Por Angel Di Matteo   @shadowargel


Información que debe conocer todo usuario a la hora de comenzar a operar con Bitcoin o cualquiera de las principales criptomonedas.

***

Nadie puede negar que Bitcoin y las principales monedas cada día captan la atención de nuevas personas interesadas en este ecosistema, principalmente a razón de las distintas oportunidades de inversión que ofrecen estos activos, así como por los cambios que introdujeron a la concepción del dinero que manejábamos hasta hace unos pocos años.

Sin embargo, para los no conocedores, estos temas de entrada pueden resultar complicados por la gran cantidad de aspectos técnicos, términos especializados y aspectos a tomar en cuenta a la hora de utilizar estos activos.

DiarioBitcoin presenta una guía introductoria con algunos aspectos básicos que debes conocer si no sabes nada sobre Bitcoin o las principales criptomonedas.

¿Qué es Bitcoin?

Dicho de forma sencilla, Bitcoin (BTC) es lo que podría definirse como una moneda digital (o criptomoneda), ya que es un activo  virtual especialmente diseñado para funcionar a través de computadores o dispositivos inteligentes, sirviendo como medio para adquirir bienes y servicios tal como si se tratase del dinero tradicional emitido por cualquier país.

Vale señalar que Bitcoin es la principal de las criptomonedas, con un dominio del mercado que supera el 60% en 2020, pero que llegó a superar el 90% en años anteriores.

De acuerdo con información publicada en el documento fundacional (White Paper) de la moneda digital, Bitcoin fue concebido como un sistema de pago entre personas o pares (P2P), el cual opera a través de una red descentralizada conocida como Blockchain, donde queda de forma pública e inmutable el historial de todas las operaciones realizadas. Esta red garantiza total transparencia al tiempo que protege la identidad de los usuarios, ya que todas las transferencias son expresadas en códigos alfa-numéricos.



¿Cuáles son las propiedades de Bitcoin?

A diferencia de las monedas de curso legal que empleamos en la mayoría de los países, Bitcoin posee ciertas características que plantean una redefinición de lo que actualmente concebimos como dinero, entre las cuales destacan las sigientes:

  • Al funcionar a través de un sistema P2P, cada persona tiene completo controlo sobre sus activos a través de un monedero digital, a través del cual podrá realizar transacciones de forma directa y sin intermediarios, evitando así la participación de terceros de confianza como los bancos o entidades financieras.
  • Aún cuando existen reglamentos y legislaciones que regulan la adquisición de fondos Bitcoin dentro de ciertos países y/o estados, ningún gobierno ni entidad privada puede ejercer controles sobre la forma en la que cada persona hace uso de sus BTC. Estos pertenecen a su propietario y ninguna entidad cuenta con mecanismos para saber cuánto posee y como utiliza sus bitcoins cada persona.
  • Las transferencias Bitcoin se realizan de forma casi instantánea, sin importar si el destinatario está en la misma habitación que el emisor o en otro país. Dichas operaciones tienen un costo muy bajo, ofreciendo al usuario la posibilidad de fijar el margen de comisión que desee pagar, el cual influirá directamente sobre el tiempo de procesamiento de la operación.
  • El precio de Bitcoin fluctúa constantemente y es pautado por el mercado internacional a razón de la oferta y la demanda. Su valor reside en su tecnología, su utilidad y en la confianza depositada por los usuarios, por lo que no está respaldado por reservas físicas de oro o dinero fiat como ocurre con otras monedas.
  • La red a través de la cual funciona Bitcoin es conocida como Blockchain, y se soporta en una gran cantidad de computadores distribuidos en todo el mundo, los cuales ofrecen su poder de procesamiento para garantizar la emisión de transacciones a cambio de las comisiones asociadas a las operaciones y la ganancia de nuevos activos.

¿En qué se diferencia Bitcoin de otras criptomonedas?

Si bien Bitcoin figura como la primera moneda digital de la historia reciente y la más importante en los principales mercados, esta no es la única criptomoneda con la que los interesados pueden operar. Sin embargo, es importante entender en que se diferencia esta de las más de 5.000 monedas digitales que existen en la actualidad.

Como tal, Bitcoin fue diseñada para operar como dinero electrónico, por lo que posee propiedades deflacionarias al solo estar programada para contar con un total de 21 millones de unidades, y su funcionalidad solo aplica de forma nativa para operaciones comerciales, almacén de valor o para la compra / venta de productos o servicios.

