Por DiarioBitcoin   @diariobitcoin

Hábitos y acciones concretas sobre como administrar tus finanzas personales, consejos para vivir dentro de tus posibilidades, asumir emergencias financieras y tips sobre como invertir una vez que hayas cubierto tus necesidades para crecer tu patrimonio ante adversidades sin necesidad de trabajar para vivir.

***

1. Crea un presupuesto

Uno de los pasos más importantes en la gestión de tus finanzas es tener una clara comprensión de cuanto dinero entra y sale cada mes.

Crear un presupuesto te ayudará a seguir tus gastos y asegurarte de que vives dentro de tus posibilidades.

Existen varias herramientas que puedes utilizar para llevar un presupuesto familiar, algunas de las más populares son:

  1. Hojas de cálculo: Puedes utilizar programas como Microsoft Excel o Google Sheets para crear tu propia hoja de presupuesto y registrar tus ingresos y gastos.
  2. Aplicaciones móviles: hay varias aplicaciones como Mint, PocketGuard, Wally, que te ayudarán a controlar tus gastos y a crear un presupuesto.
  3. Software de contabilidad: Si deseas algo más avanzado y completo, puedes utilizar software de contabilidad para llevar un registro de tus transacciones financieras.
  4. Tableros de control financiero: Herramientas como Trello o Asana te permite crear tableros de control financiero, donde puedes ver tus ingresos, gastos y ahorros, y tener una vista general de tus finanzas.
  5. Software de presupuesto en línea: hay herramientas en línea como YNAB (You Need A Budget) o EveryDollar que te ayudarán a crear un presupuesto y a seguir tus gastos.

Es importante elegir la herramienta que mejor se adapte a tus necesidades y preferencias, y que te permita realizar un seguimiento fácil y eficiente de tus gastos y ahorros.

 

2. Vivir por debajo de tus posibilidades

Evita el gasto excesivo y vivir más allá de lo que tienes. Trata de cumplir con tu presupuesto y ahorrar dinero para gastos futuros.

Esto significa que no debes gastar todo tu dinero en cosas que no necesitas o que no puedes permitirte.

En lugar de eso, debes tratar de mantener tus gastos dentro de tus ingresos y ahorrar para gastos futuros.

Es importante tener una idea clara de cuánto dinero ganas y cuánto dinero gastas cada mes (consejo 1.). Una vez que tengas una idea de tus ingresos y gastos, puedes comenzar a establecer prioridades y hacer ajustes donde sea necesario.

Ten en cuenta que vivir por debajo de tus posibilidades no significa privarte de todo lo que te gusta o no disfrutar de la vida. Se trata de encontrar un equilibrio entre gastar en las cosas que realmente importan y ahorrar para metas futuras.

También es importante evitar el endeudamiento, ya que los altos niveles de deuda pueden causar estrés financiero y dificultad para cumplir con los objetivos financieros. Por esta razón es importante tratar de pagar las deudas con altos intereses, como las de las tarjetas de crédito, lo antes posible y evitar contraer nuevas deudas.

Es necesario estar atento a tu comportamiento financiero y tratar de evitar gastos impulsivos, comparar precios y buscar las mejores ofertas, y considerar buscar consejos profesionales si necesitas ayuda con tus finanzas personales, para ellos puedes intentar por un par de meses anotar en una hoja de cálculo o en un pequeño cuaderno cada centavo que gastas, esto te ayudara a tener un entendimiento más intuitivo del valor de tu dinero y en que lo estás gastando, días en los que gastas $0 pueden ser magníficos.

En resumen, “Vivir por debajo de tus posibilidades” es un enfoque responsable y sostenible para manejar tus finanzas, te ayudará a alcanzar tus metas financieras y a vivir una vida más estable y libre de preocupaciones financieras.

 

3. Ahorrar para emergencias

Es importante tener un fondo de emergencia para cubrir gastos imprevistos, como una factura médica o una reparación de automóvil.

