Por Hannah Pérez  

El estudio comparó el consumo anual de Bitcoin con el del sistema bancario y la industria del oro motivando una “conversación más honesta”. Reveló que el consumo de energía de los dispositivos siempre encendidos en EE UU es 12,1 veces mayor que el consumo de Bitcoin

***

Una investigación reciente de Galaxy Digital, la firma de inversiones especializada en criptomonedas y dirigida por el multimillonario Michael Novogratz, detalla datos reveladores sobre el consumo de energía de la red Bitcoin.

Dirigido por el brazo de Galaxy dedicado a la minería, la investigación se titula “Sobre el consumo de energía de Bitcoin: un enfoque cuantitativo para una pregunta subjetiva“. El estudio surge en medio de preocupaciones sobre la huella de carbono y el impacto medioambiental de la minería de Bitcoin a raíz de recientes comentarios de Elon Musk.

Como reportó DiarioBitcoin, el CEO de Tesla informó la semana pasada que su empresa ha suspendido los pagos con Bitcoin por la compra de vehículos debido a las preocupaciones sobre las altas emisiones de carbono de la red Bitcoin. El anuncio del multimillonario ha provocado un retroceso en el precio de la principal criptomoneda y, en general, una caída masiva en el mercado.

El estudio de Galaxy, que compara la cantidad de energía total consumida por el sistema bancario y la industria del oro anualmente con la de Bitcoin, parece ser una respuesta directa a los comentarios recientes. 

El uso de energía de Bitcoin se ha convertido en un objetivo fácil de criticar. Pero esta crítica plantea la cuestión: ¿Bitcoin utiliza “mucha” energía en comparación con qué?

Bancos usan el doble de energía anual que Bitcoin

De acuerdo con la investigación, el consumo anual de energía por parte de la red Bitcoin es de 113,89 teravatios (TWh/año). Esto incluye la energía para la demanda de los mineros, el consumo de energía de los mineros, el consumo de energía del grupo y el consumo de energía del nodo.

Para colocar dicha cifra en contexto, el estudio destacó que el suministro global de energía anual es de 166.071 TWh/año, es decir, casi 1.500 veces más que el consumo de la red Bitcoin. Además, solo los dispositivos electrónicos “siempre encendidos” dentro de los hogares en Estados Unidos generan una huella energética 12,1 veces mayor que la de Bitcoin

En total, el consumo energético total para la principal criptomoneda es dos veces menor que el consumo total de la banca y también la mitad que el consumo del oro. El estudio esmitó que el consumo energético anual total del sistema bancario es de 263,72 TWh a nivel mundial. Esto incluye el uso de energía de los centros de datos bancarios, sucursales bancarias, cajeros automáticos y centros de datos de redes de tarjetas.

Por su parte, los datos sobre el consumo eléctrico para el oro también fueron significativamente superiores a los de Bitcoin. Basado en un informe del Consejo Mundial del Oro que estima las emisiones totales de gases de efecto invernadero de la industria del metal, el estudio de Galaxy calculó que la industria del oro utiliza aproximadamente 240,61 TWh por año.

Aunque el estudio no dejó de advertir que las cifras relativas a la industria del oro podrían ser incluso más elevadas. “Estas estimaciones pueden excluir fuentes clave de uso de energía y emisiones que son efectos de segundo orden de la industria del oro, como la energía y la intensidad de carbono de los neumáticos utilizados en las minas de oro”.

Una conversación más honesta

Los investigadores de Galaxy compararon el consumo de energía de Bitcoin con el sistema bancario y la industria del oro por ser sus dos sectores “más análogos” y en función de propiciar “una conversación honesta” sobre el uso de energía de la criptomoneda. Sin embargo, destacaron que la tarea de medir el uso de energía de estas dos últimas industrias no era tan sencillo como auditar la criptomoneda.

Desafortunadamente, medir el uso de energía de estas dos industrias no es tan fácil como auditar Bitcoin[…] dado que los datos públicos sobre el uso de energía de estos sectores son escasos“. La investigación brindó acceso de código abierto a su metodología y cálculos; todo se puede encontrar en un repositorio de GitHub.

En este aspecto, el informe de Galaxy elogió a Bitcoin por ser transparente, mientras que las empresas establecidas son opacas y no suelen revelar su huella energética. Los autores también hicieron énfasis a que, con frecuencia, dichas críticas sobre el consumo energético no suelen aplicarse a las industrias tradicionales. Tampoco se critica la falta de transparencia sobre el uso de electricidad por parte de cada industria.

En general, el estudio fue optimista en torno al uso de energía de la red Bitcoin. Destacaron que esta podría beneficiar al sector energético creando “casos de uso perfectos” para la energía interrumpida y el exceso de energía.

Volvemos por última vez a la pregunta original: ¿Es el consumo de electricidad de la red Bitcoin un ¿es un uso aceptable de la energía? Nuestra respuesta es definitiva: sí.


Lecturas recomendadas


Fuentes: Investigación Galaxy, Cointelegraph, archivo

Versión de Hannah Estefanía Pérez / DiarioBitcoin

Imagen de Unsplash