Por Hannah Pérez  


Un nuevo token “meme” del ecosistema DeFi que está causando controversia y ganando popularidad rápidamente: Spaghetti Money (PASTA).

***

La locura de la «agricultura de rendimiento» o yield farming, continúa en el espacio de las finanzas descentralizadas (DeFi). Después de que el protocolo experimental de DeFi Yam Finance (YAM) ganara gran popularidad la semana pasada antes de anunciar un error en sus contratos, ahora nace un nuevo protocolo inspirado en YAM: Spaghetti.

Spaghetti Money es un protocolo DeFi que promete ser “bastante más sencillo” a otros tokens de cultivo, según una publicación en su blog. Inspirado en YAM, Spaghetti ofrece grupos de apuestas en varios tokens DeFi, incluidos yEarn (YFI), Maker (MKR) y Compound (COMP). Spaghetti además tiene un token nativo denominado PASTA, aunque aún no tiene una ninguna función ya que el protocolo no opera bajo ningún modelo de gobernanza.

El token en sí no tiene valor y no se puede comprar. Cualquier valor derivado de él en el futuro se basará puramente en el deseo de la comunidad de un token deflacionario basado en ETH“, dice el blog.

Pero quizás lo más curioso sobre Spaghetti es la cantidad de inversores y dinero que está atrayendo. A menos de 24 horas de su lanzamiento, los inversores de Spaghetti han apostado más de USD $ 203 millones en activos digitales en su protocolo.

Nuevo protocolo Spaghetti reúne más de USD $200 millones

De hecho, el optimismo parece ser tan alto que hay una predicción en el sitio de encuestas descentralizado Prediqt, que apuesta a que Spaghetti atraerá un total de USD $ 500 millones de valor total bloqueado (TLV) en las primeras 36 horas, algo que actualmente parece estar en camino de lograr.

Sin contar con un equipo público ni un código auditado, el nuevo protocolo DeFi recuerda al controversial YAM. Como reportó DiarioBitcoin la semana pasada, YAM también había surgido como un token sin valor, sin embargo junto con la rápida popularidad la moneda ganó valor pasando de cero a un techo de USD $165.

Pero la buena racha duró poco. A menos de dos días de su lanzamiento la capitalización de mercado de YAM se desplomó a aproximadamente USD$ 19,5 millones, desde casi USD $ 475 millones después de que sus desarrolladores anunciaran una falla incorregible en los contratos.

Tanto YAM como Spaghetti han sido denominadas parte de una nueva tendencia de “monedas meme” del ecosistema DeFi. Se trata de proyectos que surgen de la noche a la mañana con un nombre y una imagen llamativos para atraer a los operadores a apostar millones de dólares en sus grupos.

El reciente auge desenfrenado de estos tokens meme está generando preocupación entre algunos expertos y entusiastas criptográficos que incluso han comparado el apogeo de las DeFi con las ICO en 2017-18.

Uno de los últimos en advertir al respecto fue el fundador de Compound, Robert Leshner, el primer protocolo en experimentar la locura de la agricultura de rendimiento. En un tweet reciente, Leshner dijo que si Spaghetti alcanza los USD $ 500 millones en TLV, entonces “la industria debe autorregularse y dejar de lanzar estos juegos de cultivo de memes“.

Inversores de YAM siguen esperando una secuela

Mientras tanto, y a pesar de haber colapsado la semana pasada, el protocolo YAM sigue manteniendo gran popularidad dentro del mundo DeFi. Según un informe reciente de la firma de análisis criptográfico Messari, Yam sigue siendo el séptimo proyecto más grande de DeFi según el valor total bloqueado (TVL).

De hecho, el valor total bloqueado de Yam se ha duplicado de USD $ 200 millones a USD $ 400 millones desde que el protocolo colapsó el 13 de agosto, y la actividad comercial ha aumentado en las últimas 24 horas. En el informe, la firma sostuvo la hipótesis de que el anuncio sobre una posible migración del proyecto Yam es lo que ha mantenido a los inversores.

Que los tokens existentes se transfieran a un nuevo contrato inteligente puede ser parte de la razón por la que los inversores aún no han descartado a Yam, reseñó Cointelegraph. “Claramente, hay quienes creen que es valioso utilizar fondos para cultivar YAM”, señaló Messari y añadió:

Queda por ver si YAM puede o no convertirse en una primitiva financiera útil. Una cosa es segura: este tipo de experimentos de tokens no van a desaparecer.

En una publicación de blog actualizada al 18 de agosto, el equipo detrás de Yam anunció que la empresa de seguridad Blockchain Peckshield ya está llevando a cabo una auditoría del contrato de migración. Se espera que la auditoría concluya esta semana y que el proceso de migración comience justo después. Según los desarrolladores, se creará un nuevo token YAMv2 ERC-20 que servirá como marcador de posición mientras se audita YAMv3.


Lecturas recomendadas


Fuentes: Coindesk, Cointelegraph, Medium,

Versión de Hannah Estefanía Pérez / DiarioBitcoin

Imagen de Ola Mishchenko on Unsplash