Se recomienda ahorrar al menos 3-6 meses de gastos de vida.

Si eres más conservador puedes ahorrar para 1 año a 2 años de gastos de vida si tienes suficiente entrada de dinero, luego todo lo que no necesites ahorrar, debes invertirlo de forma diversificada para crecer tu patrimonio con el paso del tiempo sin necesidad de trabajar.

 

4. Reducir Deudas

Los altos niveles de deuda pueden ser una gran carga financiera, muchas personas viven endeudadas de por vida y jamás pueden salir de su mala situación económica.

Trata de pagar primero las deudas con altos intereses, como las de las tarjetas de crédito, lo antes posible y evita contraer nuevas deudas.

Hay varias formas de evitar deudas en caso de una emergencia financiera y no recurrir a la tarjeta de crédito:

  1. Ahorro: (Consejo 3.) Uno de los mejores métodos para evitar deudas es ahorrar para una emergencia. Es recomendable tener un fondo de emergencia de al menos 3-6 meses de gastos de vida, para cubrir cualquier imprevisto que pueda surgir.
  2. Seguros: Otro método para cubrir los gastos imprevistos es tener un seguro de salud, hogar, automóvil, etc.
  3. Préstamos familiares o amigos: En caso de una emergencia financiera, es posible que puedas obtener un préstamo de un familiar o amigo. Sin embargo, es importante establecer un acuerdo claro y formal para evitar problemas futuros.
  4. Préstamos personales o de consolidación de deudas: Estos tipos de préstamos suelen tener tasas de interés más bajas que las tarjetas de crédito, pero es importante comparar diferentes opciones y tener en cuenta las condiciones de pago antes de solicitar uno.
  5. Trabajar extra o vender bienes no necesarios: Si tienes una emergencia financiera, puedes trabajar horas extras o vender bienes no necesarios para obtener dinero adicional.

Es importante recordar que una vez que se utiliza una tarjeta de crédito, es fácil caer en un ciclo de deudas, y es importante tratar de evitarlo, siendo proactivos y preparándose para situaciones de emergencia financiera.

Entiende como funcionan las tasas de interés

Entender cómo funcionan las tasas de interés es esencial para tomar decisiones informadas sobre préstamos y deudas. Las tasas de interés son la forma en que los prestamistas cobran por prestar dinero.

Existen dos tipos de tasas de interés: fijas y variables. Una tasa de interés fija es una tasa de interés que se mantiene constante durante todo el plazo del préstamo. Una tasa de interés variable, por otro lado, cambia a medida que cambian las condiciones del mercado.

La tasa de interés también puede ser nominal o efectiva. La tasa de interés nominal es la tasa de interés que se acuerda al momento de firmar el préstamo. La tasa de interés efectiva, por otro lado, es la tasa de interés que realmente se paga después de tener en cuenta los cargos y comisiones adicionales.

Las tasas de interés también pueden variar dependiendo del tipo de préstamo, el prestamista y el historial crediticio del prestatario. Por ejemplo, las tasas de interés para un préstamo personal suelen ser más altas que las tasas de interés para un préstamo hipotecario.

Es importante comparar diferentes tasas de interés y considerar las condiciones de pago antes de solicitar un préstamo. Una tasa de interés más alta significa pagar más dinero en intereses a lo largo del tiempo, lo que aumenta el costo total del préstamo.

5. Invertir para el futuro

Una vez que tienes ahorros de emergencia asegurados para el periodo con el que te sientes cómodo, comienza a invertir para metas a largo plazo, como la educación de tus hijos y tu jubilación (inversiones que crecen libres de impuestos), considera inicialmente buscar consejeros profesionales e invierte una cantidad modesta con ellos a medida que aprendes.

