Por Hannah Pérez  


Una jueza en EE UU falla a favor de Craig Wright, el autodenominado Satoshi, tras decir que tiene autismo. Ahora, Wright ya no será objeto de sanciones y podrá presentar un testigo que respalde su declaración de “trastorno del espectro autista”.

***

En medio del caso Kleiman, un juez falló a favor de Craig Wright, el autodenominado Satoshi Nakamoto, después de que el polémico personaje alegara que tiene autismo como argumento de defensa. Como consecuencia de la sentencia, Wright ya no será objeto de sanciones judiciales.

Esta semana, la jueza de distrito de los Estados Unidos, Beth Bloom, falló en contra de la moción que introdujo el equipo legal de Kleiman a fines del mes pasado solicitando que se impongan sanciones a Wright en lugar de proceder a juicio. La jueza admitió que el equipo de la herencia de David Kleiman, el ex socio comercial fallecido de Wright, presentó acusaciones de problemas inquietantes con respecto a la credibilidad del comportamiento de Craig Wright.

Sin embargo, sentenció que los reclamos son más adecuados para que un jurado los examine; y autorizó a Wright a presentar -dentro de dos semanas- un testigo experto en apoyo de su declaración de autismo, cuando el caso Kleiman proceda a un juicio con jurado. En documentos judiciales presentados el 24 de junio, se puede leer:

Según los demandantes [Ira Kleiman et al.], durante todo el litigio El acusado [Craig Wright] se ha involucrado en un patrón sostenido de perjurio, evidencia falsificada, presentaciones engañosas y obstrucción.

A pesar de las preocupaciones sostenidas por Bloom, jueza del Tribunal del Distrito Sur de Florida, ante los hechos de las acusaciones, falló a favor de Wright para desestimar la moción, diciendo que era mejor dejar el asunto “para que un jurado lo tome como investigador en el juicio“.

Juez acepta la defensa de Craig Wright por autismo

En respuesta a la moción presentada por el equipo legal de Kleiman en mayo, Wright introdujo su propia moción, en la que solicitaba que “un psicólogo clínico licenciado” apareciera como testigo experto. Wright alegó que su testigo le había diagnosticado “trastorno del espectro de autismo con altas capacidades intelectuales“, testimonio que debía tenerse en cuenta al evaluar sus declaraciones inconsistentes ante el tribunal. En una respuesta presentada en la corte el día de ayer se lee:

El Dr. Ami Klin, un psicólogo clínico con licencia que ha estudiado el trastorno del espectro autista durante más de 35 años, testificará que ha diagnosticado al Dr. Wright con trastorno del espectro autista con altas habilidades intelectuales.

El programador australiano, Craig Wright, ya había publicado previamente sobre su síndrome de Asperger, un trastorno del comportamiento que explicaría su incapacidad comunicarse correctamente, lo que lo ha llevado a decir incoherencias en la corte. En una publicación de blog con fecha del 16 de abril, Wright escribe:

Tengo Asperger o, como lo llaman ahora, trastorno del espectro autista (TEA). A diferencia de algunas personas, tengo suerte en el sentido de que puedo entrenarme. Nos guste o no, puedo decir honestamente que tengo uno de los coeficientes intelectuales más altos que probablemente encuentres. Está contrarrestado por un grave déficit en las habilidades sociales.

La corte había amenazado previamente con sancionar a Wright si no demostraba sus tenencias de bitcoins. Sin embargo, la jueza dijo que lo ha hecho “supuestamente” desde entonces. Al ser denegada la moción por la jueza, abre paso a que el caso sea sea determinado por un jurado.

Recapitulando el caso Kleiman

Recapitulando, el caso judicial en curso de Kleiman gira en torno a la propiedad de una fortuna de BTC 1,1 millones, valorados aproximadamente en USD $ 10,2 mil millones. La cifra multimillonaria fue supuestamente minada por Wright y Kleiman en los primeros días de Bitcoin (2009).

Wright alega que la fortuna está almacenada en un fideicomiso cifrado. Ira Klaiman, hermano del difunto socio, está demandando a Wright por la mitad del Bitcoin y la propiedad intelectual. Hasta la fecha, el programador australiano no ha podido demostrar que tiene acceso al millón de bitcoins.

De hecho, el caso ha generado diferentes escándalos asociados a las inconsistencias en los argumentos de Wright para demostrar que guarda las llaves privadas para acceder a la riqueza en criptomonedas. El 21 de mayo Wright presentó una lista de bloques y direcciones de Bitcoin a la corte de Tulip Trust, una lista que supuestamente evidencia los fondos criptográficos de ambos socios.

Pero en un giro de eventos, un minero demostró que Wright no tiene acceso a 145 direcciones de esa lista después de escribir un mensaje en la Blockchain de Bitcoin. En informes más recientes, documentos judiciales también parecen indicar que una de las supuestas direcciones de billetera de Tulip Trust contiene fondos robados del hackeo a Mt.Gox en 2011.

Wright es conocido por afirmar polémicamente desde hace varios años que es el creador de Bitcoin. Sin embargo, hasta el momento no ha hecho pública evidencia convincente que respalde esta afirmación y se ha enfrentado a múltiples acusaciones de fraude, que cuestionan su credibilidad.


Lecturas recomendadas


Fuentes: Coindesk, Cointelegraph, Blog de Craig Wright

Versión de Hannah Estefanía Pérez / DiarioBitcoin

Imagen de archivo de DiarioBitcoin