Por Hannah Pérez  

Después del ataque masivo a Colonial Pipeline, la administración de Biden se está tomando en serio el ransonware; y eso incluye un rastreo a las transacciones con criptomonedas entre grupos criminales.

***

Un portavoz de la Casa Blanca, en Estados Unidos, señaló que “expandir el análisis de criptomonedas” es parte de una estrategia más amplia de la administración del presidente Joe Biden para luchar contra los ataques ransomware.

Cabe señalar que el ransomware es un tipo de malware (software computacional malicioso) que utilizan los ciberdelincuentes para secuestrar datos y demandar a las víctimas dinero por el rescate de datos. En muchos casos, los atacantes solicitan rescate en criptomonedas.

Según reportó The Block, la estrategia contra este tipo de ataques fue tema de discusión reciente en la Casa Blanca. Según una transcripción de la rueda de prensa del 1 de junio, la vicesecretaria de prensa principal, Karine Jean-Pierre, habló con los periodistas sobre el recién revelado ataque de ransomware al proveedor de carne JBS.

Casa Blanca lucha contra ransomware

De acuerdo con la información, JBS notificó a Washington el domingo haber sido víctima de un ataque de ransomware. Jean-Pierre dijo que “La Casa Blanca ha ofrecido ayuda a JBS” y que los funcionarios estadounidenses están investigando la situación. De acuerdo con la información, el ataque estaría vinculado con una organización criminal probablemente con sede en Rusia. 

La Casa Blanca se está comprometiendo directamente con el gobierno ruso en este asunto y transmite el mensaje de que los estados responsables no albergan a los criminales de ransomware. El FBI está investigando el incidente y CISA está coordinando con el FBI para ofrecer apoyo técnico a la empresa en la recuperación de el ataque de ransomware“, destacó Jean-Pierre.

El ataque a la empresa JBS se produce poco después de que la operadora del sistema de oleoductos más grande de EE UU, Colonial Pipeline, fuese victima de un ransomware. Como se informó, el ataque comprometió todas las operaciones de la compañía. Colonial Pipeline se vio en la necesidad de pagar un rescate de USD $5 millones en criptomonedas.

La representante de prensa luego brindó detalles sobre los esfuerzos de la administración de Biden para acabar con el ransomware, haciendo referencia al análisis exhaustivo de monedas digitales.

La lucha contra el ransomware es una prioridad para la administración. El presidente Biden ya ha lanzado una revisión estratégica rápida para abordar la creciente amenaza del ransomware para incluir cuatro líneas de esfuerzo: una, distribución de infraestructura de ransomware y actores que trabajan en estrecha colaboración con el sector privado; dos, construir una coalición internacional para responsabilizar a los países que albergan a los agentes del rescate; expandir el análisis de criptomonedas para encontrar y perseguir transacciones criminalesy revisar las políticas de ransomware del gobierno de los EE. UU.

Criptomonedas son tema recurrente

Un informe reciente de la firma de análisis Chainalysis reveló cifras relevantes sobre el crecimiento de ataques ransomware en los últimos meses. Según el informe, se realizaron unos USD$ 406 millones en pagos en monedas digitales a direcciones de ransomware en 2020, la cifra más alta registrada. Y en lo que va de 2021, las direcciones vinculadas a ataques de ransomware han recaudado hasta 81 millones de dólares.

Hacemos un llamado a las organizaciones de todo el gobierno y el sector privado para que tomen en serio la amenaza del ransomware y modernicen sus defensas cibernéticas, incluida la implementación de las prácticas en la orden ejecutiva“, agregó Jean-Pierre.

Organismos del gobierno de EE UU ya han firmado contratos con empresas de la industria como Chainalysis con el propósito de rastrear las transacciones de criptomonedas. Queda por ver si el enfoque de la Casa Blanca contra el ransomware verá estas capacidades expandidas por las agencias de aplicación de la ley.

En las últimas semanas, la administración de Biden ha tomado un enfoque enérgico para vigilar de cerca los movimientos con activos digitales. Como parte de una medida para reforzar el cumplimiento tributario, el Departamento del Tesoro exigió recientemente a las empresas informar transacciones con criptomonedas sobre los USD $10.000.

También el presidente de la SEC, Gary Gensler, instó a los reguladores a perseguir “agresivamente a los malos actores del sector de criptomonedas.


Lecturas recomendadas


Fuentes: Casa Blanca, The Block, The Block, archivo

Versión de Hannah Estefanía Pérez / DiarioBitcoin

Imagen de Unsplash