Por Angel Di Matteo   @shadowargel


Ver manifestó su descontento al impuesto a mineros a través de su cuenta de Reddit, y el comentario generó polémica entre los seguidores de Bitcoin Cash.

***

Roger Ver, principal defensor y una de las figuras más influyentes dentro del ecosistema de Bitcoin Cash, publicó ayer un comentario bastante polémico a través de su cuenta de Reddit, en el que invitó a usuarios y mineros que estuviesen de acuerdo con derivar parte de sus ganancias por concepto de la minería a que migrasen a la criptomoneda DASH.

De acuerdo con información publicada en Reddit, al traducir el mensaje publicado por Ver se lee así:

Ya existe una moneda electrónica para pagos entre iguales con IFP. Se llama DASH. Sugiero a los partidarios del IFP que vendan sus BCH por DASH y comiencen a trabajar dentro de ese protocolo.

Las declaraciones de Ver vinieron a lugar a razón de la propuesta para la creación de un Plan de Financiamiento para la Infraestructura de Bitcoin Cash (IFP), el cual propone que el 8% de las recompensas por concepto de la minería de bloques sea derivado para la comunidad de desarrolladores. Esta medida privaría a los mineros del total de las ganancias asociadas con esta actividad, con lo cual quedaría un fondo destinado para financiar proyectos y desarrollos dentro del ecosistema BCH.

Rechazo de Ver a la creación de un IFP para Bitcoin Cash

Si bien muchos podrían tomar las palabras de Ver como un respaldo a la comunidad de DASH en un sentido literal, lo cierto es que acá queda reflejado el descontento del defensor de Bitcoin Cash por las medidas que los desarrolladores tienen contemplado implementar en la próxima actualización programada para noviembre de este año.

Esta no sería la primera vez que Ver manifiesta su rechazo por este tipo de iniciativas. A inicios de este año, el desarrollador principal y fundador de BTC.top, Jiang Zhuoer, presentó una propuesta en la que invitaba a la comunidad minera a donar el 12,5% de sus recompensas para financiar el desarrollo de la red, principalmente a nivel de infraestructura. La idea generó cierta polémica entre figuras influyentes, mineros y entusiastas de Bitcoin Cash.

A pesar de que esta proposición pueda parecer buena, ya que los fondos servirían para respaldar e incentivar el trabajo que realizan los programadores para mantener y mejorar la infraestructura de Bitcoin Cash, sus principales detractores resaltan que la medida resulta totalitaria y compromete la descentralización del proyecto. Entre los alegatos más destacados figura el carácter arbitrario con el cual se impulsa la propuesta, el hecho de que no considera el margen de gastos en el que incurre un minero para operar, así como el posible rechazo por los bloques minados que no hagan dicho aporte, lo cual comprometería el buen funcionamiento de la red.

El aspecto que resulta más polémico es que el equipo de Bitcoin ABC incluyó esta nueva propiedad a la versión más reciente del software para los nodos de Bitcoin Cash. Diversos medios destacan que buena parte del respaldo a la creación del IFP proviene de la comunidad de mineros residentes en China, pero la última decisión la tendrán quienes respaldan el funcionamiento de la red en todo el mundo, quienes deberán decidir si implementar esta propiedad o no en sus respectivos hardwares.

¿Por qué señalar a DASH?

Otro aspecto que llama bastante la atención fue el hecho de que Ver invitase a quienes respaldan la creación del IFP a que migrasen a DASH, criptomoneda que también figura como un Fork (versión alterna) de Bitcoin, la cual cuenta con otro tipo de propiedades que le convierten en un medio de pago por concepto de productos y servicios en muchas partes del mundo.

Al respecto, diversos analistas destacan que, a pesar del buen desempeño comercial y la adopción vista para DASH, el protocolo en sí es altamente centralizado en comparación a otros proyectos dentro del espacio de las criptomonedas. Este señalamiento viene a lugar ya que el proyecto en si cuenta con un IFP derivado de las actividades mineras, pero es la comunidad de operadores de masternodos quienes deciden a dónde se destina el capital respectivo y/o qué proyecto se financia con las reservas de la tesorería.

Cabe destacar que no solo DASH implementa este tipo de medidas para captar fondos derivados de la minería. Recientemente, a finales de enero de este año, el equipo de desarrollo principal de ZCash introdujo una medida similar, con la cual la comunidad minera aceptó destinar el 20% de sus ganancias para promover el desarrollo de la infraestructura del protocolo, así como para financiar eventos e iniciativas destinadas a promover la adopción de su moneda digital.

¿Futuro de Bitcoin Cash?

Por su parte, otro aspecto que preocupa a la comunidad de Bitcoin Cash es que este aspecto lleve a una nueva división en el seno del ecosistema, lo cual derive en el nacimiento de otra moneda digital derivada de esta, tal y como ocurrió con Bitcoin SV en 2018.

Para ese año, el desacuerdo en torno al tamaño de los bloques y otras características derivaron en fuertes debates dentro de la comunidad de Bitcoin Cash, abriendo el espacio para un conflicto que impactó negativamente sobre la evolución comercial de la moneda digital. Teníamos por un lado al equipo de Ver defendiendo la integridad del protocolo, mientras Craig Wright y sus seguidores aseguraban que ya el proyecto no se ajustaba a sus directrices originales, por lo que era necesario un cambio a gran escala.

Queda por ver si el desacuerdo existente en torno a la creación de un IFP termina por dividir a la comunidad minera, dando pie a la creación de un nuevo fork de Bitcoin Cash como ya ocurrió antes.


Lecturas recomendadas


Fuente: Cryptobriefing / Reddit / Beincrypto

Versión de Angel Di Matteo / DiarioBitcoin

Imagen de OFFICIAL LEWEB PHOTOS en Flickr bajo licencia CC