Por Hannah Pérez  

El banco teme que las monedas digitales de bancos centrales (CBDC) puedan poner en riesgo las operaciones de los bancos comerciales tradicionales.

***

JPMorgan Chase & Co., el gigante banco de inversiones estadounidense, advirtió este viernes sobre los riesgos de que se implementen las monedas digitales de bancos centrales, o CBDC, de forma precipitada.

En una nota citada por Bloomberg, el estratega de JPMorgan, Josh Younger, escribió sobre la creación de CBDC para abordar la desigualdad económica a través de nuevos canales de préstamos y pagos al por menor. Sin embargo, observó que este sistema debe diseñarse de forma que no socave el sistema financiero actual.

De implementarse de forma apresurada, las CBDC “canibalizar” los sistemas financieros comerciales de los países, advirtió Younger recogiendo la postura del banco. Explicó que el riesgo radica en que los clientes bancarios muevan fondos de cuentas corrientes a una cuenta de CBDC, lo que podría conducir al éxodo de hasta un 30% de la base de financiamiento de los bancos comerciales. 

CBDC, pero sin perturbar el sistema financiero

Con frecuencia se ha destacado la “inclusión financiera” como un beneficio potencial de las CBDC.

Lael Brainard, gobernadora de la Reserva Federal, citó este argumento en mayo como uno de los principales impulsos para que el banco central de Estados Unidos considerara su propia moneda digital. También agregó, reseñó Bloomberg, que los bancos federales de Atlanta y Cleveland están llevando a cabo proyectos de investigación por separado sobre la CBDC y la inclusión financiera.

Para que las CBDC puedan funcionar sin perturbar a los bancos comerciales, y que puedan continuar ofreciendo préstamos y servicios hipotecarios, Younger sugiere que se tendrían que establecer “límites relativamente duros en las tenencias para reducir la utilidad de una CBDC minorista como reserva de valor”

El estratega propuso un límite de USD $2.500 para las cuentas de CBDC, ya que considera que esa cifra satisfaría las necesidades de los hogares de bajos ingresos sin ningún impacto importante en el sistema bancario. Comentó que la mayoría de los hogares estadounidenses tienen menos de USD $1.000 en sus cuentas corrientes por lo que un límite de 2.500 dólares era una apuesta segura.

De esta forma “es posible tener más inclusión financiera sin afectar significativamente a la estructura del sistema monetario“, afirmó Younger y agregó:

Si hasta el último de esos depositantes tuviera sólo CBDC al por menor, no tendría un impacto material en la financiación bancaria.

JPMorgan teme que CBDC puede socavar a los bancos

La idea de un escenario de conflicto hipotético entre los bancos comerciales y los bancos centrales por el tema de los depósitos de los consumidores ya se ha planteado como un riesgo del desarrollo de las CBDC, como destacó CoinDesk. Si los consumidores depositaran todos sus fondos en una cuenta con el banco central, obstaculizaría la capacidad de los bancos comerciales para ofrecer préstamos e hipotecas, lo que repercutiría en la economía en general.

En medio de las recientes preocupaciones de que la implementación de una CBDC pueda irrumpir con el funcionamiento de los bancos comerciales, JPMorgan y otras gigantes de inversiones se han estado abriendo al espacio de las monedas digitales.

En julio, JPMorgan dio por primera vez luz verde a sus asesores para ejecutar operaciones de criptomonedas solicitadas por los clientes. Hace dos semanas, el banco abrió las puertas para que clientes minoristas también puedan acceder a fondos cripto. Luego, esta semana, JPMorgan comenzó a ofrecer a sus clientes de Banca Privada un fondo interno de Bitcoin por primera vez.

Este año, otros titanes de Wall Street, como Morgan Stanley, Goldman Sachs y Bank of America, también han llevado a cabo diversos esfuerzos para abrirse al mercado de las criptomonedas.


Lecturas recomendadas


Fuentes: Bloomberg, Coindesk, archivo

Versión de Hannah Estefanía Pérez / DiarioBitcoin

Imagen de Unsplash