Por Hannah Pérez  

DiarioBitcoin presenta un análisis de la Petro Wallet, la plataforma del gobierno venezolano que permite el almacenamiento e intercambio de Petro y otras criptos. Conozca algunos de los riesgos y las críticas en torno a esta billetera.

***

Las criptomonedas nacen bajo la bandera de brindar mayor libertad a las personas. Su tecnología subyacente, Blockchain, permite eliminar a los intermediarios, como bancos y otras instituciones financieras, para ofrecer a las personas el control de sus finanzas. Pero esta libertad viene con gran responsabilidad: la de guardar claves y resguardar los activos de propensos ataques cibernéticos.

Por otro lado, el hecho de que las criptomonedas y Blockchain sean tecnologías descentralizadas, no significa que todas los servicios de intercambio y almacenamiento de activos digitales sean seguros y confiables.

En esta oportunidad, DiarioBitcoin presenta un análisis de la Petro Wallet, la aplicación del gobierno venezolano, comparándola con algunos servicios similares en el mercado. El año pasado el gobierno venezolano lanzó su plataforma PetroApp, para almacenar y cambiar la criptomoneda emitida por el gobierno encabezado por Nicolás Maduro.

Dos tipos de billetera: custodia y no-custodia

Antes de presentar este análisis, recorreremos algunos conceptos y diferencias entre varios tipos de billetera existentes en el mercado. Quizás el factor más importante a tener en cuenta al evaluar o comparar diferentes billeteras criptográficas es quién administra la clave privada. La clave privada es, digamos, un código secreto, o una llave privada, que permite controlar los activos digitales que estén almacenados en la wallet.

En el caso de las billeteras de custodia, esta clave es guardada por el sitio web, que opera como intermediario; mientras que en el caso de las billeteras no-custodia, el usuario es quien guarda y tiene la responsabilidad sobre su clave privada.

Cada uno de estos tipos de wallet, custodia y no-custodia, tienen sus diferentes beneficios y limitantes. Sin embargo, al respecto, diferentes analistas y entusiastas de Blockchain han sostenido que “si no controlas tus claves privadas, no eres dueño de tus bitcoins”.

Algunas de las billeteras de las plataformas de intercambio más populares, como Binance o Coinbase, son custodia. También la plataforma de intercambio peer-to-peer LocalBitcoins cuenta con una wallet custodia integrada. Estos servicios fungen de intermediarios y controlan las claves privadas.

Otras plataformas de intercambio peer-to-peer similares, como Local.Bitcoin y LocalCrypto aseguran tener billeteras no-custodio, brindando mayor control al usuario. Sin embargo, una de las desventajas de este tipo de servicio es que, en caso de que el usuario pierda la clave de ingreso, la plataforma no tiene forma de recuperarla.

Análisis de la Petro Wallet: billetera custodia

En el caso de la billetera del gobierno venezolano PetroApp o Petro Wallet, el servicio es de custodia. Por ello, el usuario no tiene control de su llave privada.

Similar a otras billeteras, la plataforma Petro Wallet permite almacenar, no solo el activo emitido por el gobierno venezolano, sino también otras monedas populares como Bitcoin, Litecoin y Dash. Adicional a la función de almacenamiento, también ofrece la opción de compra de Petro a cambio de cualquiera de los otros activos mencionados.

En este sentido, la Petro Wallet funge también como una plataforma de intercambio de criptomonedas, o exchange cripto-cripto. Es decir, no tiene funciones de cambio a monedas fiduciarias. Pero el intercambio en esta plataforma es unidereccional: permite el cambio de Bitcoin y las otras monedas por Petro, pero no el cambio de Petro por Bitcoin, (o por cualquiera de las otras monedas que soporta la plataforma).

Esta característica ha provocado diversas críticas e inseguridades por parte de los usuarios venezolanos, quienes dudan de la veracidad de la moneda digital del gobierno. De hecho, las críticas se extienden más allá de las características y servicios de la PetroApp. De las once plataformas de intercambio autorizadas por el gobierno venezolano para operar con Petro, ninguna ofrece la opción de cambio de Petro por Bitcoin u otra moneda.

Análisis de la Petro Wallet: desventajas

Una de las principales desventajas que ya ha mencionado este artículo acerca de las billeteras de custodia es la falta de autonomía. Esta característica aplica a la PetroApp, en donde un tercero -el proveedor del servicio, y en este caso el gobierno venezolano- tiene el control de las claves, fondos y procesos asociados dentro de la plataforma.

