Anna LezamaColombia Entrevista Venezuela 

Mujeres Blockchain: Anna Lezama, la migrante venezolana que lidera con éxito dos compañías cripto y de software

Ingeniera venezolana residenciada en Colombia, es cofundadora de Panda Exchange . En una entrevista, la entusiasta contó cómo ha sido su proceso de crecimiento profesionalmente en un país extranjero.

***

La venezolana ingeniera y criptoentusiasta Anna K. Lezama dejó su país natal y migró a Colombia para emprender dos proyectos Blockchain.

Con 29 años, Lezama es la cofundadora y COO de uno de los intercambios más populares de América Latina, Panda Exchange, con comercio en Colombia, Panamá y Portugal. Además, la emprendedora lidera otro proyecto criptográfico especializado en el desarrollo de software personalizado para empresas.

DiarioBitcoin tuvo la oportunidad de conversar con la desarrolladora venezolana y conocer más sobre su llegada al criptoespacio, sus proyectos y su visión de la tecnología.

La entrada al mundo Blockchain

Para la ingeniera en sistemas, licenciada en la Universidad de los Andes (ULA) en Mérida, Venezuela, el encuentro con Bitcoin y su tecnología subyacente fue algo revolucionario. Lezama contó al medio que su entrada al mundo de las criptomonedas se produjo en 2016 con la minería de Bitcoin:

Me pareció bastante atractivo que equipos de computo pudieran generar dinero con solo suministro de energía eléctrica y conexión a Internet. Esto para alguien que está en el mundo tecnológico es un concepto que te cambia la mente.

Progresivamente, la entusiasta fue incursionando más en el espacio, interesándose por el trading. Sin saberlo, este interés por el comercio criptográfico la llevaría, poco tiempo después, a desarrollar su propio negocio de servicios de exchange. Ese mismo año, Lezama se unió al programa de formación en comercio y negociación de criptomonedas DrBitcoin VE y comienza a dedicarse al comercio peer-to-peer.

A nivel personal ciertamente [Blockchain] cambió mi vida desde el primer momento. Estando en Venezuela, las criptomonedas me permitían hacer pagos internacionales a pesar de las complicaciones que eso conlleva en mi país natal.

En 2016, en un viaje a Bogotá, tiene su primer encuentro importante con la comunidad Blockchain latinoamericana. Siendo reconocida por su activismo en software libre en Venezuela, la ingeniero es invitada a un MeetUp para compartir sus conocimientos sobre minería Bitcoin.

Lezama contó al medio que durante este viaje tuvo la oportunidad de conocer a quien, en un futuro, sería el fundador principal de Colombia Fintech, Edwin Zacipa, y al cofundador de Koinbanx, Leonardo Elduayen. A partir de este encuentro, «teniendo esta nueva tecnología entre manos«, la venezolana decide que su próximo paso es formar una empresa, y nace la idea de Panda Exchange.

De migrante venezolana a cripto-emprendedora

El proceso migratorio es algo complicado pero que sentí necesario para poder avanzar en mis proyectos.

El desarrollo de Panda empieza a llevarse a cabo en 2017, pero pronto la emprendedora se da cuenta que la situación de su país estaba afectando su desempeño en el proyecto. Junto a su esposo y socio, decide cambiar su entorno familiar en Venezuela, por el de Bogotá.

Y a los desafíos habituales que implican el cambio a un nuevo país, se le sumaron los retos de iniciar el proyecto de de un negocio propio, en un espacio de innovación tecnológica relativamente nuevo e inexplorado.

Como extranjera, siento que el desafío ha sido personal, de adaptarse a una nueva cultura, un sistema de leyes distinto. Requiere un esfuerzo extra para entender y estar al día con todo el sistema en torno a emprender un proyecto.

