Por Hannah Pérez  

Consultamos a los lectores de DiarioBitcoin si preferían ganar un Lambo o su equivalente en bitcoins y la mayoría eligió por la moneda digital, ¿por qué?

***

Hace dos años, un usuario anónimo que ganó un billete de lotería por valor de USD $10 millones, acudió al portal de preguntas y respuestas Quora para pedir un consejo: ¿debía comprar el auto de sus sueños, un Lamborghini Aventador de USD $500.000?

Curiosamente, aunque la mayoría de las personas le instaron a perseguir su fantasía, muchos coincidieron en que, quizás, la mejor opción era invertir el dinero en algo que le garantizara vivir tranquilo en el futuro.

Históricamente, los bienes de lujo, como las joyas o las piezas de arte, han sido concebidas como artículos de inversión y resguardo de valor apropiados; pero desde hace unos años, Bitcoin ha empezado a cambiar esta tradición. Un grupo cada vez mayor de personas está optando por invertir en monedas digitales, y la alta rentabilidad es tan solo una de las razones.

El asunto principal es que, a diferencia de los artículos de lujo como autos deportivos o arte, los tokens digitales implican gastos de mantenimiento significativamente más bajos. Prácticamente el único costo será el de acceder a una billetera (se pueden encontrar muchas gratis en el mercado) y los fees asociados a las transacciones para recibir y/o retirar los tokens.

Esta podría ser también la razón por la cual la comercialización de artículos costosos como obras de arte y hasta inmuebles en la Blockchain en forma de tokens no fungibles (NFT) se ha convertido en una tendencia tan popular. En todo caso, mantener un objeto digital puede implicar muchos menos gastos de mantención que un bien de lujo.

Lambo o Bitcoin, he ahí el dilema

Al mismo tiempo que se abaratan los costos de mantenimiento, la inversión en criptomonedas -o tokens digitales- puede traducirse en mayores ganancias. A pesar de su alta volatilidad, algunos entusiastas de Bitcoin creen que esa criptomoneda se cotizará a la par, o incluso por encima, que un auto deportivo.

Esa es la opinión del CEO de Kraken, Jesse Powell, quien afirma que, para fines de 2021, un Bitcoin podrá comprar un Lamborghini y para 2023, un Bugatti. Actualmente, un Lamborghini no baja de USD $210.000 y un Bugatti puede subir fácilmente de los 2 millones de dólares.

La predicción de Powell sin duda puede parecer alocada, en especial después del colapso masivo que experimentó la mayor criptomoneda durante el mes pasado. Sin embargo, a largo plazo, la historia sugiere que el directivo de Kraken podría tener algo de razón.

Solo hay que recordar que, en 2013, con un BTC en poco más de 100 dólares, si acaso se podía comprar un autito eléctrico para niños, pero este año, cuando la moneda subió por encima de USD $60.000, el mismo bitcoin podía fácilmente adquirir alguno de los modelos de Mercedes Benz.

Teniendo esto en mente, no causa tanta sopresa que la mayoría de las personas puedan preferir bitcoins en vez de un auto deportivo.

Ganar un auto de lujo podría ser el sueño de muchos, pero ¿qué tal ganar el equivalente en Bitcoin? Consultamos con los lectores de DiarioBitcoin sobre qué premio preferirían recibir: un Lamborghini o 7,5 bitcoins, valorados hoy en poco menos de USD $300.000. La suma es suficiente para comprar alguno de los modelos de Lambo, Urus, Huracan, Huracan Evo o Spyder.

Los resultados sugieren que Bitcoin es la elección dominante. De un total de 1.605 votantes, 92,8% eligió la criptomoneda, mientras que solo el 7,2% prefirió llevarse un Lamborghini. 

¿Por qué todos prefieren Bitcoin?

Aunque la consulta pública no agregó mayores detalles, el escenario no es del todo ficcional; de hecho los sorteos con premios de autos deportivos son bastante comunes en el criptoespacio. Esta semana, durante la conferencia Bitcoin Miami 2021, la casa de apuestas de criptomonedas Sportsbet llevó a cabo la rifa de un Lamborghini Huracan EVO Convertible, valorado en USD $274.250.

Quizás la casa de apuestas debió consultar a los asistentes del evento acerca del premio. Algunos de los lectores de DiarioBitcoin que participaron de la consulta compartieron sus opiniones en torno al tema. La mayoría no se mostró impresionado por el Lamborghini, aunque tampoco descartaron completamente la idea de adquirir un auto de lujo en el futuro.

Esos BTC los multiplico y más adelante puedo comprar un Lambo, así que primero es invertir para luego cosechar“, comentó @ArquimedesWorld eligiendo los bitcoins. Su opinión resumió el sentimiento optimista de la mayoría, respaldado en la creencia de que la criptomoneda subirá de precio a largo plazo.

Powell y la comunidad de DiarioBitcoin no son los únicos que pronostican un crecimiento para la principal criptomoneda. Analistas reputados del espacio financiero han arrojado predicciones similares, incluyendo los estrategas de JPMorgan y Bloomberg, quienes coinciden en que Bitcoin podría alcanzar los USD $100.000 este mismo año.

Existen otros argumentos a favor de optar por Bitcoin en vez de un auto deportivo lujoso. Además de la rentabilidad a largo plazo de la criptomoneda y los altos gastos de mantenimiento de un Lamborghini, hay que tener en cuenta la devaluación del vehículo.

Todo lo opuesto a Bitcoin, mientras más tiempo se posea un Lambo más se deprecia, es por eso que algunos expertos sugieren rentar autos de lujo antes que comprarlos. Solo en un año, un Lamborghini se puede depreciar hasta 25%, un cálculo al que también habría que añadirle la devaluación del dólar.

Por otro lado, en algunas jurisdicciones, un Lamborghini puede incluir impuestos por tratarse de un artículo de lujo. Sin contar con todo lo que implica -gasolina, seguros, estacionamiento, autolavados, etc.-, también puede resultar ser un objeto más fácil de confiscar por las autoridades, así como uno altamente llamativo para los delincuentes callejeros.

Al final del día, un Lambo podría satisfacer uno de tus sueños, pero Bitcoin podría cumplirte sueños que ni siquiera sabías que tenías. Además, nadie puede chocar tus bitcoins -aunque recuerda guardarlos correctamente, pues de lo contrario podrías perderlos para siempre.


Lecturas recomendadas


Artículo de Hannah Estefanía Pérez / DiarioBitcoin

Imagen de Unsplash editada en Canva