Artículos 

Bitcoin prospera a medida que China, India y Zimbabue se hunden en caos monetario

Andrew Quentson analiza distintos escenarios financieros caóticos alrededor del mundo y cómo podrían incentivar la compra de bitcoins.


A lo largo del mundo, burócratas intocables y nunca electos perpetúan el despilfarro del dinero de sus naciones de diversas maneras, lo cual termina pagando el pueblo. El caso más impactante es el de la India.

Es difícil imaginar lo que es despertarse una mañana y descubrir de repente que un 85% de tu dinero en realidad ya no es dinero, pero eso es exactamente lo que sucedió en una de las naciones más pobladas del mundo, donde lo que el día anterior tenía un valor de 500 rupias o 1000 rupias, alrededor de 7 y 15 dólares respectivamente, fue declarado instantáneamente inservible.

La decisión fue tomada bajo secreto absoluto, de acuerdo al Times of India, donde se afirma que “ni siquiera los ministros estaban al tanto de la propuesta para prohibir los billetes de alto valor”. Como era de esperar, sobrevinieron el caos y el pánico monetario con cientos de historias de granjeros pobres incapacitados para trabajar, estudiantes incapaces de pagar su comida, padres y madres atrapados en colas interminables, así como personas llevadas al abismo y cometiendo suicidio.

La razón que esgrimen los responsables es que nadie paga impuestos en la India, dado el estado casi inexistente de la estructura bancaria de ese país (al menos tal como se concibe en occidente) y que 98% de todas las transacciones se llevan a cabo en efectivo. El gobierno indio desea cambiar esto y obliga a sus ciudadanos, a través del amedrentamiento según parece, a usar la  banca digital.

Viendo una oportunidad para sí, las compañías de tecnología financiera han alabado este cambio,  pero muchos han decidido acaparar oro, el cual no puede sencillamente ser declarado inservible, en secreto y sin voto parlamentario, mientras que otros probablemente tornan hacia Bitcoin como solución a largo plazo gracias a su sistema de pago incorporado.

Yuan alcanza su precio más bajo en siete años

Mientras tanto, en China, la adicción a la exportación continúa mientras el yuan alcanza su punto más bajo en 7 años, forzando a las personas a huir hacia el dólar o, por supuesto, hacia Bitcoin. Los chinos descubrieron Bitcoin en 2013 y, a pesar de los múltiples intentos de su gobierno por prohibirlo, los inversionistas lo han estado empleando como mecanismo de protección, contribuyendo a aumentar su valor, el cual se ha cuadruplicado desde el punto más bajo que tuvo el año pasado cuando cada bitcoin costaba 162 dólares hasta este año que ha superado los 700 dólares.

El gobierno chino, una vez más, ha indicado que podría tomar medidas para restringir las acciones de las personas para proteger su propia riqueza, pero tal y como el gobierno indio quizás descubra dentro de poco, los más inteligentes, adinerados y educados probablemente empezarán a tomar cada bitcoin aún más en serio como solución a largo plazo al inevitable y casi siempre desastroso resultado del constante fracaso gerencial de los burócratas no elegidos.

¿Solucionará Bitcoin los problemas monetarios de Zimbabue?

Y, por supuesto, no existe mejor ejemplo que Zimbabue para ilustrar lo que puede y probablemente vaya a ocurrir de forma periódica y en distintos grados en todos los países. En un intento por resolver la súper inflación de la era de Mugabe, los más capaces entre los ciudadanos de Zimbabue han introducido una variedad de monedas diversas entre las cuales el dólar, naturalmente, ha adquirido preponderancia, pero la economía de Zimbabue no puede operar sobre dinero americano.

Phillip Haslam, economista, ha sugerido seriamente el uso de bitcoins como respuesta. De acuerdo al Mail & Guardian de África, afirma:

“Estamos muy emocionados respecto al bitcoin como alternativa monetaria estable. El asunto con Bitcoin es que una  vez que lo importas al país, no tienes el problema de la erosión y muerte de la moneda como ocurre con los billetes. Es un sistema que permite complementar la banca privada. En efecto, el sistema Bitcoin es simultáneamente una moneda y una plataforma de pagos internacionales”.

“Si Zimbabue establece una moneda nacional Bitcoin privatizada, si el mercado recurriese naturalmente a una  moneda del tipo de Bitcoin, a medida que otras monedas alrededor del mundo empiezan a dar signos de debilidad con la impresión de dinero, pronto tendrías una cantidad enorme de moneda fluyendo hacia Zimbabue. Zimbabue se transformaría entonces de un caso perdido a un centro bancario global en criptomoneda estable. Y esto se daría bastante rápido”.

Es dudoso si Bitcoin, o cualquier otra moneda digital, estén listos para ser usados a nivel estatal, dado que aún falta culminar las soluciones a la escalabilidad, el asunto de la privacidad apenas ahora se está resolviendo, la seguridad y la facilidad de uso aún esperan por la implementación de soluciones tales como Bitcoin Vault y la volatilidad apenas ahora empieza a reducirse.

Sin embargo, el constante fracaso (en distintos grados) en el manejo de dinero, que resulta inevitable mientras éste permanezca bajo control centralizado en vez de ser disciplinado por el libre mercado, hace que aumente constantemente el atractivo de Bitcoin no sólo por sus cualidades, semejantes a las del oro, sino porque además incluye un sistema de pagos incorporado. A medida que el sistema sea adoptado por más usuarios, naturalmente estos querrán gastarlo directamente, creando quizás de manera orgánica nichos, localidades, o quizás incluso países pequeños enteros, que operasen en gran medida con dinero Bitcoin.

Cómo operaría en la práctica una economía semejante es algo que sólo podemos especular, dado que, si ciertamente el oro ha sido empleado en el pasado, el sistema de pago incorporado añade diferentes dimensiones y beneficios tales como una mayor eficiencia y costos reducidos, pero es probable que aprendamos, en los siguientes cinco o diez años, cómo operaría una economía semejante a medida que las personas progresivamente, de manera natural e incremental, transicionen hacia un dinero basado en el libre mercado que no pueda ser desvalorizado por impresión, declarado inválido, o arrebatado, y que a la vez puede ser fácilmente enviado a casi cualquier lugar del mundo en minutos de manera gratuita.

Por tanto, a medida que los gobiernos alrededor del mundo sigan cometiendo torpezas en el manejo de lo que ellos llaman dinero, Bitcoin sigue siendo una alternativa atractiva, desde China a Zimbabue, desde la India a Argentina, ofreciendo una solución a las periódicas e infinitas bancarrotas de nuestras economías.

NOTA DEL EDITOR: En América Latina puede encontrarse un fenómeno parecido a los descritos por el articulista.   Se trata del país de la región donde se está produciendo la mayor cantidad de operaciones con Bitcoin, según puede leerse en algunos de los artículos publicados en este medio. La crisis económica, el control de cambio y la situación de inestabilidad económica y social son los principales causantes. De hecho, el precio de la criptomoneda en ese país es superior al de otros.

Fuente: CCN

Traducido por Ernesto Rivera para Diario Bitcoin

Advertisements

Related posts