Por Arnaldo Ochoa   @arnaldochoa


DiarioBitcoin entrevistó a Jonathan Kohn, presidente de Cointigo, quien dijo que su proyecto busca proveer acceso financiero a gente no bancarizada en América Latina.

***

CoinTigo es un proyecto de billetera de criptomonedas capaz de enviar y recibir fondos vía SMS, cuyas nuevas funcionalidades DeFi (Finanzas Descentralizadas) están siendo probadas en este momento, mayoritariamente por usuarios de Colombia, Venezuela y Estados Unidos. En Venezuela, según reportó DiarioBitcoin en marzo, se ha visto la experiencia de la billetera SMS de Dash Text, el primer programa benéfico distribuido vía SMS.

Jonathan Kohn, uno de los fundadores del proyecto y presidente de CoinTigo fue entrevistado por DiarioBitcoin acerca del proyecto y cómo ayuda Cointigo al público latino, en especial a colombianos y venezolanos, entre otros temas.

Kohn es oriundo de Caracas y vive en EE.UU. desde hace 10 años. Allá estudió a nivel formal el tema petrolero, área en la que se desempeñó hasta que un día presenció la venta de intereses de un pozo petrolero en Bitcoin, y desde ahí se interesó en las criptomonedas.

Jonathan Kohn cuenta cómo nace el proyecto CoinTigo.  “Un proyecto fallido con un socio dio origen a otro llamado Criptoconserje, un programa formativo y de difusión para Latinoamérica cuyo objetivo principal es el de lograr un 50% de criptoadopción entre comerciantes en la ciudad de Cúcuta, a la vez que busca brindar ayuda humanitaria a ciudadanos refugiados en la mencionada ciudad, sobre todo de nacionalidad venezolana”.

Explica que posteriormente se dieron “de la problemática a nivel de conexión a Internet, sumamente necesaria para que las criptomonedas funcionen. Es ahí cuando nace CoinTigo, un sistema diseñado para ofrecer a las personas manejar criptomonedas sin necesidad de Internet a nivel de mensajería de texto”.

Proyectos hermanos

Kohn cuenta que CoinTigo nació de la mano de Guillermo Graña, socio fundador conjuntamente con varios miembros de su equipo de desarrollo. Cuando empezaron, contactaron a Cointext, (una empresa similar a CoinTigo pero con cierto recorrido ya), para una potencial alianza. Sin embargo, cuando les pidieron formalizar la unión, dijeron que no. Entonces fue el inicio de este proyecto hermano en abril de 2017, mes en el que empezaron a desarrollar su propio sistema, un punto de venta que constituyó su primer desarrollo. En ese momento fue cuando se unieron otros desarrolladores y pudieron sacar adelante unos fondos de varios proyectos.

Luego vino el desarrollador Mr. Who, quien forma parte del equipo de Graña, y se comunica con Kohn vía Twitter. Empezaron a hablar del proyecto CriptoConserje, y “fue cuando ellos nos ofrecieron sus servicios para desarrollar código y ayudar a construir una prueba de sabiduría, para poder fundar billeteras de papel vía servicio de forma fácil. Ahora podríamos nosotros ofrecer billeteras SMS o de papel y fundarlas después de que la gente las subía al website, respondía unas tres preguntas muy básicas que venían de la clase que nosotros damos en CriptoConserje, y al responder las preguntas correctamente se fundaban las billeteras con una donación monetaria”.

Lo que están haciendo ahora“, agrega Kohn, “es, no solamente comprobando que la gente entiende el tema, sino también logrando que reciban un pago por su participación, a diferencia de una limosna propiamente dicha”.

Sorteando obstáculos

“Después de haber tenido varias encuestas donde pudimos enseñarle a la gente a usar el sistema y hasta trabajamos con abuelitas en la calle, de verdad vimos que era fácil usar el sistema. Yo me pegué un poco más al equipo de desarrollo para ayudarles a sacar adelante más productos que tenían sentido”, dijo Kohn. Añade:

Empezamos a ver que nos teníamos que preocupar del lado regulatorio y a raíz de ello sacaron una funcionalidad del sistema que consiste en tener múltiples puntos de comunicación. O sea, que el mismo sistema puede ser accedido, no solamente por SMS sino también por Twitter o cualquier método de comunicación que montemos.

