Por Editor DiarioBitcoin  

En su cumpleaños, B.A.P, un adolescente de 17 años de edad, pidió como regalo que le dejaran comprar criptomonedas, ahora vuelve a pedirlas en estas fiestas navideñas. 

***

B.A.P es un joven de 17 años de edad, que vive en Vitoria-Gasteiz, en el país vasco, al norte de España. Cursa el 2do de Bachiller, preparándose para la selectividad de la universidad. Espera estudiar Derecho con Especialidad Económica, en la Universidad de Deusto, en Bilbao. Como muchos de su edad, le gusta el fútbol y entrena en un equipo. Pero además, es gran lector de novelas de temas políticos y económicos. Y, algo no tan común entre chicos de su edad: es tan fanático de las cripto que no solo las estudia, sino que invierte en ellas y las promociona.

En febrero arribará a sus 18 años. La verdad es que su corta edad no parece obstáculo para que el chico se haya adentrado al mundo de las criptomonedas. Es lo que pedirá que le regalen en Navidad, dice.

De hecho procuraré que mis familiares y amigos también se animen a pedirlas.

Sus respuestas a nuestras preguntas sobre cripto demuestran madurez, seguridad y conocimiento.

“Conocí las criptomonedas a través de una conferencia que impartían en mi ciudad, Vitoria Gasteiz. Acudí a esa conferencia a principios de febrero de 2020 (un mes antes de la pandemia), debido a que mi madre me comentó que mucha gente de su empresa que estaba ganando dinero con ese proyecto. 

Relata que antes de eso no conocía nada del mundo cripto ” y ni siquiera quería acudir a esa conferencia puesto que me encontraba en una semana de exámenes importantes”. Pero la curiosidad pudo más: “Al decirme que se trataba de algo llamado “Blockchain” y “criptomonedas” mi cerebro cambió de opinión al instante. Yo no sabía lo que era al 100%. Había escuchado en Twitter y sobre todo en YouTube hablar de ellas pero no había profundizado. Por ello, tras salir del colegio mi madre que me venía a buscar en coche, me llevó a comer (en 15 minutos literalmente) y entramos en la sala de conferencias muy temprano”.

Confiesa que, a pesar de que el proyecto que presentaron no le gustó porque le pareció un sistema Ponzi en toda regla,  “hizo que se extendiera en mi una gran curiosidad sobre el sistema revolucionario de la Blockchain y las criptos. Por ello, nada más llegar a casa comencé a investigar por mi cuenta en Internet sobre ellos, abriendo mi mente al nuevo sistema descentralizado que estaba a punto de cambiar el transcurso de nuestros pensamientos y el cual iba a poner en peligro a las instituciones y el sistema tradicional vigente”.

Eso le encantó a B.A.P. y siguió investigando:

Al investigar por mi cuenta sobre la Blockchain o cadena de bloques, me quedé impresionado por las grandes ventajas que tenía. En primera instancia fue como si acabara de conocer “Internet en sus inicios de su creación”, al tratarse de una tecnología revolucionaria con grandes avances y ventajas respecto del sistema centralizado que tenemos asimilada para la mayoría de las cosas.

Entonces supo que, más allá del interés por la tecnología, había algo más: la posibilidad de inversión: “Ahí es cuando me di cuenta de que una inversión a largo plazo en Blockchain tendría seguro grandes rentabilidades (sería como invertir en Google en sus inicios) así que por mi cabeza solo se pasaba la idea de invertir en el sector. Y dado que todavía esta tecnología está en su primavera, la mejor forma para invertir en ella era a través de las criptomonedas”.

Los primeros ahorros en cripto

Con conocimiento, y con olfato de inversor sin duda, B.A.P. decidió vender su Play4 “y juntar algo de dinero de la hucha para poder invertir, y aproveché que era mi cumpleaños para que mi padre me regalara el permiso a meter dinero en las “criptos”, ya que anteriormente se encontraba reacio a meter dinero en algo que le parecía una estafa”.

