Por DiarioBitcoin   @diariobitcoin

El mundo cripto crece y con marketplaces de NFT han llegado los artistas a enseñarle a los geeks lo irracional, exuberante y emocionante que es el mundo del arte.

***

Los bienes fungibles se gastan, deterioran y no son diferentes uno del otro, por ejemplo, puedes cambiar un billete de USD $1 por otro billete de USD $1 y para ti son idénticos en valor. Por el contrario, hay bienes que no se pueden intercambiar por versiones idénticas por que son únicos, estos son no-fungibles.

Obras de arte del famoso Banksy fueron quemadas en vivo en Twitter y YouTube como proceso de “transformación” de arte real a arte digital el cual es representado por una ficha digital no-fungible, NFT (Non-Fungible Token).

Injective Protocol, la compañía detrás de esta hazaña publicitaria-artística aprovechó el momento e hizo la primera ceremonia de quemado de arte para crear un token NFT. La empresa compró la impresión de la obra “Morons (White)” (“Imbéciles (Blanco)”) de la galería Taglialatella en Nueva York, para quemarla el pasado lunes por la noche.

La quema tomó lugar en un vecindario en Brooklyn que no nombraron, la quema fue puesta en un live-stream bajo la cuenta Twitter @BurntBanksy

Momentos luego, publicaron una versión digital de la obra en el portal NFT OpenSea, el cual ha ganado mas notoriedad despues que Mark Cuban lo usara para generar su propio NFT.

Acá el video en alta resolución de la quema de la obra de arte.

Para el momento de esta publicación Injective Protocols está perdiendo dinero en la subasta, la mayor oferta es de solo ETH 36.4652, unos USD $59.900 al precio actual, la obra original les costó unos USD $35 mil más.

Artículo de Angel León para DiarioBitcoin