Por Hannah Pérez  


En camino a su próxima actualización, Ethereum celebra su 5to aniversario. Para conmemorar el proyecto, DiarioBitcoin presenta un breve recorrido por la nutrida evolución de esta popular Blockchain.

***

Ethereum (ETH), la popular plataforma Blockchain de contratos inteligentes, y segunda criptomoneda por capitalización de mercado, cumple 5 años este jueves 30 de julio. Desde el lanzamiento de su mainnet en 2015, esta red para aplicaciones descentralizadas ha evolucionado rápidamente ganándose el respeto de la comunidad criptográfica.

Conocida por ser la plataforma madre de miles de tokens criptográficos, Ethereum ha destacado por abrir un mundo hacia las finanzas descentralizadas (DeFi), que para muchos expertos será el futuro de la tecnología. Actualmente, la Blockchain está en camino a su actualización Eth 2.0, con la cual dará el paso a un mecanismo de prueba de participación (PoS).

Ethereum definitivamente ha recorrido un largo camino en los últimos cinco años, y definitivamente ha sido realmente sorprendente ver el cambio. E incluso ver cómo cada vez más cambios están fuera de mi control o incluso fuera del control de la Fundación Ethereum“.

-Vitalik Buterin, fundador de Ethereum.

El nacimiento de Ethereum

Si bien el testnet abierto de Ethereum, denominado Olympic, se lanzó en mayo de 2015 y más tarde, en julio se lanzó Frontier, la versión 1.0 de la cadena de bloques, la idea del proyecto surge algunos años antes. El primer documento técnico de Ethereum fue presentado por el programador ruso-canadiense Vitalik Buterin en 2013, cuando tenía 19 años de edad.

El joven había tenido un primer encuentro con Bitcoin en 2011 y estaba convencido de que la tecnología Blockchain tenía mucho más que ofrecer. Buterin anunció el proyecto Ethereum por primera vez durante la Conferencia Norteamericana de Bitcoin en Miami, en enero de 2014.

Pronto, esa investigación había logrado llamar el interés de un grupo de programadores. Un equipo conformado por Gavin Wood, Mihai Alisie, Amir Chetrit, Jeffrey Wilke, Joseph Lubin (ConsenSys), Charles Hoskinson (Cardano), y Anthony Di Iorio, se reunieron en para discutir el proyecto.

El desarrollo de Ethereum se financió a través de una Oferta Inicial de Criptomonedas (ICO) durante julio-agosto de 2014. Los participantes pagaron el token Ether (ETH) con Bitcoin (BTC), y en total se recaudaron USD $ 18 millones. Esta venta colectiva permitiría que iniciara formalmente el desarrollo de la plataforma que se lanzaría en su primera versión el 30 de julio de 2015.

Primeros años: bifurcación y ataque a The DAO

Uno de los grandes atractivos e innovaciones de Ethereum es que permitía a sus usuarios la construcción de nuevos tokens. No tengamos una moneda. Tengamos miles de monedas“, comentó su fundador. También la construcción de aplicaciones descentralizadas, o dapps, fue un paso crucial hacia la visión descentralizada del proyecto.

En 2016, Ethereum hizo una importante actualización denominada “Homestead“, que permite a los usuarios crear e implementar contratos inteligentes junto con varias mejoras y características. Sin embargo, poco después la organización autónoma descentralizada llamada The DAO, construida sobre Ethereum, fue victima de un ataque. Un hacker desconocido explotó una falla en el código de The DAO, obteniendo un total de USD $ 50 millones en ether.

El evento desafortunado desató un debate que marcaría un antes y un después para la comunidad de Ethereum. Tras las discusiones surgió la primera bifurcación dura de Ethereum: Ethereum Classic, un proyecto que continuó en la cadena de bloques original. Al día de hoy, Ethereum ha aplicado sistemas de protección DDoS y otros mecanismos de seguridad, aunque ambas blockchains continúan siendo rivales.

