Por Andrés David Martinez   @Andres_M14


Con el paso de los años, las opciones para comprar criptomonedas en Venezuela han ido creciendo y otras se han ido del país. La última en salir fue Paxful. DiarioBitcoin presenta una lista de todas las plataformas disponibles para comprar monedas digitales en 2020.

***

Un reciente informe de la firma Chainalysis ubicó a Venezuela como el país con mayor adopción de criptomonedas, únicamente superado por Ucrania y Rusia. Una manera de corroborar esto es revisando la gran cantidad de opciones que tienen los venezolanos para la compra y venta de criptomonedas.

No es un secreto para nadie que las criptomonedas en Venezuela han tenido una adopción a gran escala. Con la constante evolución del ecosistema y la escalada de la crisis, son cada vez más las opciones que hay para comprar criptomonedas con bolívares.

Hace unos días fue de preocupación de muchos la suspensión de operaciones de la plataforma P2P Paxful en ese país. DiarioBitcoin decidió hacer una revisión de las opciones vigentes en la actualidad.

Dónde comprar criptomonedas en Venezuela

comprar criptomonedas en Venezuela
No solo Bitcoin, hay diversas criptomonedas que se transar en Venezuela. Imagen de Pixabay

Intercambios P2P

La opción más popular para comprar criptomonedas en Venezuela son los intercambios p2p. Dentro de las opciones de esta categoría hay varios intercambios con bastante demanda. El primero que hay que mencionar es LocalBitcoins.

LocalBitcoins es la plataforma más usada en Venezuela para comprar y vender bitcoins. Es un intercambio p2p donde los usuarios hacen las operaciones de compra-venta con la ejecución de un contrato inteligente que se libera una vez que las partes acuerdan y liquidan el pago.

Todos los intercambios p2p funcionan de manera similar ya que siempre se trata de una transacción entre dos partes iguales (comprador y vendedor).

Sin embargo, LocalBitcoins no es el único. Otro que pinta con fuerza es LocalCryptos, antiguo LocalEthereum, que funciona de una manera similar con la diferencia de que en esta plataforma se puede comprar y vender Litecoin y Ethereum además de Bitcoin.

La tercera opción entre los p2p es Binance. Con p2p.Binance los venezolanos pueden comprar y vender Bitcoin, Tether, Ether, Binance Coin y Binance USD. Este es uno de los más usados y su gran volumen de ofertas hacen posible acceder a liquidez a prácticamente cualquier hora del día.

Otra alternativa dentro de esta categoría es Local.bitcoin.com, un intercambio p2p enfocado únicamente en transacciones con Bitcoin Cash. De los anteriores, este es el más reciente con apenas un año de haber sido lanzado.

Hodlhodl también es otra opción P2P para los venezolanos amantes de la principal criptomoneda. Este intercambio no tan popular en comparación a los otros tiene la particularidad de que no retiene los fondos sino que los bloquea en un deposito en garantía multifirma y además no solicita ningún tipo de documentación relacionada a políticas KYC. Al igual que LocalBitcoins, solo trabaja con BTC.

Por último está Cryptoway, otro intercambio p2p a través del cual se puede comprar o Bitcoin, Ether, Litecoin, Bitcoin Cash, Dash, Zcash y hasta Dogecoin usando bolívares y sin mayores inconvenientes.

Para comprar o vender criptomonedas en estos intercambios, los usuarios simplemente deben registrarse siguiendo los procedimientos KYC de cada plataforma y buscar la oferta que mejor se acople a sus necesidades, tomando en consideración aspectos como la tasa, la cantidad de cripto a comprar o vender y/o el banco a través del cuál se efectuará el pago.

Una vez hecho esto, al abrir el intercambio se genera el contrato inteligente que retiene las criptomonedas en un deposito en garantía hasta que el comprador indique con un click que completó el pago y el vendedor verifique tener los fondos en su cuenta bancaria. Después, el vendedor libera el contrato y las monedas son transferidas directamente al wallet del comprador.

