Por Angel Di Matteo   @shadowargel


El testimonio de Lynn Wright pone en evidencia que Tulip Trust operaba bajo los intereses de Craig Wright, y no de forma independiente como este último lo dijo durante el juicio.

***

El caso de los familiares de Dave Kleiman contra el autoproclamado Satoshi Nakamoto, Craig Wright, da un nuevo giro en contra del acusado, el cual esta vez involucra a la ex esposa del programador, quien desmintió los alegatos del programador australiano ante la corte.

De acuerdo con información publicada por diversos portales de noticias, los abogados de la familia Kleiman denunciaron que tanto Wright como su ex esposa, Lynn Wright, intentaron engañar a los tribunales al mentir sobre la participación de esta última en la empresa W&K Info Defense Research.

Concretamente, los abogados señalan que el pasado 16 de julio, en una petición presentada ante el tribunal de Florida, Lynn Wright aseguró que no era copropietaria de W&K, lo cual contradice directamente los testimonios jurados presentados por Craig Wright, quien aseguró que ella estuvo vinculada a la dirección de la empresa en 2018.

Lynn Wright, W&K y dudas sobre Tulip Trust

Además de los alegatos antes expuestos, Lynn Wright también señaló en su petición que Tulip Trust, el presunto fondo de inversiones que mantenía alrededor de USD $12.000 millones en fondos Bitcoin, posiblemente no exista tal y como fue planteada ante la corte.

Al respecto, los abogados de la familia Kleiman detallan:

En diciembre de 2012, Lynn transfirió el 100% de sus ganancias derivadas de W&K a Craig Wright R&D. Datos aseguran que tras el fallecimiento de Dave Kleiman, esta última empresa cambió su nombre y pasó a ser conocida como Tulip Trust.

Con este testimonio, Lynn Wright pone en evidencia una contradicción importante en los alegatos del programador australiano, ya que aquí deja claro que Tulip Trust simplemente es el nombre de la empresa que ya de por si operaba Craig Wright. Además de lo antes expuesto, la ex esposa del acusado indicó que recuperó sus activos invertidos en la empresa el pasado mes de julio del presente año.

Pero lo más delicado de los alegatos previamente expuestos es que desmontan los testimonios de Craig Wright sobre Tulip Trust, ya que en un inicio aseguraba que se trataba de un fideicomiso administrado fuera de los intereses de sus beneficiarios, cuando el programador australiano en todo momento fue el accionista principal.

Nuevo giro en torno al caso

Esta contradicción puesta en evidencia por los abogados de Kleiman ciertamente resulta problemática para Wright, quien logró eludir parte de sus responsabilidades legales justificando las inconsistencias en sus alegatos bajo la premisa de que fue diagnosticado con Síndrome de Asperger.

En este caso, el equipo de Kleiman aseguró que las inconsistencias presentes en las declaraciones de Lynn Wright harían parte de un intento por confundir a la corte, y que no habían pruebas de que ella tuviese bajo su posesión, renunciaba o accedía nuevamente a los fondos originalmente derivados de W&K.

De momento, los abogados que representan a Ira Kleiman, hermano del difunto Dave Kleiman, continúan con la demanda contra Wright y exigen la mitad de los BTC alojados en el fideicomiso y la propiedad intelectual asociada con el trabajo realizado en conjunto.


Lecturas recomendadas:


Fuente: CoinDesk / CryptoPotato

Versión de Angel Di Matteo / DiarioBitcoin

Imagen de David Mark en Pixabay