Por Hannah Pérez  

Una usuaria de Buda.com relata su experiencia con Bitcoin. Optimismo, altibajos, pandemia global y un plan claro: ahorrar en Bitcoin para el legado de sus hijos.

***

Si algo abunda en el mundo de las criptomonedas son las historias. Relatos de éxito y de fracaso que en muchos casos podrían ser el guión de un -o varios- film de Hollywood, todos con un protagonista en común: Bitcoin.

Esta semana ha llegado al cripto espacio una historia peculiar de una mujer de 65 años de edad que tiene como plan de vida dejarle a sus hijos una herencia en Bitcoin. El equipo del intercambio de activos digitales Buda.com compartió el relato que a su vez les hizo llegar una de sus usuarias de la plataforma, y el cual inicia así:

Supe de BTC por uno de mis hijos que me habló de esta nueva moneda en el 2015. Yo soy una mujer de 65 años, a un mes de 66, y tengo tres hijos millennials“.

En la carta, la usuaria -que se mantuvo en el anonimato-, compartió su experiencia personal con la criptomoneda. Según relata, desde el primer momento que conoció Bitcoin, se enamoró de la idea. Su hijo mayor, de 38 años de edad, es quien la introduce en el tema de las monedas digitales y ella, inmediatamente, supo que se trataba del futuro. “No me preguntes por qué, pero lo supe“.

Sin embargo, para esa fecha -cuando la principal criptomoneda valía menos de USD $400- la mujer no gozaba de una situación económica que le permitiese una inversión de ese riesgo. “No estaba en situación económica en esos tiempos para jugármela con todo. Además que todos me creían loca cuando decía eso“.

Una inversión arriesgada: hice la pérdida

A pesar de que no contaba con los recursos, la idea ya había quedado tatuada en su cabeza. Es así como dos años después, en 2017, decidió que invertiría USD $3.000 de sus ahorros en la moneda. Como no sabía mucho en materia exchanges, dejó que su hijo, “quien es mucho más hábil que yo con la tecnología“, administrara los fondos.

Lo que ninguno de ellos se esperaba es que justamente ese año, Bitcoin experimentaría una volatilidad estrepitosa. En un lapso de 12 meses la criptomoneda subió de menos de USD $1.000 a casi USD $20.000. Una ganancia rápida para aquellos que habían comprado la moneda en el momento indicado.

Pero, así como dice el refrán, ‘lo que fácil viene, fácil se va’ y Bitcoin pronto experimentó una caída nunca antes vista. Con el descenso repentino en el precio de la criptomoneda, la usuaria de Buda -así como muchos otros inversores- temieron por sus ahorros.

Desgraciadamente, con el derrumbe del 2017, [mi hijo] se asustó e hizo la pérdida“, comenta.

Sin embargo, para el momento en que relata la historia -finales de 2020- el precio de Bitcoin se encuentra nuevamente pisando máximos históricos y recuerda sus acciones pasadas, quizás, con ligero arrepentimiento. “Imagínate cómo me siento hoy por eso, pero lo asumo porque en esos momentos mucha gente no fue capaz de sostener y ese fue su aprendizaje“.

Una nueva oportunidad: herencia en Bitcoin para mis hijos

Nuevamente han pasado dos años y, a pesar de los temores y altibajos, la usuaria no se ha olvidado del tema de las monedas digitales. “Ahora en tiempos de pandemia decidí retomar el tema, me puse a estudiar y comencé a invertir y fue así como he estado siguiendo fielmente a Bitcoin“.

Este año, muchas personas decidieron recurrir a Bitcoin como un activo refugio después de que la economía global empezó a manifestar los estragos producto de la pandemia de Covid-19. Entre ese grupo de personas también se encontró la usuaria de Buda, quien este año aprovechó para estudiar el tema y volver a reencontrarse con cripto.

Tras observar el mercado criptográfico y estudiarlo de cerca, la mujer de este relato parece haber concluido que, a pesar de que Bitcoin puede ser volatil y tener caídas fuertes, en su -corta- historia ha demostrado rendimientos importantes. Recordemos que, a pesar de la estrepitosa caída de 2017-18, Bitcoin nunca ha regresado a su valor de años anteriores.

De modo que ahora, la usuaria relata que su objetivo es claro, no solo quiere ahorrar en Bitcoin a largo plazo para poder “vivir de ingresos pasivos“, sino que planea dejarle un Bitcoin a cada uno de sus hijos.

Tengo un objetivo muy claro: dejaré de herencia un BTC a cada hijo (entregados en 7 años más) y en eso estoy apurada porque sé que cuando pase los USD $20.000 lo demás será solo deleitarse con lo que se viene (a siete años)“.

Otras historias recomendadas

Fuente: Buda.com

Versión de Hannah Estefanía Pérez / DiarioBitcoin

Imagen de referencia de Pexels (no se trata de la mujer de la historia)