ha mostrado su generosidad y su voluntad de no centrarse sólo en sus propios beneficios, sino también de interesarse por mejorar el mundo en su conjunto. Apoyo a todos los que lo hacen con seriedad.

No obstante, él aprovechó el espacio para instar a la comunidad de abstenerse a enviarle futuros tokens sin su consentimiento previo. “¡Pero para cualquiera que emita monedas en el futuro, POR FAVOR NO ME DEN MONEDAS O PODER EN SU PROYECTO SIN MI CONSENTIMIENTO!“.

Buterin agregó que no quería ser un centro de poder de ese tipo y recomendó a los proyectos emisores de tokens a enviar parte del suministro directamente a organizaciones benéficas “(aunque hablen con ellos primero)“.

Precio de Shiba Inu cae 7%

Poco después de que se hiciera pública la noticia de las acciones de Buterin, el precio de Shiba Inu cayó cerca de un 7% en medio de un mercado bajista generalizado. Los precios de las principales criptomonedas registran pérdidas significativas este lunes después de una serie de tweets de Elon Musk que han provocado sentimientos pesimistas en el mercado.

Para el momento de redacción, el precio de SHIB ronda los USD $0,00001601, una cifra muy por debajo del máximo histórico de USD $0,000036 registrado por el token el pasado 10 de mayo.

Sin embargo, cabe señalar que las recientes acciones de Buterin no han sido vistas del todo negativas por parte de la comunidad de Shiba Inu, ya que la quema masiva provoca la reducción del suministro total de tokens y disminuye la oferta disponible en el mercado. Algunos defensores del proyecto han destacado que este movimiento favorece la demanda y aumento de precio del token.


Lecturas recomendadas


Fuentes: Etherscan, Decrypt, Cointelegraph, archivo

Versión de Hannah Estefanía Pérez / DiarioBitcoin

Imagen de Nicole León / @nicole_draw en Instagram. Imagen bajo Creative Commons CC-BY https://nicoleleon.design