Por Editor DiarioBitcoin  

Según informes de Bloomberg, Google ha formado asociaciones con Coinbase y BitPay para habilitar una próxima funcionalidad de cripto en tarjetas digitales.

***

Google parece estar entrando poco a poco en el mundo de las criptomonedas o al menos eso se desprende de un informe de Bloomberg, reproducido a su vez por otros medios.

Según la información, Google se ha asociado con empresas, incluidas Coinbase Global Inc. y BitPay Inc., para almacenar criptoactivos en tarjetas digitales, mientras los usuarios siguen pagando en monedas tradicionales. El presidente de comercio de Google, Bill Ready, dijo a Bloomberg que Google está buscando hacer más de esta asociación, aunque la compañía todavía no acepta criptomonedas para transacciones.

“Las criptomonedas son algo a lo que prestamos mucha atención”, dijo Ready a Bloomberg. “A medida que evolucione la demanda de los usuarios y la demanda de los comerciantes, evolucionaremos con ella”.

Las integraciones de criptomonedas en Google permitirían a sus clientes tener BTC en sus tarjetas digitales mientras gastan moneda fiduciaria, un acuerdo que no utiliza el activo entre pares como medio de intercambio, pero permite a los usuarios gastar sus existencias de Bitcoin, algo que probablemente no sería el mayor interés de los inversionistas de BTC.

“No somos un banco”

La noticia llega después de que la compañía  contrató al exejecutivo de PayPal, Arnold Goldberg, para dirigir su división de pagos y establecer un nuevo rumbo para el negocio después de que descartó un impulso a la banca. Según Ready, Google quiere convertirse en un “tejido conectivo” para toda la industria de financiamiento al consumo.

“No somos un banco, no tenemos intención de ser un banco”, dijo Ready a Bloomberg. “Algunos esfuerzos pasados, a veces, involuntariamente entrarían en esos espacios”.

Vale señalar que la empresa, conocida por el sistema Google Pay y la billetera móvil, ha evitado en gran medida la industria de las criptomonedas.

Estos nuevos cambios siguen a un giro importante en octubre, recuerda Bloomberg. Google había pasado años planeando un servicio de ahorro y cuenta corriente digital, alineando a 11 socios bancarios para el lanzamiento. Pero ese mes, la empresa rechazó la oferta propuesta, llamada Plex. En cambio, Google quiere convertirse en el tejido conectivo de toda la industria de financiación al consumo, no solo de ciertos socios, según Ready.

Ready, ex director de operaciones de PayPal, se unió a Google en 2019 y comenzó a supervisar su división de pagos el año pasado después de la partida de un ejecutivo. Reclutó a Goldberg, que dirigía el negocio comercial de PayPal, para que se convirtiera en vicepresidente y director general de los esfuerzos de pagos y mercados emergentes, una iniciativa que Google llama Next Billion Users, o NBU.

App de pago de Google

Google presentó su aplicación de pago en 2015 y la renovó a fines de 2020 como un centro para que los consumidores realicen un seguimiento de los gastos y busquen descuentos. En ese momento, la empresa compartió que la aplicación tenía 150 millones de usuarios activos mensuales en todo el mundo. Pero la billetera de Google enfrenta una dura competencia, dice Bloomberg, incluso en dispositivos que ejecutan su sistema operativo Android. Samsung Electronics Co., el mayor vendedor de teléfonos inteligentes, tiene su propio sistema de pago.

Tom Noyes, analista de la industria, estimó en 2020 que Google representaba el 4% de los pagos sin contacto en los EE. UU. y calificó el servicio como “en gran medida un fracaso”.

Como parte de la revisión, Google se enfocará más en ser una “billetera digital integral” que incluye boletos digitales, pases de aerolíneas y pasaportes para vacunas, dijo Ready.

Fuentes: Bitcoin Magazine, Bloomberg, Cryptopotato

Versión de DiarioBitcoin

Imagen de Unsplash

ADVERTENCIA: Este es un artículo de carácter informativo. DiarioBitcoin es un medio de comunicación, no promociona, respalda ni recomienda ninguna inversión en particular. Vale señalar que las inversiones en criptoactivos no están reguladas en algunos países. Pueden no ser apropiadas para inversores minoristas, pues se podría perder el monto total invertido. Consulte las leyes de su país antes de invertir.