Por Angel Di Matteo   @shadowargel

La investigación pone en evidencia cómo participan bancos internacionales en estos esquemas delictivos, y que no necesariamente recurren a Bitcoin para mover grandes cantidades de capital.

***

Un informe recientemente publicado reveló que un total de nueve instituciones financieras australianas, y o tras siete bancarias internacionales participaron en la legitimación de capital para algunos cárteles de la droga, especialmente dedicados al tráfico y comercio de Cocaína.

Así lo reveló un artículo publicado por el portal AFR.com, el cual informó que a través de las entidades bancarias previamente mencionadas, los cárteles de la Cocaína que operan en América del Sur legitimaron alrededor de USD $500 millones, y este esquema para el flujo del capital se mantuvo activo entre 2014 y 2017, llevando el dinero hacia países ubicados en el sudeste asiático y en el medio oriente.

Cárteles de Cocaína, bancos y lavado de dinero

La detección de este esquema internacional para el lavado de dinero proveniente del comercio de Cocaína fue detectado y reportado por la Fuerza Fronteriza Australiana (ABF), la cual informó que anualmente se movían más de USD $100 millones de la siguiente forma:

  • La cocaína se comercializaba en América del Norte.
  • Una vez vendida, los fondos se transferían a cuentas bancarias del sudeste asiático.
  • Luego los fondos eran enviados a los bancos australianos.
  • Se invertía parte del capital en dispositivos electrónicos como teléfonos inteligentes, relojes, cámaras digitales, computadores portátiles, consolas de videojuegos y otros productos para despistar sobre el origen de los fondos. También se operaban con facturas falsificadas con cambios en el valor de la mercancía, para luego cambiar por el precio original al llegar al destino.
  • Posteriormente, el capital correspondiente pasaba a cuentas en otros países, donde llegaba a los destinatarios y principales beneficiarios de forma aparentemente legítima.

En relación a la investigación respectiva, la ABF se percató de las contradicciones en los precios reseñados por tanto por el exportador como por el importador. Acá colaboraron otras organizaciones locales e internacionales, entre las cuales figuran el organismo regulador de Inteligencia Financiera de Australia, mejor conocido como AUSTRAC.

No se hizo con Bitcoin

Lo interesante de este caso es que pone en evidencia como las entidades bancarias participan de forma activa en estos esquemas delictivos, mientras representantes de dichas organizaciones financieras y regulatorias manifiestan su preocupación con respecto a que Bitcoin y las principales criptomonedas funcionen como un medio para legitimar capital proveniente de actos ilícitos.

Recientemente, la presidenta del Banco Central Europeo, Christine Lagarde, indicó que Bitcoin debía regularse a nivel mundial, asegurando que esta servía como un vehículo importante para que los criminales legitimasen capital asociado con delitos de diversa índole. Dichas declaraciones derivaron en fuertes críticas hacia la funcionaria, justamente por criminalizar una tecnología que ofrece muchos mecanismos para garantizar la transparencia de las operaciones.

Actualmente, diversos organismos reguladores a nivel internacional ya cuentan con herramientas de ingeniería para hacer seguimiento a las operaciones ilícitas que hacen uso de criptomonedas como Bitcoin. Adicionalmente, existen muchas organizaciones no gubernamentales en el área de la seguridad informática, las cuales informan pertinentemente sobre cualquier tipo de práctica o transferencia que pueda resultar sospechosa.


Lecturas recomendadas


Fuente: AFR / Coinfomania

Versión de Angel Di Matteo / DiarioBitcoin

Imagen de Pixabay