Por Angel Di Matteo   @shadowargel


El empresario Peter Schiff dijo hace unos días que Bitcoin era una estafa piramidal: Aquí presentamos algunas razones por las cuales  la criptomoneda no califica como una pirámide.

***

Esta semana, el excéntrico y polémico empresario del sector del oro, Peter Schiff, nuevamente hizo uso de sus redes oficiales para pronunciarse en contra de Bitcoin, empleando en esta oportunidad como alegato el hecho de que la moneda digital califica como un esquema piramidal.

Concretamente, en un tuit publicado en su cuenta el pasado 18 de julio, Schiff alegó:

La naturaleza misma de #Bitcoin requiere que los propietarios animen a nuevos compradores a entrar en el mercado. Sin que entren nuevos compradores, no hay forma de que los actuales HODLers salgan. Como con cualquier esquema piramidal, el éxito sólo es posible para aquellos que entran temprano si muchos otros entran tarde.

Rechazo a los alegatos de Schiff sobre Bitcoin

Tras la publicación del mensaje de Schiff en su cuenta de Twitter, no se hicieron esperar los comentarios en contra de las declaraciones del polémico empresario del sector del oro.

Uno de los más interesantes fue el publicado por el usuario @ZackG1982, quien empleó las mismas palabras de Schiff para referirse al mercado del oro, dejando claro que la afirmación también aplicaría para el metal precioso. También agregó que el valor de la moneda digital está sujeto a otros aspectos:

La utilidad y el valor de Bitcoin está en sus características, como ser descentralizada, sin permisos, global, inmutable, escasa, totalmente auditable, transferible al instante… altamente divisible, etc. Estas cosas y más representan la utilidad de Bitcoin. Mucho mejor que fiat y el oro.

Recopilando algunas de las respuestas más frecuentes a las declaraciones de Schiff, DiarioBitcoin realizó una encuesta a través de sus redes sociales, en la cual solicitó a los lectores su opinión con respecto a lo ocurrido. La mayoría de los participantes rechazó la postura del polémico empresario, y rescató el valor utilitario de Bitcoin como moneda digital / activo de valor.

Lectores rechazan alegatos de Peter Schiff. Encuesta realizada por DiarioBitcoin a través de Telegram.

Razones por las cuales Bitcoin no es un esquema piramidal

Por ende, a razón del revuelo que generaron los comentarios de Schiff, a continuación presentamos algunos puntos asociados al funcionamiento de Bitcoin, en base a los cuales no puede considerarse como un esquema piramidal:

1. Bitcoin como activo de valor

Desde un primer momento, Bitcoin como proyecto se concibió como un sistema de pagos entre pares (P2P), en el cual la custodia de los activos recae en sus mismos usuarios, con la posibilidad de hacer transacciones a bajo costo, sin necesidad de intermediación por parte de bancos, totalmente libre del control de gobiernos y organismos estatales.

Estas propiedades cambiaron radicalmente el concepto de la economía que hasta hace pocos años muchos conocían, lo cual abrió el camino para que las personas comenzaran a implementar este tipo de activos como medio de pago por concepto de productos y servicios.

Por otro lado, también están las personas que ven utilidad en Bitcoin como un activo de inversión y/o un mecanismo para almacenar valor, esto último en especial en países con panoramas económicos desfavorables como Argentina y Venezuela, donde los residentes no confían en sus respectivas monedas de circulación local.

A razón de su coexistencia con el dinero fiat y el hecho de que la cantidad de tokens es limitada, el precio de Bitcoin está determinado por el mercado en función de la oferta y la demanda, tal y como ocurre con otros productos básicos como el oro o el petróleo. Sin embargo, su valor está sujeto a una gran volatilidad, por lo que cuando hay buenas perspectivas el precio aumenta siempre que las personas opten por comprar, pero suele caer cuando se producen ventas masivas.

2. Bondades tecnológicas: Descentralización y uso de Blockchain

A pesar de que Bitcoin es un activo no tangible en comparación al oro, muchos analistas coinciden que el valor de la moneda digital radica en su tecnología y en la confianza manifiesta por sus propietarios. Esto principalmente se debe a que la criptomoneda funciona de forma descentralizada, respaldada por una sólida comunidad de mineros quienes reciben ganancias por realizar dicha labor.

Concretamente, el uso de la tecnología Blockchain dota de total transparencia y trazabilidad todas las operaciones que tienen lugar en la red, con lo cual los usuarios tienen la garantía de que sus transacciones llegarán a su destino, y podrán verificar el estado de la misma a través de un explorador de bloques.

En ausencia de una figura central que controle todos los registros de las operaciones, la red está compuesta por una gran cantidad de nodos que se actualizan de forma simultánea en el momento en el que algún minero carga un nuevo bloque a la red. Esta información es inmutable desde su punto de origen, por lo que no es posible que un nodo hackeado altere los registros existentes, ya que la misma red detecta al actor malicioso y suprime sus operaciones en el momento en el que este intenta hacer algún cambio para beneficio propio.

3. Adopción y practicidad como medio de pago

Otra parte importante del valor de Bitcoin está respaldada en la confianza y en la adopción por parte de sus usuarios, quienes desde hace años vienen probando su utilidad como un medio de pago por concepto de productos y servicios. Esta propiedad resulta especialmente beneficiosa para personas que operan por fuera del ecosistema bancario y no disponen de tarjetas de débito / crédito para operaciones locales y/o internacionales.

