Por Angel Di Matteo   @shadowargel

Al respecto, JPMorgan señaló entre los beneficios del Staking el hecho de que deriva ganancias para los inversionistas, así como una reducción importante del impacto ambiental en comparación con Proof-of-Work.

***

Un reciente informe publicado por el banco JPMorgan mostró respaldo de la institución hacia el sistema Proof-of-Stake (PoS), el cual aseguran trae beneficios desde un punto de vista energético para el funcionamiento de las criptomonedas, así como beneficios económicos para los participantes.

Así lo indicó JPMorgan en un nuevo informe titulado “Introducción al Staking: la oportunidad de rápido crecimiento para los intermediarios de criptomonedas y sus clientes”, en el cual analizó a mayor detalle esta modalidad operativa para las redes Blockchain y sus potenciales beneficios tanto para usuarios como para el ecosistema de las redes descentralizadas.

JPMorgan y los beneficios del Staking

Si bien la entidad bancaria estadounidense ha sido ampliamente conocida por mantener una postura contraria hacia el uso y comercialización de monedas digitales, en esta oportunidad, el informe recientemente publicado resalta los valores del Staking, una práctica en la que los interesados en apoyar el procesamiento de bloques para una red Blockchain pueden poner su capital en garantía, y derivar ganancias por concepto del aporte realizado mientras los fondos permanecen bloqueados.

Al respecto, los investigadores de JPMorgan aseguran que esta modalidad de operaciones hace que “el ecosistema de las criptomonedas resulte más atractivo como clase de activo”, ya que disponer fondos en garantía supondría grandes ingresos para minoristas e inversionistas institucionales.

Acá destacó que resulta mucho mejor que Proof-of-Work (PoW), ya que bajo esta modalidad de operaciones se produce una competencia por las ganancias, acarreando grandes costos operativos (hardware y consumo eléctrico) para hacer esta práctica rentable, haciendo más complicado el proceso entre más participantes hay compitiendo por loas recompensas.

En relación a PoS, también destacó las bondades medioambientales que supone esta práctica para el funcionamiento de una moneda digital, ya que no acarrea tanto consumo eléctrico como suele pasar con PoWproblema con el que actualmente lidia la red Bitcoin a razón de la gran cantidad de mineros operativos en todo el mundo, de los cuales un sector importante no hace uso de energías renovables para sustentar sus operaciones.

Una gran oportunidad para Ethereum

Rescatando esta última idea, JPMorgan hizo referencia a la transición que busca hacer Ethereum al cambiar su algoritmo de consenso para la próxima actualización que llegará para su red.

Al respecto, el informe destacó que la práctica del Staking se hará mucho más atractiva una vez que llegue Ethereum 2.0, estimando que los fondos en garantía para respaldar el funcionamiento de la red podrían superar los USD $40.000 millones para 2025:

“Estimamos que el Staking es actualmente un negocio de USD $9.000 millones para la criptoindustria, crecerá a USD $20.000 millones después de la actualización de Ethereum, y podría alcanzar los USD $40.000 millones para 2025 si Proof-of-Stake se convierte en el protocolo dominante”.

También destacó que si Coinbase, el reputado exchange de criptomonedas con sede en EE UU, continúa respaldando los distintos mecanismos de Staking, podría generar hasta unos USD $500 millones en ingresos para finales de 2025.

Y con respecto a otros tokens que operen bajo este sistema de consenso, como Polkadot y Cardano, también auguró que estos podrían ver un repunte en su cotización, ya que crecería el interés por estos entre comerciantes e interesados en hacer Staking, lo cual repercutiría favorablemente sobre su mercado.


Lecturas recomendadas


Fuente: Decrypt, Beincrypto

Versión de Angel Di Matteo / DiarioBitcoin

Imagen de Unsplash