A pesar de las dificultades, Lezama y sus socios trabajaron con esfuerzo en el desarrollo del intercambio criptográfico y lograron presentarlo públicamente en el evento laBitcoinf del 2017 en Colombia. Actualmente, Panda cuenta con cinco productos distintos: una plataforma exchange; PandaBTM, un dispositivo de compra y venta de criptomonedas; XPay, un procesador de pagos; un portal de noticias y la sociedad, Panda Group, que reúne todos los proyectos.

Además, la ingeniera lidera el proyecto Mituannia Ventures, una empresa propia dedicada al desarrollo a medida de software. Esta empresa, que fue la «incubadora» de los proyectos en torno a Panda, mantiene un enfoque innovador con el objetivo de llevar la visión digital a las compañías más tradicionales.

Dios me ha permitido estar residenciada en otro país cofundando diferentes empresas, ejerciendo en lo que me gusta, y los proyectos que hemos construido con la tecnología Blockchain han sido una gran parte de ese proceso.

Proyectos de impacto positivo

Como venezolana y entusiasta de las criptomonedas, Lezama se percató de que esta tecnología podía brindar muchos beneficios a los habitantes de su país natal.

Desde hace unos años, Venezuela se caracteriza por una situación económica de hiperinflación y una devaluación sin precedentes de la moneda local. Una situación a la que se suma un estricto control cambiario y la escasez de divisa y de dinero fiat en efectivo. Estos y otros factores han impulsado el crecimiento en la adopción criptográfica en el país caribeño, en donde se pueden conseguir cientos de comercios donde aceptan monedas digitales como una de las formas de pago.

Ante este contexto, la entusiasta Blockchain está haciendo un esfuerzo para que sus proyectos proporcionen herramientas útiles que puedan beneficiar positivamente a la comunidad venezolana.

En el caso de Panda y de Mituannia, nos hemos enfocado mucho en que nuestros proyectos contribuyan a mejorar la situación a ambos lados de la frontera, bien sea generando empleos para mujeres y hombres con talento, o creando productos que le den un uso práctico y real a las criptomonedas en el día a día de los usuarios.

Este mes, el equipo de Panda instaló el primer cajero de criptomonedas en terreno venezolano y, en la actualidad, la empresa cuenta con dos productos para usuarios en el país. Los procesadores de pagos XPay y PandaBTM, que facilitan la adopción de criptomonedas por parte de comercios físicos y permiten el comercio seguro de monedas digitales.

«El éxito de otras mujeres es inspirador»

La entusiasta y emprendedora criptográfica también conversó sobre los desafíos que implican el desarrollo de iniciativas Blockchain. A su parecer, uno de los desafíos más importantes asociados a los proyectos Blockchain están en el ámbito regulatorio. Lezama hizo hincapié en que, en la actualidad, los gobiernos aún no parecen entender el «potencial subyacente» que tiene esta tecnología.

Asimismo, expresó su opinión particular, desde su visión como mujer emprendedora de la tecnología en un país extranjero. Al respecto, hizo énfasis en las diferencias de género que pueden existir a la hora de liderar proyectos en este espacio.

En el mundo de los negocios, no solo de Blockchain, aún hay quienes le dan más peso a una propuesta -o una opinión- cuando es un hombre quien la presenta en lugar de una mujer.

No obstante, y como integrante de la comunidad criptográfica en Colombia, considera que tanto en este país, como en otras partes del mundo, «se están creando cada vez más espacios para ser ocupados por mujeres«. Siendo líder de dos proyectos cripto, la venezolana señala que «ha notado un esfuerzo consciente por crear un ambiente inclusivo» en los eventos y espacios en los que ha participado.

Siempre es beneficioso ver a otros en tu misma condición lograr cosas en el ámbito en el que tú quieres triunfar. El hecho de que haya mujeres y migrantes emprendiendo con éxito sus proyectos motiva a otras mujeres y migrantes a emprender los suyos.

 

Artículo de Hannah Estefanía Pérez / DiarioBitcoin

Imagen cortesía de Anna Lezama/Panda Exchange


Related posts