A la fecha, existen grandes compañías que de forma directa o indirecta (esto último a través de pasarelas de pago, soluciones creadas por la comunidad) aceptan Bitcoin, entre las cuales destacan Microsoft, Amazon, Newegg, Overstock, Starbucks, Shopify, Etsy, Dell, Subway, Travala, entre otras más.

Aunque dentro del ecosistema de las monedas digitales, hoy día existen mejores alternativas diseñadas con esta tecnología para operar como medio de intercambio por productos y servicios, la criptomoneda aún cuenta con una gran base de personas que deciden utilizar sus fondos BTC para estos fines, especialmente para transacciones más sustanciosas.

4. Esquemas piramidales que aprovechan la figura de Bitcoin

Como ocurre con cualquier activo de valor que genera fuerte interés entre las personas, aprovechando su buena reputación y su evolución comercial surgen ofertas engañosas que solo buscan sacar provecho del desconocimiento entre los interesados.

En el caso de Bitcoin y las principales criptomonedas, a razón de las complejidades operativas y el temor que supone el uso de una nueva tecnología, tanto organizaciones como personas malintencionadas buscan intermediar en el proceso comercial capitalizando la inversión, incluso haciendo propuestas favorables que mejoran si el interesado atrae a otros nuevos miembros en calidad de referidos.

Concretamente, estos últimos se denominan esquemas piramidales (tipo Ponzi) y están penalizados legalmente en gran cantidad de países, ya que este funciona pagando a los miembros más antiguos con la inversión destinada por los nuevos que ingresan, lo cual no genera ganancias orgánicas producto de operaciones comerciales.

En cuanto a las declaraciones de Schiff, este modelo no forma parte del funcionamiento ni del mercado de la moneda digital, ya que son justamente las fluctuaciones del mercado las que han beneficiado o perjudicado a los inversionistas, de la misma forma que ocurre con el comercio del oro, aunque este se encuentre sujeto a una menor volatilidad.

Bitcoin no es perfecto

Sin embargo, a pesar de que Bitcoin figura como una muy buena propuesta de valor entre inversionistas y entusiastas, el proyecto como tal no es perfecto, y existen aspectos operativos que deben mejorar en la actualidad para que el mismo vea una mayor adopción entre los que destacan estos principalmente: escalabilidad, consumo energético y centralización de minería. Tocaremos punto por punto:

Escalabilidad

Actualmente la red Bitcoin es la más segura y robusta entre las existentes, pero lamentablemente la demanda y la gran adopción compromete notablemente su capacidad operativa, dado que minar un bloque toma al menos 10 minutos y el tamaño de los mismos es de apenas 2MB.

Estos inconvenientes generaron problemas de congestión en la red, derivando en un aumento en el margen de tiempo para confirmar las operaciones, así como en un incremento en los márgenes de comisiones asociados a cada transacción, haciendo poco viable realizar micropagos con la moneda digital desde hace algunos años hasta la actualidad.

Aunque existen soluciones de segunda capa como Lightning Network para resolver estos problemas, el equipo de desarrollo principal debe contemplar alternativas nativas en el corto / mediano plazo para evitar mayores niveles de congestión en el futuro.

Consumo energético

El hecho de que Bitcoin cuente con el Blockchain más seguro en la actualidad conlleva un enorme gasto eléctrico para garantizar el funcionamiento de la red, el cual en la actualidad es equiparable al consumo energético que registra un país como Suiza.

Aunque este es uno de los puntos críticos entre reguladores y legisladores, estudios reflejan que al menos el 70% de la energía utilizada por la red proviene de fuentes renovables, por lo que actualmente su funcionamiento no deriva en una huella ambiental tan profunda como la producción de otras materias primas.

Sin embargo, el profesor de la Universidad de Nicosia y reputado orador del ecosistema Bitcoin, Andreas Antonopoulos, aseguró que el equipo de desarrollo principal también tiene contemplado abordar este aspecto de cara a las mejoras que vendrán a futuro para la red.

Centralización de las actividades mineras

Aunque en teoría la red de mineros Bitcoin está distribuida a lo largo del mundo, la mayor concentración de las actividades se encuentra en territorio chino, un país que mantiene una relación ambivalenten en relación al uso de las monedas digitales.

Para hacer cambios válidos a la red se debe contar con al menos con la aprobación del 51% de los mineros de la red. Por ende, si el gobierno chino decide emitir medidas que atenten contra la integridad de los registros, esto sería técnicamente posible si las empresas ceden a las demandas del Estado, tomando en cuenta que el 64% de la tasa de HASH de la red es aportado por dispositivos mineros manufacturados por empresas chinas.

Por último, el protocolo de Bitcoin está bajo la responsabilidad del equipo de Bitcoin Core, organización bajo la directriz de la empresa Blockstream. En ausencia de otros clientes que programen y propongan activamente cambios para la red, en teoría, el control del proyecto queda en manos de una sola compañía con voz y voto para implementar lo que consideren adecuado.


Si desea conocer más sobre Bitcoin, le invitamos a leer nuestro artículo con todos los aspectos clave que necesita conocer sobre la criptomoneda:

Por otra parte, si desea saber más sobre los distintos tipos de estafa que proliferan en el ecosistema de las monedas digitales, recomendamos los siguientes artículos:


Artículo de Angel Di Matteo / DiarioBitcoin

Imagen de  André François McKenzie en Unsplash