Por Hannah Pérez  

Para los analistas de Bank of America, no existen buenas razones para tener Bitcoin: no es una cobertura contra la inflación, no es un método de pago práctico y tampoco un mecanismo de inversión viable.


Los gigantes de Wall Street se enfrentan constantemente a ‘posiciones encontradas’ a la hora de hablar de monedas digitales. Mientras Morgan Stanley se convirte en el primer gran banco de EE UU en ofrecer acceso a Bitcoin, hoy, otro importante banco del país asume una postura muy opuesta.

Bank of America (BoA), el segundo banco más grande de los EE UU, emitió una carta a sus clientes en donde critica fuertemente a Bitcoin. Citado por diversos medios de noticias, el informe del banco titulado “Los pequeños secretos sucios de Bitcoin“, elabora sobre por qué no existen buenas razones para tener bitcoins.

El jefe global de commodities de Bank of America, Francisco Blanch, citado por diversos medios como el autor del informe, analizó la principal criptomoneda bajo diferentes criterios. Contrario a lo que otros analistas han expresado, para el experto del banco, la principal criptomoneda no ofrece una alternativa de cobertura contra la inflación.

El argumento de los analistas parte del hecho de que el suministro de Bitcoin es limitado, a diferencia del de las monedas fiduciarias. Añadió, además, que el activo es aún demasiado volátil y que las materias primas e incluso las acciones proporcionan una mejor correlación con la inflación.

Bitcoin también se ha correlacionado con los activos de riesgo, no está vinculado a la inflación y sigue siendo excepcionalmente volátil, lo que lo hace poco práctico como depósito de riqueza o mecanismo de pagos.

Bitcoin es “volatil y fácilmente manipulable”

El analista del banco estadounidense continuó desarrollando esta idea, argumentando que el aumento en el precio de Bitcoin es principalmente motivado por la oferta y la demanda y no por su suministro limitado.

Blanch explicó que debido a que la oferta es fija, la demanda fluctuante es lo único que impulsa el precio. Señaló en este sentido que la criptomoneda era altamente manipulable, porque una pequeña entrada de dinero podía fácilmente motivar su crecimiento de precios.

Los retornos de Bitcoin son sensibles al aumento de la demanda de dólares. Una entrada neta en Bitcoin de USD $93 millones puede resultar en un aumento del precio del 1%“. El estratega añadió que para conseguir el mismo resultado con el oro, se requerirían más de USD $ 1.860 millones. 

El principal argumento de la cartera para mantener Bitcoin no es la diversificación, los rendimientos estables o la protección contra la inflación, sino una mera apreciación del precio, un factor que depende de que la demanda de Bitcoin supere a la oferta.

Para Bank of America, la razón de esto probablemente se deba a la concentración de Bitcoin. Blanch sostuvo un argumento contrario al defendido por los entusiastas de Bitcoin con respecto a su descentralización.

Según reseñó Decrypt citando la nota, más del 95% del total de monedas extraídas está controlado por el 2,4% de las direcciones con la mayor cantidad de fondos. De acuerdo con el analista, dicha propiedad está creando un problema social para los nuevos inversores, además hace que dicho instrumento “no sea práctico como mecanismo de pago o incluso como vehículo de inversión“.

En este aspecto, la institución bancaria comparó la capacidad limitada de 1.400 transacciones por hora de Bitcoin, con los 236 millones de transacciones que procesa Visa.

Bank of America criticó la minería de Bitcoin

Las reflexiones del gigante bancario no se detuvieron en las propiedades financieras de Bitcoin. Bank of America (BoA) también expresó su preocupación por el enorme consumo de energía requerido para la minería de la criptomoneda. 

En el informe, señalaron que la minería de Bitcoin requiere una gran cantidad de consumo de energía, equiparable al uso de electricidad anual de países como Grecia. “Una nueva entrada de mil millones de dólares en Bitcoin puede hacer que el CO2 aumente en el equivalente a 1,2 millones de automóviles ICE“, comentó BoA.

Recientemente, Bill Gates también manifestó su preocupación en torno a las repercusiones ambientales que tienen las operaciones de Bitcoin a gran escala. Si bien el informe acierta en el alto consumo enérgico de Bitcoin y su preocupante impacto ambiental, los analistas no parecieron tomar en cuenta los estudios que sugieren que las operaciones de minería son principalmente impulsadas por fuentes de energía renovables.

El poder de hash hoy en día se encuentra principalmente en Xinjiang a carbón, un vínculo entre los precios, la demanda de energía y el CO2 significa que Bitcoin está vinculado al carbón chino“.

Los comentarios de Bank of America se producen tan solo un día después de que Morgan Stanley -otro gigante de Wall Street- anunciara un nuevo esfuerzo para ingresar en el espacio cripto. Los principales bancos de Estados Unidos habían expresado opiniones similares en torno a Bitcoin, sin embargo, JPMorgan y Morgan Stanley han cambiado su tono en los últimos meses e incluso están desarrollando productos de criptomonedas para sus clientes.


Lecturas recomendadas


Fuentes: Decrypt, The Street, Street Insider,

Versión de Hannah Estefanía Pérez / DiarioBitcoin

Imagen de Unsplash