Por Hannah Pérez  

Otra pequeña victoria para Ripple. Un fallo del juez permitirá a la empresa cuestionar los argumentos de un antiguo funcionario de la Comisión acerca de los criterios para calificar un valor. 

***

Continúan las victorias para Ripple Labs en la batalla en curso con la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC), que acusó a la empresa Blockchain y sus ejecutivos de violar la ley de valores por vender USD $1.300 millones de su token XRP en 2013.

Aunque esta es quizás la conquista más significativa del caso legal hasta la fecha, ya que un juez federal estadounidense falló a favor de Ripple y ahora la empresa puede deponer a un funcionario de la SEC.

En una audiencia celebrada el jueves, la jueza del Tribunal de Distrito de EE UU, Sarah Netburn, negó la moción de la Comisión para anular la deposición del exjefe de la división de finanzas corporativas la SEC, William Hinman, quien dictaminó en 2018 que Ethereum (ETH) no es un valor.

El funcionario había sostenido en un discurso que, basándose en su comprensión de la red Ethereum y su estructura descentralizada, las “ofertas y ventas actuales de Ether no son transacciones de valores“.

La deposición puede agregar más peso al argumento principal de Ripple de que el token XRP no es un valor. El fallo significa que Ripple puede pedirle a Hinman que testifique sobre aspectos de su toma de decisiones. Previamente, la SEC había argumentado que la solicitud de la empresa de deponer al funcionario no era razonable y no estaba relacionada con el caso. Aunque el regulador aún puede introducir una apelación. 

Una victoria importante para Ripple

El fallo del jueves es la última victoria de Ripple en la controvertida batalla legal que inició en diciembre del año pasado. Como hemos informado anteriormente, la SEC demandó a Ripple, al cofundador Christian Larsen y al director ejecutivo Bradley Garlinghouse, alegando que habían llevado a cabo una venta de valores no registrados.

Ripple ha sostenido que la Comisión no puede regular el XRP porque se trata de una moneda digital utilizada en transacciones nacionales e internacionales, es decir, un medio de intercambio y no un valor. Cabe destacar que un ‘valor’ (security) es un contrato de inversión que lleva consigo la promesa implícita de obtener ganancias.

En general, la estrategia de Ripple se ha centrado en presentar la demanda de la SEC como arbitraria e injusta, y en señalar fallos anteriores de la agencia que encontraron que Bitcoin y Ethereum no son valores. En abril, la empresa ganó otro fallo cuando la jueza concedió a Ripple acceso a los documentos internos de la SEC sobre sus posturas ante otras monedas digitales.

Según un reportaje de Bloomberg, la SEC ahora se ha opuesto a la citación del Tribunal. La agencia alegó que el interrogatorio “sometería a los funcionarios gubernamentales de alto nivel a declaraciones sobre todas las leyes, regulaciones o políticas sobre las que consultaron o hablaron y que luego subyacen en una acción de ejecución“.

Asimismo, el regulador también argumentó que Hinman estaba hablando por sí mismo, no por la SEC, aunque admitió que el personal de la agencia ayudó a redactar el discurso.

Si ETH no es valor, XRP tampoco

A pesar de esto, la jueza Netburn ordenó que Hinman debe sentarse para la deposición después de que Ripple y la SEC acuerden el alcance. “Este no es un caso corriente de aplicación de la SEC“, aseveró Netburn, y agregó que Hinman, como “funcionario de alto rango” tenía “autoridad sustancial en una agencia federal muy importante“.

La jueza de primera instancia admitió además la relevancia del caso: implica decisiones políticas importantes en nuestros mercados, la cantidad en controversia es sustancial y el interés del público en este caso es significativo“. 

Sin duda, este es uno de los casos legales más relevantes hasta ahora para la industria de criptomonedas y Blockchain. El último fallo otorga a Ripple más herramientas para continuar persuadiendo al Tribunal de que XRP debe tratarse de manera similar a otras monedas digitales, como Bitcoin y Ethereum, sin suponer un registro ante la SEC.

La empresa también puede aprovechar los documentos internos de la Comisión para exponer los argumentos previamente discutidos por la agencia para reforzar su punto. Aunque dichos documentos han sido difíciles de obtener, según han indicado los abogados de Ripple, quienes afirman que la agencia está citando un privilegio en un esfuerzo por retener los memorandos internos.

Si bien la decisión del jueves es una nueva victoria para Ripple, continúa siendo un asunto de procedimiento relativamente pequeño en un caso mucho más grande donde el resultado final es aún incierto. 


Lecturas recomendadas


Fuentes: Bloomberg, Decrypt, archivo 

Versión de Hannah Estefanía Pérez / DiarioBitcoin

Imagen de Unsplash