Dejando el evento atrás, Ethereum pasó a su tercera etapa: Metrópolis, una serie de actualizaciones para dar inicio a la transición del modelo de consenso de la red de prueba de trabajo (PoW) a prueba de participación (PoS). Al igual que Bitcoin, Ethereum se construyó bajo el algoritmo PoW, donde los dispositivos mineros son encargados de mantener y proteger la red. Sin embargo esto es costoso y requiere un importante gasto de energía.

De cara a estos inconvenientes, sus desarrolladores decidieron pasar a un mecanismo de prueba de participación, donde los poseedores de ether podrán ayudar a mantener y asegurar la red.

En camino hacia Ethereum 2.0

Entre finales de 2019 y principios de 2020, Ethereum inició la etapa final de su desarrollo para dar el paso a PoS, denominado Ethereum 2.0 o SerenityLa esperada actualización contempla una serie de mejoras destinadas principalmente a solventar los problemas de escalabilidad, bajas velocidades de transacción y el incremento de las tarifas por concepto de las operaciones.

Uno de los retos que enfrenta Ethereum en vistas de su actualización será la velocidad de las transacciones. Si bien es mucho más veloz de Bitcoin, las 15 transacciones por segundo que Ethereum es capaz de procesar se queda lejos en comparación con las 60.000/s transacciones de Visa y Mastercard.

Una mejora clave será la fragmentación, que dividirá el procesamiento de datos entre varios nodos, permitiendo que muchas más transacciones paralelas se ejecuten simultáneamente. Esto ayudará a acelerar el tiempo de procesamiento de las transacciones, la información y el almacenamiento de la moneda. Además, ETH 2.0 también permitirá a los desarrolladores codificar en varios idiomas.

Si bien ha presentado ciertas demoras con relación a los planes iniciales de lanzamiento, ETH 2.0 avanza a buen ritmo. Se espera que el testnet final sea lanzado el 4 de agosto, mientras que el mainnet podría estar listo para lanzarse en noviembre de 2020. (Aunque algunos desarrolladores de Ethereum han advertido que no se lanzará hasta enero de 2021).

DeFi y el prometedor futuro de Ethereum

No queda duda que Ethereum ha recorrido un largo camino estos últimos cinco años y que todavía le queda mucho desarrollo e innovación por delante. Esta popular plataforma ha allanado el camino para múltiples proyectos, desde el auge de las ICOs, la revolución de los cripto-coleccionables y las aplicaciones descentralizadas (DApps), hasta el ecosistema DeFi, que actualmente causa revuelo.

El concepto las DeFi surge a partir de la dificultad que aún experimentan miles de personas de acceder a los servicios bancarios tradicionales. Originalmente el mundo DeFi vio la luz gracias al proyecto MakerDAO, una iniciativa para la emisión de la stablecoin DAI. Con el tiempo, este modelo se ha mostrado bastante sólido (en especial después de sobrevivir la caída en el valor del ETH desde inicios de 2018 a la fecha), y ha impulsado muchos otros proyectos .

Mientras las dApps construidas sobre Ethereum han mostrado una gran promesa con un crecimiento del 142% hasta la fecha, el ecosistema  sumó este año un hito, después de registrar USD $1 mil millones de fondos bloqueados en sus diversas aplicaciones y protocolos. Incluso Buterin se ha mostrado fascinado con el creciente ecosistema, pues pone de manifiesto en la práctica el poder de la descentralización que tanto le atrajo en un principio de la tecnología Blockchain. Durante la conferencia Ethereal 2019, el fundador comentó:

La idea de que cualquier persona, en cualquier parte del mundo, pueda tener acceso a un sistema que les permita pagarse mutuamente y elegir su propia exposición financiera, es algo realmente poderoso. Es algo a lo que mucha gente no tiene acceso“.

No son pocas las expectativas sobre el futuro de Ethereum. Es imposible predecir con precisión lo que le espera a la plataforma en los próximos años, pero a juzgar por el camino recorrido, el viaje de Ethereum será largo y seguirá trayendo mucho de que hablar.


Lecturas recomendadas


Fuentes: Decrypt, Coinspeaker, CryptoGlobe, archivos de DiarioBitcoin

Artículo de Hannah Estefanía Pérez / DiarioBitcoin

Imagen de David McBee en Pexels