Por Hannah Pérez  

No existe un precio global o estándar para Bitcoin, pero entonces ¿cómo pueden Google y otros índices marcar un valor específico en un momento determinado?

***

Un kilo de aguacate no cuesta lo mismo en todos los mercados. Tampoco un par de zapatos Nike valen lo mismo en todas las tiendas. No todos los productos de una misma marca o rubro se marcan con el mismo precio.

Bitcoin y las criptomonedas no son muy diferentes. Si bien al ser monedas digitales su valor no depende de circunstancias como la temporada de cosecha o la distribución de su materia prima, su costo de cotización igualmente puede variar entre las plataformas de intercambio, con otros factores a considerar.

Una rápida búsqueda en Google indica que el precio de un Bitcoin el 27 de marzo de 2021 a las 7:00 am de Nueva York es de USD $54.342. Pero si hacemos esta misma exploración entre diferentes portales de índices de precio, el resultado será variado. Encontraremos el mismo efecto si buscamos en diferentes plataformas de intercambio.

Similar a como ocurre con las tasas de cambio de un activo, como una moneda extranjera o el oro, que pueden cambiar entre casas de cambio: un Bitcoin no cuesta lo mismo en todos los exchanges. Tampoco se establece el mismo precio para su compra o venta, con frecuencia los precios para adquirir un activo son más altos que para venderlos.

El precio de Bitcoin no solo cambia entre plataformas comerciales, también puede variar entre ciudades y países. ¿Por qué ocurre esta variación y qué factores la determinan?

¿Cómo sabe Google el precio de Bitcoin?

Lo que Google proporciona a la hora de ofrecernos el precio de un activo es información basada en fondos de inversión, índices y otros datos financieros a los que el buscador está conectado. Para el caso específico del precio de Bitcoin y otras monedas digitales, Google recibe su información de la API del intercambio Coinbase, y de hecho advierte que puede tener hasta 3 minutos de retraso en sus datos.

Existen múltiples herramientas de mercado que ofrecen los valores de cotización de las principales monedas digitales, así como datos de su volumen comercial y su cotización de mercado. Algunos de los más populares son CoinMarketCap y CoinGecko, considerados por la comunidad como las fuentes más confiables en cuanto a información de mercado criptográfico.

Si ud tiene algún tiempo en este ecosistema, habrá notado que los medios de noticias con frecuencia informan el precio de una criptomoneda citando a alguno de estos portales, aunque existen muchos otros. De hecho DiarioBitcoin tiene su propio índice de precios de mercado cripto: CriptoMercados.

Estos sitios web se encargan de rastrear y hacer seguimiento a los precios de activos digitales en el mercado para ofrecer un índice de información actualizada y precisa. ¿Cómo lo hacen?

Los índices como CoinMarketCap rastrean los precios de comercio en múltiples plataformas exchanges y los promedian para ofrecer un valor aproximado. Pero no todos los índices obtienen su información de los mismos intercambios y es por eso que también entre los proveedores de precios podemos encontrar disparidades.

Por ejemplo, si buscamos cuál fue el precio máximo al que se cotizó Bitcoin el pasado 13 de marzo, enfrentaremos cifras diferentes para cada índice. Según CoinGecko, la criptomoneda alcanzó los USD $61.315, pero de acuerdo con CoinMarketCap, el precio máximo fue USD $61.176. De hecho, según datos de mercado de Coindesk, Bitcoin nunca alcanzó los 61.000 dólares, su tope fue USD $60.743, para esa misma fecha.

La fuente de información: los mercados

Si los índices no pueden asegurarnos precios de mercado precisos, dirijámonos entonces a la fuente última de estos rastreadores: los exchanges.

Al recorrer los principales intercambios de criptomonedas, nos encontraremos nuevamente ante un escenario de falta de unicidad de precio. Con suerte, similar a los índices, las diferencias serán modestas entre una y otra plataforma. No obstante, en el intercambio Coinbase, Bitcoin se comerciará a un precio diferente al de la plataforma Binance, y a su vez distinta a la de Gemini.

La razón principal de que esto ocurra es que Bitcoin no tiene un precio estándar o global. No está controlado por ningún país ni ninguna entidad central, y tampoco está vinculado a ningún activo como el oro o una moneda fiduciaria.

Al igual que ocurre con muchos productos, el valor de Bitcoin está determinado por factores propios del mercado, como su oferta y demanda. Y lo mismo ocurre con muchas otras criptomonedas. Como resultado, su precio es fluctuante, volátil e imposible de predecir con exactitud. Un viaje en el tiempo nos puede ayudar a ilustrar esta idea.

Cuando Bitcoin se lanzó por primera vez en 2009, prácticamente no valía nada, con suerte algunos centavos de dólar. No había un mercado real y muchos bitcoins se regalaban en juegos y otras páginas de Internet.

Si alguien quería comprarlo, tenía que encontrarse de forma presencial con otra persona interesada en comerciar la criptomoneda. En ese caso, acordaban un precio según la oferta y demanda, y según sus propios intereses.

Su precio empezó a desarrollarse una vez que aparecieron los primeros portales para el comercio online de Bitcoin. Uno de los primeros exchanges conocidos fue Mt. Gox, que surgió en 2013. De hecho, como ud. puede comprobar, la mayoría de los índices de criptomonedas que hemos mencionado registra el precio de Bitcoin a partir de ese año.

btc-coinmarketcap
Datos más antiguos de precio de Bitcoin en CoinMarketCap son de mayo 2013, cuando la criptomoneda se cotizaba en menos de USD $100.

