Por Editor DiarioBitcoin  

El hombre pide permiso al Ayuntamiento para poder hurgar en el basurero y encontrar su disco duro con Bitcoin.

***

Esta es la tercera historia que publicamos esta semana relacionada con pérdida de la cartera Bitcoin.  Al parecer el caso es más común de lo que pensamos. De hecho, según datos de la plataforma Chainalysis, casi el 20% de todos los bitcoins existentes (es decir, unos 3,7 millones de BTC) se han perdido para siempre, en las llamadas carteras “varadas“.

Pues aquí va la historia, que más bien parece un cuento para nuestra sección CriptoFicción, pero ocurrió de verdad:

En el año 2013, un hombre de la ciudad de Newport, en Gales, Reino Unido, tiró por error al basurero un disco duro con Bitcoin. Eran nada más y nada menos que 7.500 bitcoins, con valor actual de cerca de USD $300 millones.

Desde ese entonces trata de recuperarlos. Más aún en estos momentos en que valen tanto.

Según reporta el medio local South Gales Argus, el hombre ha pedido nuevamente al Consejo Municial permiso para buscar en el basurero de la ciudad el dispositivo. Claro, pareciera ser como buscar una aguja en un pajar, pero él tiene un plan.

El hombre se llama James Howells, y es un ingeniero de Tecnología de la Información de 35 años de edad, nacido en Newport. Cuenta que estaba trabajando desde casa en 2013; después de limpiar y despejar un área, se dio cuenta de que había tirado a la basura el disco duro que contenía 7.500 bitcoins en lugar del disco duro vacío que tenía la intención de deshacerse.

Howells ya había pedido previamente al Ayuntamiento permiso para buscar en el basurero, pero sus solicitudes han sido hasta ahora denegadas. En la actualidad ha ofrecido a la municipalidad -si lo dejan explorar en el vertedero- el 25 por ciento, alrededor de USD $75 millones, del valor de Bitcoin en forma de fondos de ayuda para los residentes de la ciudad afectados por el COVID-19.

“Todavía hay mucho dinero en el vertedero”, dijo.

Explica que la forma en que funcionaba el relleno sanitario en 2013 era la siguiente: cuando un cubo de basura general estaba lleno, se le daba un número de serie, se arrastraba al vertedero y se enterraba, con una referencia de la cuadrícula por fechas.

“Entonces, lo que eso significa es que, si pudiera acceder a los registros del vertedero, podría identificar la semana en que tiré el disco duro; podría identificar el número de serie del contenedor en el que estaba; y luego podría identificar dónde está la cuadrícula a la que hace referencia“, dijo y añadió:

“Me gustaría tener la oportunidad de sentarme con los tomadores de decisiones y presentarles un plan de acción para lo que queremos hacer. Espero que podamos conseguirlo.

Tengo el respaldo de un fondo de cobertura que está dispuesto a aportar los fondos para el proyecto.

Solo queremos buscar en un área específica. Queremos emplear una estructura inflable para crear un sello hermético alrededor de esa área para evitar que se escapen los gases del vertedero”.

Asimismo dijo: “Estaríamos felices de poner dinero en una cuenta de depósito en garantía; si no hacemos las cosas correctamente, no se dejará que el Consejo pague la factura “.

Respuesta del Ayuntamiento

Howells dijo que confiaba en que los bitcoins serán recuperables a pesar de los años en el vertedero.

No hay garantía de que [siga funcionando] debido al entorno en el que ha estado, pero hay cosas que me dan confianza”, dijo.

“La carcasa exterior puede estar oxidada. Pero el disco interior, donde se almacenan los datos, debería haber una buena probabilidad de que todavía funcione.

Creo que todavía habrá una oportunidad. Pero cuanto más se prolongue esto, es menos probable que sea una posibilidad “.

Pero una portavoz del Ayuntamiento de Newport dijo al medio galés: “El Ayuntamiento de Newport ha sido contactado varias veces desde 2014 sobre la posibilidad de recuperar una pieza de hardware de TI que se dice que contiene bitcoins. La primera vez fue varios meses después de que el señor Howells se diera cuenta de que faltaba el hardware”.

Añadió:

“El costo de desenterrar el relleno sanitario, almacenar y tratar los desechos podría ascender a millones de libras, sin ninguna garantía de encontrarlo o de que aún esté en funcionamiento.

El consejo también le ha dicho al Sr. Howells en varias ocasiones que la excavación no es posible bajo nuestro permiso de licencia y la excavación en sí tendría un gran impacto ambiental en el área circundante.

Incluso si pudiéramos estar de acuerdo con su solicitud, existe la cuestión de quién pagaría el costo si el disco duro no se encuentra o se daña hasta tal punto que los datos no se pueden recuperar.

Por lo tanto, hemos dejado claro que no podemos ayudarlo en este momento”.

Casos recientes

Junto con este caso, ha habido dos esta semana relacionados con la pérdida de claves. Uno es el de un programador de San Francisco que está a punto de perder sus 7002 bitcoin porque no recuerda sus claves privadas y ya hizo 8 de 10 intentos.

El segundo caso, en cambio, es muy exitoso. Se trata de un estudiante que tuvo la suerte de recuperar las claves privadas de una billetera con 127 BTC por valor actual de USD $ 4,8 millones, que logró ganar en actividades de Internet cuando era un niño.

Fuentes: South Gales Argus, Cointelegraph

Versión de DiarioBitcoin

Imagen referencial de Unsplash (no es la persona de la historia)