Por Angel Di Matteo   @shadowargel

Sondeos realizados por la Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO) estiman la deuda del gobierno de EE UU en unos USD $24 billones para finales de 2021, mientras muchos se aferran a la narrativa de que las criptomonedas podrían ser una buena reserva de valor, a pesar de que actualmente vayan a la baja.

***

El Gobierno de EE UU anunció que solicitará un préstamo de USD $3 billones este año para poder cumplir satisfactoriamente con sus obligaciones.

Así lo indicó la Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO), la cual indicó que dicha medida está contemplada dentro de los planes de financiamiento por parte del Gobierno de EE UU, el cual continuará solicitando al menos USD $1 billón cada año, estableciendo un promedio de USD $12 billones en total para el período 2022 – 2031.

De acuerdo con varios analistas y portales especializados, el préstamo que está solicitando el Gobierno de EE UU equivale casi a la totalidad de los ingresos anuales percibidos por concepto de la recaudación de impuestos, con un aumento de otros USD $745.000 millones como parte de las proyecciones presentadas en febrero a razón de lo establecido en la Ley del Plan de Rescate Estadounidense para 2021.

Crece la deuda pública de EE UU

Ofreciendo más detalles con respecto a la situación actual, la CBO aseguró que la deuda pública manejada por el gobierno actualmente se ubica en unos USD $21 billones de dólares, y con esta nueva solicitud aumentará a unos USD $24 billones para finales del presente año.

Sin embargo, datos aportados por el Tesoro de EE UU son mucho más pesimistas en esta materia, y señalan que la deuda pública podría llegar con este nuevo préstamo a unos USD $28 billones.

Tasas de intereses bajas y aumento de la economía

La solicitud por parte del Gobierno de EE UU viene en un período especialmente importante para la economía local, la cual finalmente comienza a ponerse de pie tras los efectos derivados de la pandemia por COVID-19.

En el marco de las medidas especiales tomadas por esta coyuntura, la Reserva Federal de EE UU (FED) anunció una reducción en las tasas de intereses, las cuales estarían cercanas a cero, así como la recompra de bonos soberanos para incentivar a la economía local.

Dicha medida ha despertado ciertas alarmas entre analistas y economistas, quienes aunque reconocen la necesidad de los incentivos financieros, destacan que estas medidas podrían derivar un aumento en los niveles inflacionarios de la moneda local, esto de la mano con la gran cantidad de nuevos dólares emitidos por la FED a lo largo de este año, los cuales se estiman equivalen a una quinta parte del total actualmente circulante en todo el mundo.

Pese a esto, la misma FED ha anunciado que las medidas han dado buen resultado ya que la economía ha mejorado con relación al año pasado. Se proyecta que esta crezca en un 7,4% para finales de 2021, con un aumento anual del 2,8% hasta 2025.

¿Qué pasará con las criptomonedas?

En medio de toda la incertidumbre financiera con respecto a EE UU, las monedas digitales han visto gran interés como posibles reservas de valor frente a los acontecimientos que sacuden a la economía estadounidense.

En ese sentido, ha cobrado cada vez más fuerza la narrativa que asocia a Bitcoin con el nuevo oro digital, y el aumento de la participación institucional llevó a la moneda digital en mayo de este año a cotizarse por encima de los USD $60.000 por unidad, alcanzando sus valores históricos más altos a la fecha.

Sin embargo, el pasado mes de junio fue bastante pesado para las monedas digitales a razón de una serie de anuncios y acontecimientos ocurridos, destacando el hecho de que Tesla dejase de aceptar pagos con Bitcoin, así como las amenazas y dictámenes del gobierno chino en contra de la comercialización y minería de criptomonedas a nivel local. Esto llevó a la principal moneda digital a registrar pérdidas cercanas al 50% con respecto a sus máximos históricos, teniendo a muchos analistas a favor de que los precios podrían caer aún más en las próximas semanas.

Pese a lo antes expuesto, de cara al futuro son muchas las personas y entidades que mantienen a Bitcoin como una muy buena reserva de valor, bajo la expectativa de que su precio vuelva a aumentar para finales de este año. Un factor crucial para ello es la premisa asociada con la situación económica de EE UU en estos momentos, lo cual permitiría a muchos comerciantes acercarse con más seguridad a las monedas digitales y utilizarlas eventualmente para protegerse de los efectos inflacionarios que vendrán próximamente.


Lecturas recomendadas


Fuente: TrustNodes, Archivo DiarioBitcoin

Versión de Angel Di Matteo / DiarioBitcoin

Imagen de Unsplash