Por Hannah Pérez  

Snowden llamó a las monedas digitales de banco central monedas “fascistas” que le otorgan más poder al Estado. Dijo que el poder descentralizado de Bitcoin le resulta inaceptable a los bancos tradicionales.

***

Edward Snowden, el informante y antiguo empleado de la CIA conocido mundialmente por haber hecho públicos documentos clasificados del gobierno de Estados Unidos​, compartió sus reflexiones sobre las monedas digitales de banco central (CBDC).

En un artículo reciente, titulado Tu dinero y tu vida“, el consultor tecnológico estadounidense calificó a la CBDC como una “perversión de la criptomoneda” y una “moneda criptofascista“, ya que podrían otorgar mucho poder a los gobiernos y dejar menos libertad a la gente.

Snowden, quien en el pasado ha hablado sobre Bitcoin, abordó en esta oportunidad la última tendencia tecnológica que exploran varios de los principales bancos centrales de todo el mundo. Él compartió la publicación través de su cuenta Twitter junto a un pequeño resumen de lo que aborda en su texto:

Una CBDC es una perversión de la criptodivisa, o al menos de sus principios y protocolos fundacionales: una moneda criptofascista, diseñada expresamente para negarte la propiedad básica de tu dinero al instalar al Estado en el centro de cada transacción.

CBDC no es “dólar digital”

El programador se opuso a la idea de una moneda digital emitida por los bancos centrales y destacó que este avance está lejos de ser un “dólar digital” como pueden asegurar algunos.

Le diré lo que NO es una CBDC: NO es, como podría decirle Wikipedia, un dólar digitalDespués de todo, la mayoría de los dólares ya son digitales, y no existen como algo doblado en su billetera“, señaló el informante.

Trazando un recorrido histórico sobre la invención del dinero, Snowden concibe la CBDC como la última degradación de la moneda en la historia; que primero fue acuñada con metal precioso, luego diluida con plomo, luego convertida en trozos de pergamino para finalmente llegar a los billetes de papel que aún circulan en la actualidad. Un salto de la “servilleta” a la red, destacó con ironía.

Para Snowden, el principio subyacente a la nueva forma de moneda digital es el mismo que el que se vio previamente con el cambio de monedas de oro al papel. Este último estaba destinado a ser una moneda convertible equivalente al valor subyacente del oro, sin embargo, con el tiempo, terminó apartándose de este modelo. “El nuevo token digital circula junto al viejo token físico, cada vez más ausente“, comentó al respecto de la moneda digital junto al que sería su equivalente, el efectivo.

Tampoco consideró que la CBDC sea una adopción estatal de la criptomoneda; al menos no de la forma en que se entiende esta noción dentro del ecosistema criptográfico, como activos descentralizados. En este sentido, llamó a las monedas digitales de banco central “perversiones” de las criptomonedas y monedas “fascistas” que le otorgan más poder al Estado.

[La CBDC es] un gemelo malvado ingresado en los libros de contabilidad el día opuesto, diseñado expresamente para negar a sus usuarios la propiedad básica de su dinero e instalar al Estado en el centro mediador de cada transacción. 

A los gobiernos les incomoda el poder “desintermediador” de Bitcoin

Snowden insinuó que las CBDC son las nuevas “intermediadoras” del Estado y se oponen al poder “desintermediador” de Bitcoin y otros activos descentralizados. En esta línea de ideas, él elogió el potencial de las criptomonedas en términos de libertad financiera:

Bitcoin, Ethereum y otros, son considerados por los bancos centrales y comerciales como peligrosos desintermediadores; precisamente porque han sido diseñados para garantizar la misma protección para todos los usuarios, sin privilegios especiales extendidos al Estado. 

El programador elaboró al respecto que esta “disrupción de época” que proporciona Bitcoin y “que prometen la posibilidad de almacenar y mover valor verificable independientemente de la aprobación del Estado“, resulta inaceptable para los bancos tradicionales. Agregó que, con frecuencia, esta oposición a las criptomonedas se esconde bajo una preocupación paternalista” donde el Estado afirma que, sin su intermediación “amorosa“, el sistema se plagará de fraudes, drogas y actividades ilegales. 

Snowden colocó como ejemplo a China, que ha impulsado medidas en contra de las criptomonedas a la par que desarrolla su propia moneda digital soberana.

Mire China, el grito de los colgadores de servilletas, donde la nueva prohibición de Bitcoin, junto con la liberación del yuan digital, está claramente destinada a aumentar la capacidad del Estado para “intermediar”, para imponerse en medio de cada última transacción.

Estados Unidos no necesita una CBDC

Finalmente, Snowden se opuso a la idea de que Estados Unidos necesite desarrollar una moneda digital propia como lo está haciendo China. “Yo creo que los EEUU no necesita un CBDC a pesar de los bancos, cuyas actividades son, a mi juicio, casi todas mejor y más equitativamente realizadas en estos días por el ecosistema robusto, diverso y sostenible de criptodivisas no estatales (traducción: cripto regular)“.

Los comentarios del conocido informante estadounidense se producen en un momento en que un grupo cada vez más grande de naciones adelantan sus desarrollos de CBDC. Recientemente, el banco nacional de Georgia anunció que probará su moneda digital para 2022. También Nigeria se apresura para probar su e-naira en los próximos meses a la par que la Unión Europea avanza en esta materia.

Mientras tanto, se espera que la Reserva Federal (FED) de Estados Unidos publique un documento detallado con las consideraciones de un “dólar digital” en las próximas semanas. El presidente de la FED, Jerome Powell, destacó recientemente que el banco central no se siente presionado, pero se encuentran “trabajando de manera proactiva para evaluar si emitir una CBDC y, de ser así, en qué forma”.


Lecturas recomendadas


Artículo de Hannah Estefanía Pérez / DiarioBitcoin

Imagen de Unsplash