El éxito de estas plataformas  p2p en Venezuela se debe principalmente a lo sencillo e intuitivo que es el proceso. Además, hay una gran variedad de ofertas, lo cual genera competencia dentro de la misma comunidad. Por otro lado, todas estas plataformas cobran una comisión de entre 0.4% y 1% de la transacción, a excepción de LocalBitcoins donde las operaciones internas son gratuitas pero cobran una comisión por cada deposito o retiro.

Es valido mencionar que hasta hace unos días, los venezolanos contaban con una opción adicional, Paxful, que recientemente anunció el cese operaciones en Venezuela citando las sanciones que pesan sobre la administración de Maduro como argumento para la salida del intercambio.

La salida de Paxful ha beneficiado a otros intercambios.

Entre las opciones p2p también está LocalCoinSwap, que permite operaciones de compra con Dai, Dash, Bitcoin, Ethereum y Tether. Este intercambio dice ofrecer más privacidad debido a que no solicita mayores datos para el registro aunque sí tiene políticas KYC.

Hace unos días, LocalCoinSwap anunció que había tenido un aumento del 230% en sesiones nuevas desde que se anunció el cese de operaciones de Paxful en el país caribeño.

The AirTM

AirTM es una casa de cambio digital a través de la cual se pueden comprar criptomonedas, dólares, euros y hasta gift card’s de Amazon, así como también comprar y vender saldo de procesadores de pagos como Neteller, Paypal, Payoneer, etc.

En AirTM se puede comprar una variedad de criptomonedas entre las cuales figuran Bitcoin, Bitcoin Cash, Litecoin, XRP, Litecoin, Zcash, Ethereum, Ethereum Classic, Dai, Monero, Tether y Dogecoin.

A diferencia de las dos anteriores, en esta plataforma no se interactúa directamente con el vendedor, ni se le hace el pago directamente a él. Para comprar cualquier divisa, debe cargarse saldo en la cuenta de AirTM.

Este saldo se carga en dólares, los cuales también se compran con bolívares a través de una trasferencia bancaria a la cuenta en bolívares de AirTM. Una vez acreditado el pago, el usuario verá reflejado el monto en su cuenta y posteriormente podrá seleccionar la criptomoneda que quiera comprar y de manera inmediata se debitarán los dólares y se acreditaran las criptomonedas dentro de la misma plataforma ya que esta también funciona como wallet.

A pesar de que AirTM es una buena opción no solo para comprar criptomonedas sino para mover dinero sin tantas restriscciones, los venezolanos ahora deben acceder con un VPN a la plataforma.

El pasado 20 de agosto, la administración de Maduro bloqueó los accesos ya que a través de este portal, el presidente de la Asamblea Nacional y líder opositor Juan Guaidó daba una ayuda social al personal de salud venezolano que trabaja sin insumos en medio de una emergencia sanitaria bastante precaria agravada ahora por la situación del Covid-19.

CryptoBuyer

Al igual que AirTM, CryptoBuyer es una casa de cambio pero con la diferencia de que está destinada principalmente para transacciones con criptomonedas. En esta plataforma los usuarios pueden transar con Dash, Bitcoin y Litecoin comprando las unidades directamente en bolívares.

A diferencia de AirTMCryptoBuyer permite al usuario comprar criptomonedas con bolívares sin tener que convertirlos a dólares ya que este posee un monedero para almacenar saldo en bolívares y hacer las transacciones dentro del portal.

Para cargar este saldo, el usuario debe realizar una transferencia bancaria a la cuenta en bolívares de CryptoBuyer y esperar a que se acredite para que este se vea reflejado. Una vez finalizado el proceso, el comprador solo debe seleccionar la criptomoneda que quiere comprar y el procedimiento se da por terminado.

