Por Hannah Pérez  

La mayor filtración de documentos financieros de la historia no parece tener mucha relación con las monedas digitales; aunque hay una mención. ¿Cómo afectan los Pandora Papers a la industria cripto?

***

La última serie de filtraciones sobre cómo los más ricos del mundo ocultan su riqueza utilizando métodos a veces legales, y a veces no tan legítimos, no parece tener mucho que ver con Bitcoin y las criptomonedas. Al menos no todavía. En cambio, muestra cómo los multimillonarios aprovechan los canales tradicionales del mundo financiero para esconder su fortuna a través de corporaciones fantasma, cuentas en el extranjero y otras formas como esas.

Aunque no se ha revelado mayor información relacionada con las monedas digitales, el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) ha identificado en los Pandora Papers a un criminal de criptomonedas importante entre los expuestos por haber canalizado fondos a paraísos fiscales.

Otros jugadores en el elenco global de Pandora Papers incluyen a un zar de Bitcoin sentenciado por lavado de dinero en relación con el mayor ciber-atraco de la historia“, se lee en un documento del ICIJ del 3 de octubre que resume los hallazgos de la organización. 

Pandora Papers: cómo operan los más ricos

Los Pandora Papers son hasta ahora la mayor filtración de documentos financieros de la historia; más grande que los Panama Papers y que los posteriores Paradise Papers. En total, comprenden un tesoro de datos de 2,94 terabytes que abarca 11,9 millones de registros de 14 proveedores de servicios extraterritoriales diferentes. 

Comparativamente, los documentos de Pandora tienen detalles de más de 27.000 empresas y 29.000 beneficiarios finales de esas entidades, lo que representa más del doble de las personas identificadas en los Papeles de Panamá. Los archivos más recientes afirman exponer los activos ocultos de más de 330 políticos y funcionarios públicos de alto rango de 90 jurisdicciones diferentes.

En las extensas páginas del documento, se pueden identificar las fortunas de “banqueros, grandes donantes políticos, traficantes de armas, delincuentes internacionales, estrellas del pop, jefes de espías y gigantes deportivos”, señala el ICIJ. Entre ellos, se incluyen 35 líderes de países y más de 130 multimillonarios de todo el mundo.

La mayor parte de estos documentos se comprenden entre 1996 y 2020, aunque algunos se remontan a los años 70. Se estima que revelaron alrededor de USD $12 billones en riqueza offshore, que se esconden a través de fideicomisos y corporaciones fantasma que están registradas en todas partes desde las Islas Vírgenes Británicas, BVI, Seychelles, Hong Kong, Belice, Panamá y Dakota del Sur.

“Zar de Bitcoin” podría ser el líder hacker de Carbanak

Si bien hasta ahora los Pandora Papers han tenido poca, o ninguna, relación con el mundo de las monedas digitales, sí se menciona un supuesto “zar de Bitcoin. Aunque no fue identificado en el documento, y su identidad no se ha revelado oficialmente, la sentencia mencionada en relación con los robos cibernéticos más importantes de la historia sugiere quién puede ser el individuo.

Como reseñó Cointelegraph, la información disponible recuerda a los infames atacantes cibernéticos responsables del hackeo Carbanak, como también se conoce el malware que genera la amenaza. Esa banda de ciberdelincuentes penetró en los servidores de más de 100 bancos de 40 países, entre ellos Alemania, Rusia, Ucrania y Estados Unidos, y robó unos USD $1.200 millones, según un reportaje de Bloomberg que cita a la Europol, la agencia policial de la Unión Europea.

La serie de robos se llevó a cabo entre 2013 y 2017, y se bautizaron como Carbanak, una combinación entre el nombre de un programa de piratería informática y la palabra “banco“. Los periodistas han calificado las operaciones de ese grupo como “el mayor atraco a un banco digital de la historia“.

De acuerdo con los informes, dos individuos han sido sentenciados por su vinculación con esta red delictiva; entre ellos, el presunto líder de Carbanak, Denis Tokarenko, también conocido como Denis Katana. Las circunstancias de su arresto en marzo 2018 sugieren que el hacker podría ser el sujeto identificado como “zar de Bitcoin” en los Pandora Papers.

Según el mismo artículo de Bloomberg, que relata el arresto de Tokarenko, la Policía Nacional española encontró que el pirata informático poseía un total de 15.000 bitcoins, valorados en 162 millones de dólares en ese momento. Carlos Yuste, inspector jefe del centro de delitos informáticos de la Policía Nacional de España, también había indicado en ese entonces que Tokarenko había aprovechado una operación minera de Bitcoin comprada en China para lavar sus fondos robados. 

¿Cómo afectan los Pandora Papers a cripto?

Si bien ningún periodista de la ICIJ ha confirmado que Tokarenko sea la identidad detrás del mencionado delincuente cripto en los documentos Pandora, los informes sugieren que podría serlo. Mientras tanto, parece que Bitcoin no se ha visto comprometido por las revelaciones de estos archivos. 

Uno de los ángulos más discutidos sobre los documentos entre la comunidad latinoamericana son las menciones a los políticos de la región de alto rango. Los actuales presidentes Sebastián Piñera, de Chile; Guillermo Lasso, de Ecuador; y Luis Abinader, de República Dominicana, figuran en los Pandora Papers. Además, se incluyen 11 expresidentes de países de América Latina.

Por su parte, entre la comunidad criptográfica, algunos han destacado la hipocresía de los gobiernos en su insistencia para regular las monedas digitales y calificarlas como amenazas delictivas de cara a las últimas revelaciones. Parece que a la hora de esconder capital, eludir impuestos e incluso lavar dinero, los métodos tradicionales continúan siendo los predilectos.

Estas críticas al sistema financiero y el poder de los gobiernos además continúa reforzando la narrativa descentralizada de las criptomonedas; un argumento que podría estar jugando a favor del último aumento en el mercado de activos digitales.

No obstante, uno de los ángulos que no se puede obviar son las posibles implicaciones que podría tener la filtración de estos documentos en las próximas regulaciones del sector cripto alrededor de todo el mundo. El asunto ya fue abordado por Nathaniel Whittemore en un podcast reciente de CoinDesk, en el que comentó:

Creo que los Pandora Papers son parte del conjunto de marcos macro más grande que marcará el tono de las discusiones sobre cómo Bitcoin y las criptomonedas deberían y serán reguladas en los meses y años venideros.


Lecturas recomendadas


Fuentes: Cointelegraph, CoinDesk, Bloomberg, BBC

Versión de Hannah Estefanía Pérez / DiarioBitcoin

Imagen de Unsplash