Por Angel Di Matteo   @shadowargel

El informe de Chainalysis revela un repunte con respecto a 2019 y plantea que esto podría prevenirse con la implementación de controles más rigurosos en las plataformas involucradas.

***

Un reporte recientemente publicado por la agencia de investigación Blockchain, Chainalysis, refleja que un total de 270 direcciones cripto congregan el 55% de las operaciones de lavado de dinero con monedas digitales en todo el mundo.

Así lo indica Chainalysis en un extenso reporte, en el cual también revela otros datos de interés asociados con el flujo de los fondos y las actividades ilícitas que mueven las mayores cantidades de capital con criptomonedas.

1- Los delitos que mueven la mayor cantidad de capital

En primer lugar, el informe hace un breve repaso por los distintos tipos de delitos que capitalizan las mayores cantidades de dinero en criptomonedas, destacando especialmente seis actividades:

  • SCAM / Estafas: Hechos perpetrados por supuestas compañías que captan inversiones de sus clientes bajo la premisa de que podrán multiplicar su capital en muy poco tiempo. Acá aplican esquemas de tipo piramidal, ofertas de inversión y/o comercialización de tokens de dudosa reputación.
  • Comercio en mercados clandestinos: Operaciones comerciales que tienen lugar principalmente en la Dark Web, en plataformas donde se comercializan productos y servicios que serían ilegales en negocios físicos y/o virtuales.
  • Ataques Ransomware: Secuestro de información importante por parte de hackers, por la cual se solicita el pago de rescate con criptomonedas para reestablecer el acceso a la misma.
  • Fondos robados: Ataques con malware que tienen como objetivo los monederos y/o billeteras de las víctimas, sustrayendo los fondos alojados o tomando control de las direcciones a las cuales el afectado recibiría transacciones.
  • Financiamiento de actos terroristas: Diversos grupos ilegales recurren a las criptomonedas para conseguir capital con el cual financiar sus operaciones a nivel local e internacional.
  • Pornografía infantil: Comercialización de material con contenido sexual en el cual participan personas menores de edad. Generalmente este material suele ponerse a la venta en páginas o servicios alojados en la Dark Web.

Si bien existen otros tipos de delitos que involucran el manejo de criptomonedas, los investigadores indican que los antes descritos son las modalidades que movieron las mayores cantidades de capital a lo largo de 2020.

2- Países mayormente involucrados

Otro punto interesante tuvo que ver con los países a los cuales se movió la mayor cantidad de capital asociado con los actos antes descritos, entre los cuales destacan los siguientes:

  • EE UU
  • Rusia
  • China
  • Sudáfrica
  • Reino Unido
  • Ucrania
  • Corea del Sur
  • Vietnam
  • Turquía
  • Francia
Países hacia los cuales fluye la mayor cantidad de capital asociado con actividades ilícitas. Imagen de Chainalysis.

Pero el punto más interesante lo vemos al momento de cruzar estos datos con los señalados en la sección anterior, por lo que se puede evidenciar hacia qué países van los fondos derivados con los delitos previamente mencionados.

Destino de los fondos asociados con actos ilícitos (En proporción). Imagen de Chainalysis.

De este último gráfico se pueden extraer algunos datos de interés a nivel global:

  • EE UU, Rusia y China son los países que reciben grandes cantidades de capital asociados con mercados de la Dark Web, ataques Ransomware, SCAMS y fondos robados.
  • El grueso de los fondos criptos asociados con mercados en la Dark Web va hacia Rusia.
  • La mayor cantidad de capital por concepto de ataques de tipo Ransomware va a China.
  • EE UU recibe la mayor cantidad de capital vinculado a SCAMS y estafas.
  • Buena parte de los fondos robados a billeteras privadas tienen como destino EE UU y China.

3- Los vehículos por donde circula este capital

Pero el aspecto más destacable del informe tiene que ver con los lugares y servicios por los cuales pasan los fondos cripto asociados con delitos, justo antes de legitimarse para poder circular con mayor libertad.

Al respecto, el informe destaca especialmente cuatro servicios por los que circula dicho capital:

  • Apuestas: Plataformas como casinos en línea y portales con contenido lúdico que aceptan pagos con criptomonedas.
  • Exchanges de alto riesgo: Acá entran plataformas OTC (Over the Counter), a través de las cuales se mueven grandes cantidades de capital, así como exchanges descentralizados (DEX) en los que no se solicita datos a los operadores.
  • Jurisdicciones de alto riesgo: Los fondos van a países con marcos normativos en los cuales no es posible actuar legalmente con celeridad para dar con los responsables de los actos ilícitos.
  • Mixing: Servicios que mezclan transacciones para así perder la pista de los fondos. Son muy populares en la Dark Web.