Otra diferencia entre este y AirTM, es que CryptoBuyer no almacena las criptomonedas que el usuario compre. Es por eso que al iniciar la transacción el comprador debe facilitar una dirección de wallet externa para recibir el pago en cripto.

CryptoBuyer también ofrecía la opción de comprar criptomonedas en Venezuela a través de cajeros automáticos. Sin embargo, los dos que habían fueron removidos seguramente por la poca demanda y actualmente no están funcionando.

SatoshiTango

SatoshiTango es un intercambio que nace en Argentina. Es una de las compañías pioneras en cuanto a criptomonedas se refiere en América Latina y funciona de una manera similar a las anteriores, pues también se le debe cargar saldo en bolívares, pesos argentinos, reales brasileros, pesos mexicanos, pesos chilenos, soles peruanos, dólares americanos o euros para empezar a operar.

No obstante, SatoshiTango no sólo se dedica a la compra y venta de bitcoins y otras criptomonedas sino que, desde su página web y aplicación móvil permiten transferir y recibir dinero en todo el mundo, pagar servicios, sacar créditos y seguros, recargar tarjetas prepago y más. En una entrevista con Cointelegraph, Matías Bari, uno de los fundadores, comentó: “Podemos decir que hoy no sólo nos dedicamos a la compra-venta de criptomonedas, sino que también brindamos servicios financieros”.

SatoshiTango permite a los usuarios comprar Bitcoin, Dai, USD Coin, Ethereum, Litecoin, Ripple y Bitcoin Cash con bolívares y tiene presencia en 33 países, incluyendo a España.

Intercambios Sunacrip para comprar criptomonedas en Venezuela

Actualmente hay siete intercambios autorizados por la Superintendencia Nacional de criptoactivos y actividades conexas (Sunacrip) y todos funcionan de una manera muy similar, pues todos son centralizados y al igual que CryptoBuyer hay que cargarle saldo en bolívares para operar desde la plataforma.

Estos intercambios, Amberes, Criptolago, Criptomundo, AFX.trade, Cryptiaexchange, CryptoEx y Coincoinx, no tienen mayor diferencias más allá del diseño de la plataforma. Las comisiones van desde el 0.5% hasta el 1.5% y las tasas son prácticamente iguales con variaciones muy pequeñas entre una moneda y otra.

En comparación con los intercambios P2P, los intercambios nacionales están enfocados en ofrecer un servicio incluso más amigable que la competencia internacional ya que a diferencia de los grandes intercambios, estas plataformas más pequeñas buscan ganar tracción y mayor volumen de comercio y la mejor manera de hacerlo es con una plataforma friendly user. 

Los intercambios nacionales también parten del contexto venezolano en el cual no todo el mundo sabe o conoce cómo funcionan las criptomonedas, a pesar de ser un país con un gran índice de adopción. La idea de estas plataformas es servir como una entrada para usuarios sin mayor conocimiento del ecosistema y fomentar así el uso de los activos digitales.

Mientras algunos usuarios confían en estos exchanges, otros prefieren no usarlos por su vinculación con el gobierno actual.

Panda BTM

Otra alternativa para comprar criptomonedas en Venezuela es PandaBTM. Esta compañía con sede en Colombia ofrece a los venezolanos varias opciones a la hora de comprar y vender criptomonedas.

Según su página web, Panda BTM compra, vende y procesa pagos con Bitcoin, Bitcoin Cash, Dai y Dash.

En primer lugar está el chatbot de Telegram y/o WhatsApp con los cuales se pueden comprar criptomonedas a través de un chat en estas plataformas. Para hacerlo, simplemente se debe iniciar el chat y seguir las instrucciones que arroja el bot. En este caso, los usuarios también deben tener saldo precargado en bolívares en otro wallet para poder hacer la compra.

