Por Hannah Pérez  


Dos ciudadanos rusos fueron acusados por crear sitios web fraudulentos que imitaban a Binance, Poloniex y Gemini y robar USD $17 millones en criptomonedas a decenas de usuarios.

***

Usuarios de tres exchanges reconocidos perdieron varios miles de dólares en criptomonedas al ingresar a sitios web fraudulentos que imitaban las plataformas de intercambio. El “sofisticado” esquema fraudulento fue operado presuntamente por dos delincuentes de origen ruso entre 2017 y 2018.

El Departamento de Justicia de EE UU reveló la semana pasada las acusaciones de los ciudadanos rusos Danil Potekhin (alias Cronuswar) y Dmitrii Karasavidi (también conocido como Dmitriy Karasvidi) por ser, presuntamente, los responsable de una sofisticada campaña de phishing y lavado de dinero que resultó en el robo de USD $16,8 millones en criptomonedas y dinero fiat.

De acuerdo con la información, ambos acusados crearon dominios web fraudulentos que imitaban a tres exchanges legítimos de criptomonedas: Binance, Gemini y Poloniex. Recurriendo a técnicas de phishing -suplantación de identidad-, los deliencuentes lograron obtener la información personal de cerca de 350 usuarios de los tres intercambios.

Dos rusos robaron de sitios que imitaban exchanges legítimos

Después de secuestrar esa información, que incluía credenciales para inicio de sesión en las plataformas (correo electrónico, contraseñas y otros datos), los atacantes pudieron acceder a las cuentas reales de las victimas y robar fondos en Bitcoin (BTC) y Ethereum (ETH).

Según destacó el medio ZDnet, Potekhin y Karasavidi transfirieron los fondos robados a diferentes plataformas exchange utilizando identidades falsas. Las autoridaes señalan que los acusados “intentaron ocultar la naturaleza y el origen” de los fondos transfiriendo las criptomonedas “en capas y de manera sofisticada” a través de múltiples cuentas.

Sin embargo, de acuerdo con un comunicado del Departamento del Tesoro de EE. UU., a pesar de los esfuerzos por lavar fondos robados en diferentes intercambios, el FBI fue capaz de rastrear y confiscar los fondos. Actualmente, las autoridades de ese departamento también han impuesto sanciones económicas y han congelado todas las propiedades e intereses (sujetas a la jurisdicción de los Estados Unidos) de ambos sospechosos.

Las acciones de Potekhin y Karasavidi subrayan la creciente amenaza que enfrentan las instituciones financieras globales por parte de los ciberdelincuentes, que emplean una variedad de esquemas sofisticados para obtener ganancias a expensas de sus víctimas“, escribieron los oficiales del Departamento del Tesoro en un comunicado.

Acusados por manipulación de mercado

Sin embargo, la suplantación de identidad y el posterior robo de criptomonedas no fueron las únicas acciones ilícitas de ambos acusados. De acuerdo con las fuerzas de seguridad, Potekhin y Karasavidi también se vieron involucrados en la manipulación de mercado criptográfico.

En lo que el documento de acusación describe como “un sofisticado esquema de manipulación del mercado que comenzó en julio de 2017“, ambos delincuentes presuntamente usaron la identidad de diferentes usuarios para comprar y manipular el precio de la criptomoneda GAS (el token GAS es utilizado para pagar el costo de ejecución de las transacciones en la Blockchain NEO, una plataforma de código abierto de China).

Utilizando fondos valorados en más de USD $ 5 millones de las cuentas de tres víctimas, ​​compraron una gran cantidad de GAS, lo que provocó que su precio se disparara. Pero luego, en una jugada especulativa, la pareja convirtió sus tokens rápidamente en bitcoins y otras criptomonedas, lo que provocó que el precio de GAS se desplomara, alterando el mercado de esa altcoin.

Potekhin y Karasavidi han sido acusados ​​de conspiración para cometer fraude y abuso informáticos, fraude informático, conspiración para cometer fraude electrónico, conspiración de lavado de dinero y dos cargos de robo de identidad agravado, detalló el Departamento de Justicia. Por su parte, el fiscal federal para el distrito norte de California, David Anderson, informó que los dos ciudadanos de origen rusos enfrentan hasta 59 años de prisión por sus crímenes.

Mientras tanto, queda por verse si las victimas de estos ataques podrán acceder a una devolución de sus fondos después de que la policía decomisara parte del capital robado. En 2017, las fuerzas de seguridad incautaron más USD $6 millones en dólares y USD $ 12,62 millones en ETH y BTC. Ahora, el fiscal busca la confiscación de criptomonedas y dólares presuntamente atribuibles a los delitos de los acusados.


Lecturas recomendadas


Fuentes: News.Bitcoin.com, ZDNet, krebsonsecurity,

Versión de Hannah Estefanía Pérez / DiarioBitcoin

Imagen de Unsplash