Existen varias opciones de inversión libres de impuestos que puedes considerar:

  1. Cuentas de ahorro de jubilación: Cuentas como 401(k) o IRA en EEUU te permiten ahorrar e invertir para la jubilación mientras se te exime de impuestos, investiga que opciones legales de inversión existen en tu país.
  2. Inversiones en bonos del gobierno: Los bonos del tesoro o bonos municipales son inversiones consideradas seguras y libres de impuestos.
  3. Inversiones en bienes raíces: Invertir en propiedades inmobiliarias puede generar ingresos pasivos y estar libre de impuestos si se utilizan estrategias como el alquiler con opción a compra, o estrategias como el acuerdo de participación en ganancias.
  4. Fondos mutuos y ETFs: Los fondos mutuos y los ETFs (fondos cotizados en la bolsa) son otras opciones de inversión que pueden crecer libres de impuestos si inviertes en ellos a través de una cuenta de jubilación.
  5. Inversiones en bienes no tangibles: Invertir en bienes intangibles como marcas, patentes, derechos de autor y software, pueden ser libres de impuestos si se adquieren y se mantienen correctamente.

Invertir en criptomonedas es una forma potencial de diversificar tu cartera de inversiones y obtener una exposición a una clase de activos alternativos. Sin embargo, las criptomonedas son muy volátiles y tienen un alto riesgo, es importante tener algunas consideraciones al invertir en ellas.

Una estrategia comúnmente recomendada es invertir entre un 2% y un 10% de tus activos totales en criptomonedas, dependiendo de tu apetito por riesgo. Esto te permite obtener una exposición significativa a las criptomonedas sin arriesgar una cantidad excesiva de tu cartera.

Es importante tener en cuenta que, debido a la volatilidad de las criptomonedas, es posible que experimentes pérdidas significativas en tu inversión. Por lo tanto, es importante establecer una estrategia de salida clara antes de invertir.

Además, es importante investigar y elegir cuidadosamente la criptomoneda o el fondo de inversión en criptomonedas en el que deseas invertir. Es importante considerar factores como la liquidez, la capitalización de mercado, el equipo detrás de la criptomoneda, y el uso previsto de la criptomoneda.

Invierte para protegerte de la inflación

Invertir para protegerse de la inflación es una estrategia que busca preservar el valor de tu dinero a largo plazo.

La inflación se refiere al aumento general de los precios de los bienes y servicios en una economía, lo que reduce el poder adquisitivo de tu dinero.

Hay varias formas de invertir para protegerte de la inflación:

  1. Inversiones en activos reales: Invertir en activos como propiedades inmobiliarias, oro o plata pueden ser una forma de proteger tu dinero de la inflación, ya que su valor suele aumentar a medida que los precios suben.
  2. Inversiones en acciones: Invertir en acciones de compañías sólidas con un historial de crecimiento y buenos fundamentos económicos, pueden ser una forma de proteger tu dinero de la inflación ya que las compañías con buenos fundamentos pueden mantener sus ganancias y crecimiento en un escenario de inflación.
  3. Inversiones en bonos indexados a la inflación: Los bonos indexados a la inflación, también conocidos como bonos TIPS (Bonos del Tesoro de Estados Unidos con protección contra la inflación), ofrecen un rendimiento que se ajusta a la tasa de inflación, protegiendo así el valor de tu inversión.
  4. Invertir en bienes raíces: Los bienes raíces, como las propiedades de alquiler, pueden proporcionar un flujo de efectivo constante que se ajusta a la inflación.

Es importante recordar que ninguna inversión es libre de riesgo, y es importante hacer una investigación adecuada y considerar tus objetivos de inversión y tu tolerancia al riesgo antes de tomar cualquier decisión de inversión.

 

Imagen original de DiarioBitcoin, de uso libre, licenciada bajo Dominio Público

ADVERTENCIA: Este es un artículo de carácter informativo. DiarioBitcoin es un medio de comunicación, no promociona, respalda ni recomienda ninguna inversión en particular. Vale señalar que las inversiones en criptoactivos no están reguladas en algunos países. Pueden no ser apropiadas para inversores minoristas, pues se podría perder el monto total invertido. Consulte las leyes de su país antes de invertir.