Por Angel Di Matteo   @shadowargel

Al respecto, el Banco Central de Uruguay dedicará este último trimestre del año para preparar dicha propuesta, para lo cual conversará con actores y empresas del sector, al tiempo que revisará las experiencias de otros organismos reguladores internacionales abordando estos temas.

***

El Banco Central de Uruguay (BCU), la entidad estatal que regula y establece las disposiciones aplicables al dinero en el país sudamericano, anunció la creación de un plan de trabajo de cara a una posible regulación que aborde a Bitcoin, las principales monedas digitales y las empresas que ofrecen servicios asociados a estos activos.

Así lo indicó el Banco Central de Uruguay en un comunicado publicado el pasado 1 de octubre, donde informó sobre los distintos pasos contemplados en su agenda en relación a las monedas digitales en el país, en atención a las propiedades que tienen estos activos las cuales pudiesen utilizarse para fines ilícitos.

Banco Central de Uruguay preparará propuesta regulatoria

Entre los planes del BCU esta presentar una propuesta regulatoria antes de que culmine este 2021, en la cual plantearía algunos cambios a los marcos jurídicos actualmente vigentes aplicables a las monedas digitales. Entre los planes está evaluar las propiedades comerciales y operativas de estos activos para presentar leyes que se ajusten de la mejo manera posible a este ecosistema

Según indicó el BCU, este proceso se llevará de la mano con los principales representantes y empresas de la industria, justamente para prestar atención a las necesidades del sector, pero sin perder de vista la perspectiva que han tenido otras entidades regulatorias y organismos internacionales con respecto al tema, para así aprovechar el conocimiento y la experticia a la hora de diseñar marcos regulatorios.

Entre las consideraciones que hace BCU sobre la necesidad de una regulación efectiva, la entidad cita concretamente tres aspectos:

  • Las monedas digitales no aplican bajo el estatus de dinero dentro del país.
  • La emisión y comercialización de las mismas no están actualmente sujetas a una regulación específica.
  • Son activos sujetos a una gran volatilidad en cuanto a su cotización en los principales mercados asociados.
  • La mayoría de estas monedas garantizan el anonimato de las operaciones, aspectos que representan riesgos importantes para los usuarios.

Vale destacar que ya la entidad bancaria cuenta con un grupo de trabajo justamente para hacer seguimiento a estos activos desde una perspectiva interdisciplinaria. Esto permitió el desarrollo de un marco conceptual que aborda las distintas actividades asociadas a las monedas digitales

El trabajo para estos meses

Como tal, BCU tomará estos últimos tres meses del año para ajustar todo y comenzar a trabajar en función de esta propuesta regulatoria, la cual una vez esté lista, también será debidamente presentada ante los reguladores para su consideración.

A su vez, el BCU también realizará algunas actividades a partir de 2022 que estarán contempladas en una hoja de ruta con todo detalle, justamente con el objetivo de avanzar en las definiciones institucionales que apliquen dentro de esta temática.

Mientras esto se ajusta, el Banco Central recomienda a los interesados en estos activos operar con mucha cautela, y escribe:

“El Banco Central recomienda a los usuarios del sistema financiero y el público en general realizar una evaluación exhaustiva de los riesgos que asume al operar con estos instrumentos y a tomar los recaudos necesarios para mitigarlos teniendo en consideración que altos retornos generalmente van asociados a altos riesgos. Para ello, se aconseja recurrir a información confiable, clara y completa (tanto con relación al instrumento y a la operativa, así como en relación con los proveedores del servicio y de las contrapartes involucradas en la operación), a implementar buenas prácticas en cuanto al cuidado de las claves que controlan el acceso a los fondos y a considerar si los proveedores de servicios de compra-venta, transferencia y custodia de activos virtuales se encuentran sujetos a regulación y supervisión en su país de origen”.

Panorama regional

El anuncio por parte del Banco Central de Uruguay se produce en un momento en el que la región comienza a tomar con mucha más seriedad a las monedas digitales, buscando agilizar trámites regulatorios para abordar efectivamente las consideraciones comerciales y operativas de dichos activos.

Para analistas y entusiastas, el interés vino a lugar tras las acciones impulsadas por el gobierno de El Salvador, el cual hizo de Bitcoin una moneda oficial a partir del pasado 7 de septiembre cuando entró en vigencia la medida legislativa que hacía esto posible. Pese a las críticas y problemas operativos, reportes reflejan que ciertamente hay un interés por parte de los residentes en la moneda digital, los cuales acuden a los puntos especificados por el estado para adquirir sus fondos BTC.

Desde entonces, diputados y asambleístas en los países de la región han tratado de impulsar propuestas regulatorias para legitimar el uso y/o comercialización de criptomonedas en países como Brasil, Paraguay, Panamá y Colombia.

Vale destacar que en Uruguay, el excandidato presidencial y actual senador del país, Jan Sartori, también presentó este año un proyecto de ley  pretende regular la utilización de monedas digitales en dicha nación.


Lecturas recomendadas


Fuente: CoinDesk, comunicado BCU

Versión de Angel Di Matteo / DiarioBitcoin

Imagen de Unsplash