Tomando esto en consideración, el equipo de Chainalysis procedió a examinar el destino más común para los fondos asociados con actos ilícitos, quedando la distribución de la siguiente forma:

Plataformas y servicios a los cuales va a parar el capital ilegal. Imagen de Chainalysis.

Tal como se hizo en la sección anterior, de esta gráfica se pueden extraer otros datos de interés:

  • La mayor parte del capital asociado con estafas va a dar a servicios de apuestas en línea. Allí se legitima el capital vinculándolo con ganancias derivadas.
  • Los exchanges descentralizados y los menos rigurosos con políticas KYC ven el ingreso de gran cantidad de capital asociado con operaciones en mercados alojados en la Dark Web, seguido de los servicios que mezclan transacciones para evitar que les puedan hacer seguimiento.
  • En cuanto a las jurisdicciones de alto riesgo, aquí suele moverse buena parte del capital vinculado a estafas y ataques de tipo Ransomware. Esta información contrasta con los reportes asociados a grupos de hackers que operan desde Corea del Norte.

Lavado de dinero y criptomonedas

Al cerrar un poco más el espectro, el equipo de Chainalysis indicó que buena parte de los servicios que consideran riesgosos se han convertido en plataformas muy populares por las cuales circula capital cripto, el cual derivaría de actos ilícitos y posteriormente procedería a convertirse en dinero fiat perfectamente legal.

Al respecto, los investigadores destacan que buena parte de las direcciones, a las cuales estarían dirigidas los fondos cripto derivados de actividades ilícitas, brindan servicios de lavado de dinero para los propietarios de dicho capital.

Dada la gran cantidad de capital que fluye hacia las direcciones bajo el control de estas entidades, para los investigadores ha sido posible hacer seguimiento a las mismas y determinar que, en efecto, los servicios responsables proveen mecanismos para legitimar esas criptomonedas, ya sea de forma consciente o no. Entre estos destacan plataformas como ItBit, Changelly, HitBTC, y muchas otras que operan de forma similar.

De esta forma, se crea una especie de embudo y para los analistas fue posible determinar que buena parte de ese capital termina en unos pocos servicios, destacando que para el pasado 2020 al menos el 55% de dichos fondos terminaron en los canales antes mencionados.

Distribución del capital ilegal distribuido entre las plataformas y servicios antes mencionados. Imagen de Chainalysis.

270 direcciones mueven el 55% de los fondos

Pero el dato principal viene a lugar al mirar la cantidad de transferencias individuales con sumas bastante pronunciadas, de donde se extrae la información más destacable del estudio.

Al cruzar la data con el total de dinero proveniente de actividades ilícitas con la cantidad de direcciones en función del capital movilizado, se tienen los siguientes resultados:

Cantidad de capital ilícito y direcciones con grandes depósitos. Imagen de Chainalysis

En ese sentido, el cruce de los datos arroja que un total de 1.867 direcciones de depósito recibieron el 75% de todo el valor de las criptomonedas enviado desde direcciones ilícitas en 2020, pero un grupo más pequeño de 270 direcciones de depósito recibió el 55%es decir, unos USD $1.300 millones en fondos cripto provenientes de actividades ilegales.

De acuerdo con los investigadores de Chainalysis, esto supone un incremento en los niveles de concentración de capital con respecto a 2019.

Algunas conclusiones

Si bien estas cifras presentan escenarios poco alentadores para legisladores y organismos legales, muchos de estos destacan que buena parte del flujo de capital podría verse comprometido si tales plataformas implementan controles más rigurosos para los usuarios.

Pese a que este estudio solo da cuenta de unos USD $1.300 millones alojados en 270 direcciones, dicha cantidad de capital bien podría ser muy superior considerando la existencia de otros servicios clandestinos. Sin embargo, la aproximación revela que existen mecanismos que resultan de utilidad para delincuentes y organizaciones que ven oportunidades en el uso de criptomonedas.

Por último, es importante destacar que a pesar de lo antes mencionado, las criptomonedas aún no figuran como los vehículos más populares para legitimar capital, dado que el dinero por concepto de otro tipo de actividades ilícitas circula por medios más tradicionales como entidades bancarias, comercialización de productos y otras modalidades de negocios más populares.


Lecturas recomendadas


Fuente: Chainalysis, Blog Chainalysis 

Versión de Angel Di Matteo / DiarioBitcoin

Imagen de Pixabay