Por Hannah Pérez  

Una auditoría fiscal a gran escala en Japón sobre inversores de criptomonedas encontró evasión de impuestos por una suma cercana a los USD$ 12 millones.

***

Las autoridades de Japón están tomando medidas en contra de los inversores de criptomonedas que están evadiendo impuestos.

Según un informe reciente del medio de noticias local Nikkeiuna auditoría fiscal a gran escala reveló que los comerciales de monedas digitales han evadido impuestos por una suma de 1.400 millones de yenes o cerca de USD$ 12 millones. De esta suma, se ha identificado que una cantidad importante de las ganancias no contabilizadas está asociada con ADA, la criptomoneda de Cardano.

De acuerdo con una persona involucrada en las auditorías, muchos inversores con sede en la región de Kanto, que incluye el área metropolitana de Tokio, así como en las ciudades de Saitama, Tochigi, Gunma, Niigata y Nagano, se beneficiaron específicamente del repunte de precios de ADA este 2021.

ADA, de Cardano, es actualmente la cuarta criptomoneda más grande del mundo con una capitalización de mercado de más de USD$ 70 mil millones. Este año, ADA ha ganado más del 1.100% en su valor, alcanzando un máximo histórico de precio de USD $3 a inicios de septiembre. Para el momento de redacción el token se cotiza alrededor de los USD $2,2.

Según el reporte, los problemas fiscales relacionados con esta criptomoneda supuestamente ascendieron a 670 millones de yenes o cerca de 6 millones de dólares. 

Rendimiento comercial de ADA en los últimos dos años -CriptoMercados

Problemas fiscales con criptomonedas en Japón

Entre 2015 y 2017, Cardano realizó una oferta inicial de moneda (ICO), enfocada principalmente en los mercados asiáticos. Desde ese entonces, la criptomoneda ha gozado de gran popularidad entre los comerciantes japoneses.

Sin embargo, y a pesar de este creciente interés, la negociación de ADA se introdujo en Japón recién a mediados de este año. Como reportamos en DiarioBitcoin, en agosto de 2021, Bitpoint se convirtió en el primer intercambio de criptomonedas local en superar los estrictos obstáculos regulatorios y listar el activo.

Antes de eso, los inversores japoneses solo podían intercambiar ADA en intercambios en el extranjero como BinanceKraken o Bittrex. Mientras tanto, un informe previo ya indicaba que las autoridades de Japón están teniendo dificultades para identificar las transacciones personales con activos digitales. Si bien todos los intercambios japoneses deben registrarse en la Agencia de Servicios Financieros desde 2017, un reportaje de Nikkei señaló que “las transacciones personales pasan por alto los intercambios formales”.

En este sentido, una regulación con respecto a la transferencia de datos sigue pendiente. Kazuyuki Shiba, del Instituto de Asuntos Monetarios Internacionales, fue citado en ese momento diciendo:

Es difícil identificar quién posee o está recibiendo criptomonedas a menos que haya un intercambio profesional involucrado, lo que significa que las organizaciones criminales pueden explotar transacciones personales.

En cuanto a las ganancias no declaradas, los recaudadores de impuestos japoneses le dijeron a Nikkei que con los activos digitales cayendo en un área “legalmente gris. Se especula que los comerciantes del país están recurriendo cada vez más a las inversiones en monedas digitales como una “medida de ahorro de impuestos“.

Mientras, la fuente familiarizada con la auditoría aseguró que los inversores de criptomonedas no estaban declarando sus ganancias o estaban evadiendo impuestos intencionalmente.


Lecturas recomendadas


Fuentes: Decrypt, AMBCrypto, archivo

Versión de Hannah Estefanía Pérez / DiarioBitcoin

Imagen de Unsplash