Por Hannah Pérez  

De enfermero en un hospital de Nebraska a trader de Bitcoin con sueldo de 7 cifras. La historia de éxito del estadounidense Josh Dorgan es poco común, pero no es la única.

***

En medio de un mercado laboral profundamente perturbado por la pandemia de COVID-19, algunos profesionales están optando por cambiar su trabajo formal para poder sobrellevar la difícil situación.

El enfermero de 31 años de edad, Josh Dorgan, protagoniza una historia de éxito entre los miles de estadounidenses que han perdido o abandonado su trabajo por la crisis pandémica. Dorgan era enfermero pediátrico y gerente de unidad hospitalaria en una ciudad de Nebraska hasta que descubrió que podía ganar un mejor sueldo comerciando criptomonedas.

El profesional del área de la salud contó su historia a Bloomberg. Todo empezó en 2018, cuando Dorgan entró por primera vez al universo de las monedas digitales. Él se había topado con un informe que indicaba que Bitcoin había alcanzado un precio de USD$ 2.000. La noticia llamó su atención y lo motivó a hacer más investigaciones sobre la moneda digital.

Era una gran oportunidad para involucrarse con las criptomonedas lo antes posible“, dijo el enfermero al medio Insider.

De enfermero a trader de Bitcoin

Sin embargo, la decisión de dejar su trabajo en el hospital para dedicarse de lleno a las operaciones con monedas digitales llegaría dos años después, con la epidemia de coronavirus. El estallido de la pandemia de Covid-19 en Estados Unidos a inicios de 2020 complicó las cosas para Dorgan. Él relató a los medios que mantener ambos trabajos -enfermero y comerciante cripto- se volvió más complicado.

Fue realmente difícil estar sentado en mi oficina ganando unos cientos de dólares al día o lo que fuera y luego hacer un intercambio [con criptomoneda] en mi hora de almuerzo y ganar el salario de todo el día en cinco minutos.

EEUU se ha mantenido en las primeras de la lista de naciones más afectados por la crisis sanitaria a nivel global. El alto número de contagios ha colapsado los hospitales, clínicas y centros asistenciales de todo el país. También el volumen de personal se ha quedado corto para la cantidad de casos que tratar y, en algunos casos, los médicos han tenido que redoblar turnos para satisfacer la alta demanda.

Posiblemente el aumento y la presión de trabajo, sumado a los posibles temores ante el riesgo de contagio, motivaron a Dorgan a tomar su decisión. A mediados de 2020, y después de consultar con un asesor financiero, el enfermero decidió dejar su trabajo. Aunque antes también se aseguró de tener suficiente dinero ahorrado “en caso de que no funcionara“, según comentó a Insider.

Si bien admite que extraña a sus pacientes del hospital, Dorgan dijo que está “muy feliz” con su decisión. Él ahora gana siete cifras, ha comprado una casa de vacaciones y tiene más tiempo para cuidar a su hijo recién nacido. También pudo hacerse una rutina que es mejor para su salud y que incluye ejercicio y meditación, algo que dice que había ignorado por años. Además, también ha emprendido nuevos pasatiempos como proyectos de reformas para su hogar.

Por supuesto que extraño cuidar a los niños [en el hospital], pero puedo ayudar a la gente de otras formas enseñándoles cómo funcionan los mercados“, dijo a Insider. Agregó que ha invertido en algunas de las principales criptomonedas como Bitcoin y Ether, así como también en los mercados tradicionales. 

Un caso inusual de éxito, pero no el único

El caso de Dorgan es poco usual, pues aunque un gran número de estadounidenses son reacios a volver a sus puestos de trabajo formal, no todos parecen estar encontrando alternativas laborales beneficiosas. En el mismo reportaje de Bloomberg, que busca medir el sentimiento que envuelve la actual crisis laboral de EEUU, otros nueve ciudadanos desempleados relataron sus historias.

El grupo, conformado en su mayoría por profesionales, se mostró reticente a aceptar un puesto a tiempo parcial cuando lo que necesitaban era uno a tiempo completo. También indicaron descontento por las ofertas salariales, que aseguran son significativamente más bajas que antes de la pandemia y dicen vivir con las ayudas del gobierno. Otros dijeron que temían contagiarse del virus si volvían al trabajo.

Si bien el caso de Dorgan es inusual, no es el único. Cada vez más personas se suman al espacio de las criptomonedas para generar ganancias ya sea a través del comercio de activos o aprovechando tendencias crecientes; como las plataformas de finanzas descentralizadas (DeFi), los tokens no fungibles (NFT), o incluso las monedas memes.

Hace unos meses, DiarioBitcoin reportó la historia de un hombre de 33 años que se convirtió en millonario después de invertir en la criptomoneda Dogecoin (DOGE). Él no es el único que ha hecho mucho dinero con el token meme de perrito. En mayo, un alto gerente del banco Goldman Sachs, que tenía 14 años trabajando para la empresa, decidió dejar su trabajo tras obtener una fortuna con DOGE.


Lecturas recomendadas


Artículo versionado de Hannah Estefanía Pérez / DiarioBitcoin

Imagen de Unsplash