Por Hannah Pérez  

Los mineros de Bitcoin empiezan a conectar sus máquinas después de la represión contra cripto en China. La tasa de hash de Ethereum también aumenta. ¿Tendrá un efecto positivo en los precios?

***

La red global de Bitcoin empieza a mostrar signos de recuperación después de una importante caída provocada por la represión de las autoridades de China contra la industria criptográfica.

Tras las estrictas regulaciones de los gobiernos de varias provincias chinas, numerosas empresas del sector de la criptominería se vieron obligadas a cerrar repentinamente. El cierre masivo de mineros de Bitcoin causó un descenso significativo en la tasa de hash o hashrate de la red de criptomoneda insigne.

El hashrate, la unidad de medida sobre la potencia de procesamiento de la red, de Bitcoin cayó inicialmente por debajo de los 100 terahashes por segundo (TH / s) a inicios de mes; un nivel que no se había observado desde inicios de 2020. Datos de Blockchain.com muestran el descenso masivo que sufrió la red, que pasó de un máximo de 180 TH/s a mediados de mayo, a un mínimo de 84 TH/s durante inicios de julio.

Mineros comienzan a conectarse

Si bien la caída coincidió con las órdenes de China de suspender el suministro de energía a las instalaciones mineras, la red parece recuperarse a medida que los mineros vuelven a conectar sus máquinas en el extranjero.

Después de haber registrado cuatro caídas consecutivas entre mayo y junio, la tasa de hash de la red Bitcoin ha conquistado nuevamente el terreno de los 100 TH/s, registrando un aumento del 17% desde inicios de mes. Cabe señalar que datos de YCharts indican un aumento todavía mayor del 82,5%, desde una caída de 58,46 EH / s registrada en junio.

En todo caso, el repunte de la tasa de hash sugiere que al menos algunos mineros chinos han completado su proceso de reubicación y, posteriormente, se han conectado. Como hemos reseñado en DiarioBitcoin, algunos mineros han empezado a mudarse a jurisdicciones como Kazajstán, Canadá y Estados Unidos. 

Vale recordar que China, durante su punto máximo en septiembre de 2019, contribuyó con 75,53% de la tasa global de hash de Bitcoin. Si bien la contribución de la nación asiática ha estado disminuyendo desde antes de los eventos de represión de este año, las medidas más recientes han llevado a una reducción considerable de este dominancia.

Actualmente, China representa cerca del 46,04% del total de hashrate de la red Bitcoin. Mientras, Estados Unidos está ampliando su participación al 16,85% a nivel mundial. 

Hashrate de Ethereum también se recupera

Aunque las medidas de prohibición de China decían en muchos casos estar dirigidas específicamente a la minería de bitcoins, las órdenes de cierre que finalmente se emitieron localmente también afectaron a las granjas mineras de otras criptomonedas. Entre ellas, las que albergaban tarjetas gráficas y mineros ASIC que aseguraban la red Ethereum.

Esa situación provocó que los mineros de Ethereum optaran por vender sus GPU usadas en el mercado de segunda mano. Del mismo modo, la tasa de hash en Ethereum también se vio afectada en más del 20% después de las órdenes de represión de China, según reportó The Block. Ahora, igual que la red Bitcoin, la red de la segunda mayor criptomoneda también ha empezado a recuperarse a un ritmo constante, subiendo por encima de los 500 TH/s.

En el caso de Ethereum, el aumento de la tasa de hash también coincide con la instalación progresiva de mineros chinos en el extranjero. Por ejemplo, BIT Mining, con sede en Shenzhen, ha comenzado las operaciones de minería de Ethereum fuera de China con 86,4 gigahashes por segundo (GH / s) desplegados. La empresa también ha enviado y desplegado 3.819 unidades de equipos de minería de bitcoins con una tasa de hash total de 172 PH / s hacia nuevas instalaciones en Kazajstán.

Aumenta la dificultad, ¿subirán los precios?

Paulatinamente, el aumento del poder de hash de la red Bitcoin dará como resultado que también aumente la dificultad minera. La dificultad minera es una medida diseñada para calcular cuánta potencia computacional se requiere para extraer una moneda; es decir, cuantos menos mineros estén en línea, más fácil es minar un Bitcoin

Los datos de BTC.com muestran que después de cuatro caídas de dificultad consecutivas, se espera que el próximo ajuste del 31 de julio aumente la dificultad de minería de Bitcoin en más del 4%.

Al respecto, algunos expertos han considerado que, a medida que China pierde su dominancia de tasa de hash y los niveles empiezan a recuperarse, la dificultad minera podría alcanzar nuevos máximos. Aunque no es algo que vaya a suceder inmediatamente en los próximos meses. 

En parte, una de las razones es que la migración de las operaciones mineras hacia otras latitudes será un proceso progresivo. No todos los equipos se conectarán al mismo tiempo. Por otro lado, también hay que tomar en cuenta que las máquinas mineras de próxima generación de Bitmain y MicroBT están comenzando a llegar a los mineros, lo cual también es una señal positiva para la estabilidad de la red.

Por último, el aumento del hashrate y la dificultad minera también puede encontrar una correlación con los precios de las dos principales criptomonedas. A medida que Bitcoin y Ethereum ganan valor, la minería se vuelve más rentable y atrae recursos a la red. Este jueves, el precio de la criptomoneda insigne superó la barrera de los USD $40.000 después de varias semanas a la baja.


Lecturas recomendadas


Fuentes: Blockchain.com, The Block, Decrypt, Cointelegraph, archivo

Versión de Hannah Estefanía Pérez / DiarioBitcoin

Imagen de Unsplash