No obstante, esta no es la única opción. Panda BTM tiene al menos tres dispositivos físicos distribuidos entre Mérida y Caracas y a pesar de que la cuarentena dificulta su uso, sigue siendo una opción para comprar criptomonedas con bolívares y además es más económico que la implementación de cajeros automáticos, que vienen siendo artilugios mucho más grandes y costosos de hacer.

En comparación con los cajeros automáticos, estos dispositivo son portátiles, se puede llevar en un bolsillo y tiene el mismo peso, dimensiones y autonomía de un datáfono tradicional. Además es de bajo consumo energético a comparación de un cajero tradicional.

SurBitcoin

SurBitcoin se jacta de ser la primera plataforma en trabajar con criptomonedas en Venezuela. De hecho, fue la primera con la que se pudieron comprar bitcoins usando bolívares. Actualmente su sitio está en línea pero luego de haber tenido que cerrar operaciones por inconvenientes con la falta de regulaciones parece no haber levantado vuelo otra vez.

SurBitcoin funcionaba como un intercambio centralizado al cual se le compraban los bitcoins directamente haciendo el pago a través de una transferencia bancaria a la cuenta empresarial de la compañía. El problema llegó cuando cerraron la cuenta bancaria donde el intercambio recibía los pagos por sus ventas de BTC.

En 2017, cuando se anunció el cese de operaciones por esta riña entre el banco privado Banesco y el intercambio, la página oficial de SurBitcoin en Facebook publicó dos comunicados donde afirmaban que se estaban tomando medidas para reanudar las operaciones. Sin embargo, ese documento donde se anunciaba el regreso no se ve disponible en ninguna de las páginas oficiales del intercambio. Ya han pasado tres años desde entonces.

El principal problema con SurBitcoin es que nació cuando las criptomonedas todavía vagaban en un margen de alegalidad en Venezuela. Además, en 2014 todavía existían controles de cambio que impedían a los venezolanos transar con cualquier moneda que no fuera el bolívar. Por ende, a pesar de que no había un marco regulatorio para las criptomonedas, era fácil pensar que en ese momento Bitcoin no sería una excepción para los controles de cambio.

Aún así, el panorama ahora es mucho más claro. Ya se pueden usar distintas monedas sin mayores inconvenientes. De hecho, la firma Ecoanalítica afirma que en Venezuela, el 60% de las transacciones son en dólares y no en bolívares.

No obstante, se desconoce la situación oficial de lo que alguna vez fue el principal intercambio de criptomonedas en el país caribeño.

Grupos en Redes Sociales

comprar criptomonedas en Venezuela
Hay muchos grupos en redes sociales para la compraventa de criptos. Hay que tener precaución. Imagen de Unsplash

En redes sociales abundan cientos de grupos y comunidades donde, entre sus miembros, se pueden vender y comprar criptomonedas en Venezuela. Están tanto en Facebook, como Telegram e incluso Twitter.

Hacer transacciones dentro de estos grupos no es recomendable por temas de seguridad. Si algo sucede, no hay a quién ni a donde acudir. Además, el peligro incrementa si la operación se hace con un desconocido. El riesgo de estafa es más alto y si la dirección de alguna de las partes está comprometida por algún uso indebido, también podría perjudicar a quien recibe los fondos.

En líneas generales, es mejor evitar estos grupos. La mayoría de las personas utiliza estos métodos porque no suelen vender o comprar criptomonedas con frecuencia o porque prefieren ahorrarse la comisión que cobra cualquier otro exchange.

En términos de seguridad siempre es mejor ir a un intercambio P2P o centralizado donde podrán brindarle al usuario asesoría y acompañamiento en caso de que se presente algún inconveniente. De lo contrario, al transar en estas comunidades el usuario se expone a ser potencialmente estafado por un desconocido y cualquier daño que se produzca de esa operación será bajo la responsabilidad de las partes involucradas.


Lecturas recomendadas


Artículo de Andrés Martínez / DiarioBitcoin

Imagen principal de Unsplash