Por Editor DiarioBitcoin  

Lael Brainard, vicepresidenta de la Reserva Federal de EE. UU., cree que las stablecoins podrían ser un riesgo ‘significativo’ para el sistema de pagos.

***

  • La vicepresidenta de la FED critica las stablecoins.
  • Brainard piensa que cripto puede fragmentar sistema de pagos de EEUU.
  • Pago con dinero en efectivo en EEUU se ha reducido del 31% al 20%.

La vicepresidenta de la Reserva Federal (FED) de Estados Unidos, Lael Brainard, rinde testimonio sobre las stablecoins y las monedas digitales del banco central (CBDC) ante el Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes de EE. UU. Durante su discurso, expresa sus puntos de vista sobre la moneda física, las CBDC y las monedas estables.

Según Brainard, la ventaja de la moneda física es que “brinda al público acceso a dinero seguro del banco central, intercambiable sin preocuparse por la liquidez o el riesgo crediticio”.

Sin embargo, también destacó que la proporción de pagos en efectivo realizados en EE. UU. se ha reducido del 31 % al 20 % en solo cinco años, con un porcentaje aún más bajo para el grupo demográfico de menos de 45 años.

Brainard cree que esto justifica la consideración sobre cómo preservar el acceso público inmediato al dinero seguro del banco central, lo que sugiere como idea la creación del análogo digital de la moneda física por parte de la Reserva Federal.

En sus palabras:

“La confianza en el dinero de los bancos comerciales se basa en el seguro de depósitos, el acceso de los bancos a la liquidez del banco central y la regulación y supervisión bancaria”.

Contra las stablecoins

Asimismo, Brainard criticó la idea de las monedas estables (stablecoins) por no compartir “estas mismas protecciones” (del dinero de banco central), que “podrían reintroducir un riesgo de contraparte significativo en el sistema de pagos”.

Razonó que “estas nuevas formas de dinero pueden perder su valor prometido en relación con la moneda fiduciaria, perjudicando a los consumidores o, a gran escala, creando riesgos más amplios para la estabilidad financiera”.

Contra dinero privado

Además, cree que el uso extensivo de “dinero privado, en forma de monedas estables o criptomonedas” podría conducir a la “fragmentación del sistema de pago de EE. UU. en los llamados jardines amurallados”.

Sobre esto detalló:

“Estas nuevas formas de dinero pueden perder su valor prometido en relación con la moneda fiduciaria, perjudicando a los consumidores o, a gran escala, creando riesgos más amplios para la estabilidad financiera. Ya hemos visto antes los riesgos que plantea el uso generalizado de dineros privados”.

Y comparó con otras épocas:

“En el siglo XIX, la competencia activa entre los emisores de billetes de papel privados condujo a la ineficiencia, el fraude y la inestabilidad en el sistema de pagos de EE. UU., lo que finalmente requirió una forma uniforme de dinero respaldada por el gobierno nacional. Un predominio de dineros privados de este tipo podría introducir riesgos para la protección del consumidor y la estabilidad financiera por su potencial volatilidad y el riesgo de comportamiento run-like, como se demostró en menor escala en las últimas semanas”.

Sobre Terra y Tether

Por supuesto, Brainard refirió específicamente a la crisis de UST de Terra y también sobre Tether, aunque no las nombró. Dijo esto:

“Ha habido un crecimiento explosivo en un sistema financiero digital emergente construido alrededor de nuevos activos digitales y facilitado por plataformas de criptoactivos y monedas estables como activos de liquidación. En las últimas semanas, dos monedas estables ampliamente utilizadas se han visto sometidas a una presión considerable. Una moneda estable algorítmica ampliamente utilizada se redujo a una pequeña fracción de su valor supuesto, y la moneda estable que es el criptoactivo más negociado por volumen cayó temporalmente por debajo de su supuesta valoración uno a uno con el dólar”.

Al respecto, señaló:

“Estos eventos subrayan la necesidad de contar con barreras regulatorias claras para brindar protección a los consumidores e inversores, proteger la estabilidad financiera y garantizar la igualdad de condiciones para la competencia y la innovación en todo el sistema financiero. La reciente agitación en los criptomercados financieros deja en claro que las acciones que tomemos ahora, ya sea en el marco regulatorio o en un dólar digital, deben ser sólidas para la evolución futura del sistema financiero”.

A favor de las CBDC

Tras decir esto, la vicepresidenta de la FED se manifestó a favor de las monedas digitales de banco central, CBDC. Sobre ellas dijo:

“En algunas circunstancias futuras, CBDC podría coexistir con las monedas estables y el dinero de los bancos comerciales y ser complementario de ellos al proporcionar un pasivo seguro del banco central en el ecosistema financiero digital, al igual que el efectivo coexiste actualmente con el dinero de los bancos comerciales”.

Añadió que era importante sopesar y mitigar los riesgos potenciales relacionados con las propias CBDC.

“También es importante considerar los riesgos potenciales de una CBDC asociada con la desintermediación de los bancos, dado su papel fundamental en la provisión de crédito, la gestión de la política monetaria”.

Añadió: “En estados futuros donde otras monedas extranjeras importantes se emitan en forma de CBDC, es prudente considerar cómo la posible ausencia o presencia de un dólar digital del banco central de EE. UU. podría afectar el uso del dólar en los pagos globales”.

Fuentes: Reserva Federal, Finbold, archivo

Versión de DiarioBitcoin

Imagen de Unsplash

ADVERTENCIA: Este es un artículo de carácter informativo. DiarioBitcoin es un medio de comunicación, no promociona, respalda ni recomienda ninguna inversión en particular. Vale señalar que las inversiones en criptoactivos no están reguladas en algunos países. Pueden no ser apropiadas para inversores minoristas, pues se podría perder el monto total invertido. Consulte las leyes de su país antes de invertir.