Para Kohn, ese es el avance tecnológico “secreto” de CoinTigo, cuyo objetivo se convirtió en ese momento en ser, en pocas palabras, una especie de neobanco de la gente que no tiene acceso al mundo financiero, ayudándoles de verdad y directamente. Entonces, se trata de ofrecer el acceso financiero, universal, por vía del método tecnológico.

Sobre cómo le ayudó el mundo cripto a mejorar sus finanzas, Kohn expresa:

He aprendido mucho de teoría económica, específicamente la escuela austríaca, y mi carrera profesional se ha basado en producción de petróleo, por lo que siempre he entendido muy bien la analogía que tiene el petróleo con el Bitcoin, algo que es minado y que es escaso. Es de esa manera realmente como he estado involucrado con cripto.

Responsabilidad financiera

Debido a que estuvo tan temprano en el sistema, ha tenido la “buena o mala” experiencia de haber perdido o gastado muchas monedas en cosas poco productivas. Afirma Kohn que ha tenido que adquirir responsabilidad financiera, y en realidad, invertir de una manera mucho más cuidadosa y consciente, buscando saber bien lo que hace con sus inversiones.

Además, dice:

He entendido mucho las dificultades de ser tu propio banco. No es fácil, pero es importante y hay mucho que aprender para poder tener cierta seguridad sobre la operación adecuada y lo que significa tener montos en un sistema donde si no tienes cuidado y no estas bien juicioso con tus métodos de usar la tecnología, puedes perder todo.

Entonces, de esa forma me he dado golpes y he aprendido, pero sí he tenido mucho interés en combinar lo digital con lo físico y creo que esta tecnología tiene mucho potencial para poder ofrecernos ese servicio sin tener que estar pendiente del riesgo de los intermediarios.

Planes para América Latina

Para el próximo año, afirma Jonathan Kohn, Cointigo está planeando ser mucho más seguro y poder resistir la censura.

Menciona Kohn que la compañía está buscando  escalar en 2020, por lo que planea hacer varias conferencias y seguirán trabajando con Criptoconserje en Cúcuta, ayudando a a los venezolanos que tratan de viajar al resto de Suramérica. “Esto, para poder ofrecer a futuro todo lo que es finanzas descentralizadas en nuestras billeteras CoinTigo“, dice.

Queremos ir poco a poco porque en realidad hay mucho riesgo a nivel del sistema en esta nueva tecnología y no queremos correr el riesgo de estar corriendo antes de caminar. Queremos seguir desarrollando la tecnología, seguir trabajando con proyectos que ofrecen algo muy poderoso y muy interesante para nuestro sistema porque nos ayudaría de verdad a ser un banco total para ese mundo que no tiene banca.

Para los nuevos

Kohn expresa tres frases para los que están entrando al mundo cripto:

  1. Principalmente, “si no son tus llaves, no son tus monedas
  2. Hay que saber que esto es igual que el dinero en efectivo y que lo puedes perder”.
  3. “Entendamos que tanto Bitcoin como la tecnología Blockchain deben ser tratados bajo un mismo paraguas, como una misma cosa“.

Asimismo, dice que “para una persona totalmente nueva en esto, si ellos no están totalmente listos para ser su propio banco y están con los necesarios puntos de seguridad para proteger sus llaves privadas, es muy importante que tengan acceso a sus llaves por la vía del backup (copia)”.

Agrega que “como un servicio custodial nosotros podemos ayudarles a ellos aprender. Hay otros que obviamente hacen lo mismo también, como los exchanges, pero siempre y cuando uno tenga presente que al tener más conveniencia, hay más riesgo. Entre más seguridad busque, más difícil es usar el sistema. Entonces, hay un balance que uno como nuevo usuario tiene que aprender poco a poco, empezando por la base, que debe ser siempre Bitcoin”.

Puede conocer más de la compañía a través de la cuenta Twitter @CryptoKohn o accediendo a su sitio web.

Fuentes: Twitter, Telegram.

Entrevista por Arnaldo Ochoa /DiarioBitcoin.

Imagen cortesía