Así que el regalo de cumpleaños (5 de febrero de este año), como tal, no fue darle criptomonedas, sino el permiso para poder adquirirlas con su propio dinero ahorrado.  Ahora ¿en qué creen que invirtió? Aquí su respuesta:

Tras analizar el mercado de las criptos, decidí en primer lugar invertir en las principales criptomonedas, puesto que no tenía mucho conocimiento sobre el sector, y había escuchado que muchas ICOs y altcoins se habían convertido en estafas. Por ello la principal apuesta en un principio era Bitcoin, por ser el más conocido y fiable, pero tras analizar más a fondo Ethereum, vi que era una moneda más joven que el BTC, con una Blockchain digamos incluso mas “actualizada”, con mucha más proyección que el BTC y con una inmensidad de proyectos interesantes ligados a su rez de Blockchain.

Por ello, el adolescente valoró que ETH “podría tener más proyección a largo plazo que BTC y en consecuencia trazar una mejor rentabilidad”.

Instruyendo al padre

El estudiante, que se ha convertido en todo un conocedor de las cripto, después de aquella conferencia llamó a su padre y le contó. “Mi padre que no conocía del tema, se mostraba inseguro sobre el tema. Como cualquiera que tenga dos pies sobre el suelo pensó que se trataba de una estafa. Pero al poder investigar por mi cuenta, mas tarde le hable sobre la Blockchain diciéndole que será la revolución del futuro, que se usará en todos nuestros ámbitos de la vida, y que las criptomonedas vienen a cambiar el sistema financiero tradicional que hemos vivido hasta ahora”.

Añade, orgulloso que logró cambiar la posición del padre. ”Es por ello que gracias a mis dotes de persuasión conseguí que el interés por este mundo calara en su conducta, y tras investigar por su cuenta finalmente se dio cuenta de que realmente esta tecnología había llegado para quedarse, y dio luz verde a la compra de criptomonedas por mi cumpleaños”. Y revela además que el padre también se animó:

Además él también decidió invertir otro pellizco.

Hodl, ganancias, locura

Cuenta que no ha enloquecido por el aumento de las criptomonedas este año y no se ha lanzado a vender. Por el contrario. Ha mantenido la calma y está guardando (hodl) sus cripto para tiempos mejores. “Mi padre y yo decidimos mantenerlo y holdear, y hoy en día lo tenemos guardado después de 10 meses de la adquisición, y no tenemos pensado retirarlo ni cambiarlo al menos hasta dentro de unos años”.

¡Y vaya que ha tenido ganancias! B.A.P. no quiere decir cuántas monedas tiene, lo que sí revela es que compraron el 5 de febreo cuando Ether (ETH) estaba en  alrededor de los USD $180 y ahora supera los USD $600, “así que con eso podéis echar cuentas…”

Además, aún con su corta edad, es todo un promotor.

Hoy en día más gente de mi entorno va adquiriendo conocimiento sobre las criptomonedas, pero cuando yo empecé a hablarles de ellas nadie las conocía. Algunas personas habían oído hablar algo sobre Bitcoin pero sin embargo desconocían el término “criptomoneda” y mucho menos sobre Blockchain. Muchos hasta me trataban de loco y decían que iba a perder todo mi dinero.

Añade: “Si bien es cierto que yo me he vuelto un fanatico de las “criptos”, la gente de mi entorno ha empezado a curiosear sobre este mundo y cada vez son más con las que puedes establecer una conversación cordial sin parecer que están hablando en términos marcianos. Gran parte de su interés surgido se debe a mi constante pesadez al estar hablando todo el tiempo sobre ellas y al ver que estaba obteniendo grandes ganancias”.

Para B.A.P. no es cuestión de un momento solamente, ni de un boom o una moda. Dice que seguirá invirtiendo en cripto.

Seguiré invirtiendo en criptomonedas porque este sector aún acaba de empezar a explotar y tiene un largo recorrido.

Añade: “Cuando todo el mundo sepa sobre el mundo Blockchain y las ventajas que proporciona el mundo descentralizado y tokenizado, irán corriendo a comprar criptomonedas. Cuando se produzca esto (a lo largo de los años), cuando ya no solo empresas e instituciones (como están haciendo actualmente), sino gobiernos y ciudadanos entren a comprar y a usarlas, las criptomonedas explotaran, olvidándonos por completo del sistema y el dinero fiduciario y lamentándonos por no haber comprado antes”.

Si muchos adolescentes piensan como él, sin duda esta será una generación de inversores cripto.


Nota de la editora: Por decisión editorial, al tratarse B.A.P de un menor de edad no publicamos su nombre entero ni fotografía, para resguardar su identidad.


Entrevista de MTabuas/DiarioBitcoin

Imagen de Pixabay editada