Si bien en este tipo de billeteras el proveedor de servicio no puede utilizar los fondos de sus usuarios, sí tiene libertades sobre el servicio. En este sentido, el gobierno tendría la potestad de tomar medidas como congelar fondos o regular el uso de la wallet.

Otra característica de la PetroApp que muchos entusiastas encontrarían como una violación al principio básico de las criptomonedas es el registro de identidad (KYC). Las criptomonedas han sido muchas veces distinguidas por su anonimato, y este requisito impide que un usuario pueda hacer usos de sus fondos sin comprobar su identidad.

En la actualidad, muchos gobiernos del mundo han implementado la medida de KYC como un requisito obligatorio para todos los servicios financieros (incluyendo las wallet y exchange cripto). Si bien la exigencia forma parte de las medidas de anti lavado de dinero, también significa que la información de los usuarios está disponible para instancias gubernamentales en caso de procesos de investigación delictiva o incluso bajo la mera sospecha.

En un contexto en el cual las instituciones políticas venezolanas han carecido de suficiente confianza por parte de la población, esta medida despierta incertidumbres. El resultado es que una entidad central poco confiable tendría acceso tanto a los fondos criptográficos de los usuarios como a la identidad de quienes hagan vida en la plataforma gubernamental.

Esta situación rebasa los límites fronterizos de Venezuela. Siendo que, a nivel internacional, el actual gobierno venezolano carece de legitimidad y reconocimiento, posibles conflictos políticos podrían afectar a la plataforma y, con ello, poner en riesgo los activos de los venezolanos. Es conveniente recordar las advertencias de los analistas Blockchain, quienes usualmente han recomendado que los usuarios mantengan sus activos digitales distribuidos en diferentes tipos de wallets.

Análisis de la Petro Wallet: riesgos

Otra desventaja que vale destacar es el riesgo de ataques cibernéticos y vulnerabilidad de la plataforma. Si bien, similar a otras billeteras de custodia, la PetroApp almacena los fondos de los usuarios en billeteras frías y calientes, esto no evitaría que pueda ser objetivo de hackers. A lo largo de la historia cripto, cientos de plataformas de intercambio han sido vulneradas, provocando la perdida de millones de dólares para sus usuarios.

Con el objetivo de procurar sistemas de seguridad robustos, muchas wallets ofrecen -además de la contraseña- una característica adicional de seguridad. Conocida como Autenticación de dos factores o 2AF, esta herramienta agrega una capa adicional de protección. Puede aplicarse de diferentes formas: una clave que llega al correo, una tarjeta de coordenadas o de claves, un mensaje de texto, etc. Muchas plataformas incluso permiten aplicar varias de estas herramientas simultáneamente.

La PetroApp cuenta con la posibilidad de activar una segunda capa de protección 2FA, una opción disponible en la sección de Ajustes. Esta función opera con la aplicación móvil Google Authenticator, la cual se encarga de generar una clave cada vez que el usuario va a acceder a la PetroApp. No obstante, este mecanismo no asegura que la platafoma esté 100% segura ante ataques cibernéticos.

Sin embargo, la limitada circulación del Petro y su baja aceptación internacional, sugieren que quizás la plataforma no sea el principal objetivo a la hora de un hackeo. Por el contrario, los mayores riesgos son el posible control de un intermediario poco confiable; la exposición de la identidad y el robo de otras criptomonedas que estén almacenadas en la Petro Wallet.

Opciones de billeteras seguras

Diversos expertos y entusiastas de la tecnología han coincidido en que la mejor manera de proteger los fondos en criptomonedas es almacenarlos en billeteras seguras, lejos de los intercambios. Las razones: los intercambios criptográficos son propensos a ataques y robos. Además, muchos de ellos controlan las claves privadas y por lo tanto, mantienen el control de los fondos de sus usuarios.

Las recomendaciones: utilizar carteras de hardware o de almacenamiento en frío. Las billeteras no-custodio Armory, Exodus y Electrum son seguras y funcionan como una aplicación de escritorio. Sin embargo, quizás la forma más segura de guardar las monedas digitales son las wallets fuera de línea, como las hardware: Ledger y Trezor.

Estas recomendaciones se vuelven especialmente relevantes cuando hablamos de la PetroApp. A nivel internacional, el actual gobierno venezolano carece de legitimidad y reconocimiento, y posibles conflictos políticos podrían afectar a la plataforma. Con ello, los activos de los venezolanos podrían correr riesgos.

Es conveniente tomar nota de las advertencias de los analistas Blockchain, quienes usualmente han recomendado que los usuarios mantengan sus actividos digitales distribuidos en diferentes tipos de wallets.

 

Artículo de Hannah Estefanía Pérez / DiarioBitcoin

Imagen de web del Petro