Aleteo de ballenas

Entonces, si los exchanges establecen los precios, cabría preguntar qué criterios siguen a la hora de hacerlo. En pocas palabras, los intercambios reunen a las personas interesadas en comprar y vender criptomonedas. Si hay más personas comprando, habrá en consecuencia una mayor demanda de Bitcoin, posiblemente también menos liquidez. Al contrario: a más personas vendiendo, mayor oferta y menos demanda.

El volumen de comercio en cada intercambio también dependerá de su capacidad. Un exchange más grande posiblemente podrá ofrecer una mejor tasa de cambio que uno más pequeño. Básicamente estos principios de oferta, demanda y liquidez son los que determinan las diferencias de precio.

En consecuencia, no hay una fuente última de información para conocer el precio de Bitcoin. No obstante, a medida que las herramientas de rastreo se han ido perfeccionando, podemos conocer una aproximación muy cercana al valor de comercio manejado por los principales exchanges del mundo.

Vale acotar que el mercado de Bitcoin puede verse afectado por múltiples factores, siendo uno de ellos la cantidad de monedas que se puedan negociar en un momento determinado. En comparación con otros mercados, por ejemplo: los de monedas fiduciarias como el euro o el dólar, el mercado de Bitcoin es relativamente pequeño. Por lo tanto, las grandes operaciones de una sola persona pueden tener improtantes repercusiones en el mercado.

A estas ‘entidades’ capaces de manipular el mercado, por mantener y comerciar grandes sumas de una criptomonedas, se les conoce como ballenas. Piense en el impacto que puede tener el aleteo de un pez pequeño en comparación al de un gran cetáceo. Un informe reciente de Bank of America aseguró que sólo se requiere un mínimo de USD $93 millones para variar en 1% el precio de Bitcoin. Esta cifra es realmente pequeña, considerando que para provocar el mismo resultado en el mercado del oro se requerirían más de USD $ 1.860 millones.

A estos factores se le suman la existencia un número limitado de bitcoins. Bitcoin tiene un suministro limitado de 21 millones de monedas las cuales se generan a un ritmo constante y predecible (cada 10 minutos aproximadamente). Otros eventos también pueden afectar negativa o positivamente el mercado.

Por ejemplo, si el gobierno de un país que resguarda una importante comunidad de usuarios de las criptomonedas decide prohibir Bitcoin, esto puede impactar negativamente en su precio.

¿Por qué el precio de Bitcoin es volátil?

Por otro lado, si una empresa respetada y con mucho capital decide invertir en la moneda digital, esto puede, en cambio, producir un efecto positivo. La razón principal es que se fortalece el sentimiento de confianza en torno a la inversión de ese activo. Lo mismo ocurre en otros mercados.

Prohibiciones recientes impuestas por el Banco Central de Nigeria provocaron que Bitcoin se cotizara por una cifra promedio de USD $80.000 la unidad (al menos un 53% por encima del precio global, en ese momento). Contrario a los resultados esperados por el gobierno nacional, la medida motivó un aumento en las operaciones de comercio de Bitcoin a nivel local, llevando el precio de la moneda a un a nivel nunca antes visto en los mercados globales.

Precio Bitcoin Nigeria BitcoinPriceMap
Precio para la comercialización de Bitcoin en Nigeria en febrero 2021. La herrameinta BitcoinPriceMap, (actualmente fuera de línea) muestra un mapa actualizado de los precios de Bitcoin alrededor del mundo.

No obstante, estas disparidades de precio en los mercados de criptomonedas a nivel global no son del todo desafortunadas. Algunos traders se dedican precisamente a hacer arbitraje, una práctica que consiste precisamente en sacar provecho de las diferencias de precio entre los mercados. Aunque puede ser muy provechosa, también puede ser altamente riesgosa para quienes no tienen el conocimiento.

En fin, contrario a lo que dicen algunos mitos urbanos sobre Bitcoin, el valor de las criptomonedas no responde a la decisión arbitraria de algunas entididades. Por el contrario, su valor está determinado por factores con los cuales ya estamos familiarizados: oferta y demanda, confiabilidad y liquidez. Todo estas aristas también juegan un papel a la hora de determinar el valor de las monedas fiat.

Los factores que determinan el precio de las criptomonedas no son, así, algo fuera de lo ordinario. La diferencia, quizá, radica en la volatilidad que se ve en los mercados criptos y que está ausente de la mayoría de mercados tradicionales.

Sin embargo, como ya se mencionó, esta volatilidad responde al impacto directo e inmediato de movimientos, políticos y/o económicos, que afectan en tiempo real al mercado criptográfico. A estos factores se le suman las grandes transacciones, que tienen un impacto directo en un mercado que no está controlado por ninguna entidad central.

Algunos analistas han expresado que el mercado de Bitcoin está atravesando un proceso de maduración que eventualmente lo llevará a convertirse en un activo menos volátil. Así como la aparición de un mercado real para Bitcoin marcó el inicio de su valor como activo, se espera que a medida que continúe creciendo el mercado, el precio de Bitcoin encuentre un suelo más firme, alcanzando nuevos máximos y reduciendo su volatilidad.


Lecturas recomendadas


Artículo de Hannah Estefanía Pérez / DiarioBitcoin

Imagen de Unsplash