Por su parte existen otras monedas digitales, como es el caso del Ether (ETH), la cual fue creada para operar como moneda nativa de una red que ofrece mucha más funcionalidad, en la cual programadores pudiesen diseñar aplicaciones y manejan al criptoactivo como un medio válido para pagar por las operaciones de las mismas. En este caso, su emisión no tiene un tope máximo, por lo que carece de propiedades deflacionarias que protejan su valor a futuro.

De esta misma forma, existen otro tipo de activos denominados Security Tokens (STO), los cuales son representaciones digitales de propiedad similares a las acciones de compañías; y los Utility Tokens (UTO), que sirven como representaciones de cupones válidos para los servicios que presta la empresa emisora.

Por último están las stablecoin, monedas digitales cuyo precio está vinculado al de una divisa fiat (generalmente el dólar estadounidense) y la compañía emisora respalda los activos circulantes con reservas de la moneda de referencia en cuentas bancarias.

Lea más:

¿Cómo mantengo a resguardo mi Bitcoin?

Para que una persona pueda manejar sus BTC, es necesario disponer de una “Wallet” o “Monedero Digital”, el cual es un hardware / software que mantiene a buen resguardo los activos digitales del usuario, permitiendo almacenar, enviar o recibir fondos Bitcoin y/o en cualquier otra moneda digital.

Las wallets se dividen principalmente en dos categorías:

  • Wallets digitales: Consisten en un software que el usuario puede descargar en su dispositivo inteligente o computador de escritorio.
  • Wallets físicas: Son dispositivos especialmente diseñados para almacenar criptomonedas “en frío“, es decir, de manera offline sin estar conectadas a internet, teléfono inteligente o computador.

A su vez, toda wallet debe proveer a su usuario de dos aspectos muy importantes:

  • Llaves públicas y privadas: Son códigos alfanuméricos que posibilitan las transacciones de los activos en cuestión.
  • Código semilla (Seed): Consiste en un código o grupo de palabras que sirven para recuperar los fondos en caso de pérdida o avería del dispositivo donde se encontraba la wallet. Es importante que este código nunca lo reveles a nadie, ya que podría activar tu monedero digital y tomar posesión de tus activos.

Importante: A la hora de elegir una wallet para almacenar tus fondos cripto, preferiblemente revisa las reseñas y comentarios de los usuarios para constatar si las misma cumple con los estándares de seguridad necesarios para mantener a buen resguardo tus activos.

Acá podrás revisar un listado con algunas de las wallets más recomendadas para almacenar Bitcoin.

¿Dónde puedo comprar o vender Bitcoin y otras criptomonedas?

La forma más recomendable para todos los interesados en comprar o vender monedas digitales es hacerlo a través de exchanges cripto, es decir, plataformas debidamente autorizadas en su país de residencia especialmente diseñadas para a la compra/venta de monedas digitales con dinero de curso legal. Para ello deberá hacer la debida inscripción consignando sus datos personales y aceptar los términos de uso manejados por el servicio.

Si está en América Latina, acá tienes un listado de exchanges operativos en cada país.

Otra alternativa aparte de los exchanges son las plataformas P2P como LocalBitcoinsLocalCryptos y/o Paxful, en las cuales los interesados pueden comercializar criptomonedas estableciendo el mecanismo de pago que les resulte más conveniente, mientras las monedas digitales quedan a resguardo hasta que las partes confirmen el cumplimiento de los pasos respectivos.

Recomendación: Evite comerciar a través de redes sociales o canales externos a los antes recomendados, ya que estos son los principales mecanismos empleados por estafadores que buscan tomar los BTC o fondos fiat de los usuarios haciendo promesas que parecen muy lucrativas.

¿Qué otra cosa debo tener en cuenta?

Aunque ningún gobierno o entidad puede establecer controles sobre el hecho de que un usuario posea BTC o fondos en cualquier criptomoneda, es importante que conozca a detalle los marcos regulatorios que aplican para estos activos en su país de residencia. De esta forma estará mucho más preparado para evitar posibles inconvenientes legales a la hora de operar o comercializar con sus criptomonedas si llega a presentarse el caso.

Para conocer más sobre las regulaciones y medidas establecidas por cada país, le invitamos a consultar el siguiente listado:

Todo lo que debes saber sobre Bitcoin y las Criptomonedas en el mundo

Artículo de Angel Di Matteo / DiarioBitcoin

Imagen de Canva

?