Por Hannah Pérez  

Pensaba que estaba comprando el primer NFT de Banksy, pero todo era una trampa. Al final tuvo suerte: el estafador le devolvió -casi- todo su dinero, y no se llevó una obra auténtica, pero sí una anécdota inusual. 

***

Un coleccionista de arte digital pensó esta semana que estaba ante una oportunidad única: comprar la primera pieza NFT (token no fungible) del popular y misterioso artista Banksy. Sin embargo, se trataba de un gran truco; uno lo suficientemente sofisticado como para convencer al prominente coleccionista anónimo de arte NFT, Pransky.

Muy bueno para ser verdad

Todo comenzó a inicios de semana, cuando la página oficial del artista urbano promovió la venta de una pieza de arte tokenizada. Según los diferentes reportes, el sitio web de Banksy incluía una sección NFT, ahora eliminada, cuyo link conducía directamente a una obra en el mercado OpenSea.

La pieza, inspirada en los famosos CryptoPunks y denominada “Gran redistribución del desastre del cambio climático”, muestra a una figurita pixelada fumando frente a algunas chimeneas industriales en un aparente comentario sobre el impacto climático de criptomoneda y el arte digital. Si se observa de cerca, la obra parece ser una imagen adaptada del Punk #7804, una de las piezas más valiosas de la codiciada colección CryptoPunks que se vendió por 7,57 millones de dólares a principios de este año.

NFT de Banksy falso – OpenSea

Aunque no lucía como un típico Banksy, parecía ser -a todas luces- la primera incursión NFT del aclamado artista británico. A todas estas, estaba publicado en su propia página web, lo que fue suficiente para convencer al coleccionista de que se enfrentaba a una pieza legítima.

Pranksy, quien es conocido por ser una “ballena” (gran inversor) de NFT con una gran colección de los NBA Top Shots, relató a Decrypt que se había interesado por la pieza después de que un usuario de Discord le enviara la información sobre la subasta. El coleccionista se apresuró a ofertar una cifra de 100 ether, valorada por USD $380.000 para el momento de edición. 

La oferta fue aceptada inmediatamente, dando por finalizada la subasta. Lo que pensó que era el primer NFT de Banksy era suyo, y por solo una fracción de los precios en el mercado. Este año los precios de las obras del artista callejero se han disparado, llegándose a cotizar algunas por encima de los USD $12 millones, según reseñó The Guardian. Pero no tan rápido.

Estafador devuelve el dinero

Una hora y media después de que terminara la subasta, la subpágina con la etiqueta ‘NFT’ había desaparecido del sitio web de Banksy. Para Pranksy, quien ya traía dudas debido a la rapidez con la que se llevó a cabo la subasta, este elemento terminó de confirmar todas sus sospechas: se había tratado de una estafa.

Supuse que era una subasta de tres días y cuando mi oferta fue aceptada [tan rápido] supe que debía ser falsa, comentó Pranksy a The Guardian. El coleccionista había compartido previamente su preocupación en un mensaje de Twitter. 

Así que mi oferta de 100 ETH fue aceptada para el potencial primer NFT de Banksy en OpenSea. El enlace se eliminó de su sitio web, por lo que podría haber sido un engaño muy elaborado, supongo que eso es lo que será, ¡solo el tiempo lo dirá!

Él destacó a los medios que especula que la página web del artista fue pirateada para incluir el enlace; aunque un portavoz de Banksy se negó a decir si este había sido el caso. En cambio, el equipo aseguró: “El artista Banksy no ha creado ninguna obra de arte NFT“. El organismo de autenticación del artista, Pest Control, también confirmó que la obra no era auténtica.

Por fortuna para Pranksy, y en un inesperado giro de eventos tan extraños como esta historia, el estafador decidió reembolsar el dinero al coleccionista. Cerca de ocho horas después de los acontecimientos, Pranksy recibió de vuelta 97,69 ETH (USD $371.222); equivalente a lo que había pagado menos las tarifas. Quizás, el hacker se había arrepentido o se sintió amenazado tras haber sido identificado.

El reembolso fue totalmente inesperado. Creo que la cobertura de prensa del hackeo más el hecho de que encontré al hacker y lo seguí en Twitter pueden haberlo impulsado al reembolso“, comentó Pranksy a BBC. También sugirió que el estafador estaba más motivado por el desafío que por obtener dinero, y que su propósito podía haber sido mostrar la falla del sitio web. 

Sedientos por NFT de Banksy (o lo que se le parezca)

En conversaciones con la BBC, el coleccionista aseguró que se sentía afortunado a pesar de haber sido víctima de estafa. “Muchos otros en una situación similar con menos alcance no hubieran tenido el mismo resultado“, aseguró Pranksy. Asimismo, agregó a The Guardian que el incidente no disminuye su entusiasmo por los NFT, aunque dice que ahora ser más precavido. 

No he perdido la fe en los NFT después del incidente. Me emocionaré un poco menos cuando vea uno vinculado a través del sitio web de un artista. 

Esta no es la primera vez que una obra de Banksy genera controversia dentro del creciente espacio NFT. En marzo, la compañía Injective Protocol compró una obra física del artista por USD $95.000 para quemarla y vender un video sobre el suceso en forma de coleccionable. El ‘Banksy quemado’ se vendió por USD $380.000 en ether a través de OpenSea.

Previamente, un artista vendió NFT creados con el estilo de plantilla de graffiti característico de Banksy por 447 ETH, hoy valorados en USD $1,6 millones, en los mercados OpenSea y Rarible. Aunque, a diferencia del peculiar fraude de esta semana, ese creador nunca fingió que sus piezas eran auténticos Banksy.

En todo caso, parece que a los compradores sedientos de NFT no les importa mucho si se trata de obras auténticas. Curiosamente, el Bansky falso que adquirió Pranksy aún tiene ofertas de hasta USD $50.000 en OpenSea


Lecturas recomendadas


Artículo versionado de Hannah Estefanía Pérez / DiarioBitcoin

Imagen de Unsplash