Por Hannah Pérez  

El gobernador del banco central de Palestina reveló que se están llevando a cabo estudios sobre una CBDC; sin embargo, los analistas de economía locales no consideran que el proyecto sea viable. 

***

La Autoridad Monetaria de Palestina (PMA), que cumple las funciones de banco central en ese Estado, está analizando la posibilidad de emitir una moneda digital de banco central (CBDC). Bloomberg informó la noticia el jueves citando al gobernador de la entidad y destacó que la medida representaría un golpe de independencia monetaria -al menos simbólico- para Palestina.

Los palestinos no tienen una moneda oficial independiente, debido a un acuerdo que firmó Palestina con Israel en la década de 1990. La economía palestina depende principalmente del séquel israelí (la moneda de curso legal de Israel) para las transacciones diarias. Por su parte, el dinar jordano (moneda oficial de Jordania) y el dólar estadounidense actúan como reservas de valor para sus ciudadanos.

Feras Milhem, el gobernador de la Autoridad Monetaria Palestina, adelantó a Bloomberg que se están realizando dos estudios sobre criptomonedas con la esperanza de eventualmente emitir una moneda digital para pagos nacionales e internacionales.

De probar una CBDC, Palestina estaría a la altura de actores geopolíticos importantes, incluidos China y Suecia, que ya han comenzado a implementar una moneda digital. Sin embargo, no son pocos los desafíos que atraviesa Palestina para llevar a cabo un proyecto de ese tipo.

Palestina considera CBDC, pero ¿es viable?

El director del Instituto de Investigación de Política Económica de Palestina, Raja Khalidi, destacó al citado medio de noticias que las condiciones macroeconómicas no están dadas para permitir que una moneda palestina, digital o de otro tipo, exista como medio de intercambio“.

Otros analistas económicos regionales también expresaron sus dudas sobre la viabilidad de una moneda digital palestina. Barry Topf, ex asesor principal del gobernador del Banco de Israel, estuvo de acuerdo en que es muy poco probable que una moneda digital palestina sea un verdadero medio de intercambio.

No va a sustituir al séquel, al dinar o al dólar. Ciertamente no va a ser un almacén de valor o una unidad de contabilidad“, comentó Topf a Bloomberg.

De acuerdo con el informe, los bancos palestinos tienen actualmente un exceso de séqueles. Una de las razones es una ley israelí que prohíbe las grandes transacciones en efectivo, debido a las regulaciones contra lavado de dinero (AML). Además, Israel limita la cantidad de moneda fiat que los bancos palestinos pueden transferir a Israel mensualmente.

Esto a su vez genera que los bancos palestinos recurran a préstamos para cubrir los pagos de divisas a terceros, dejándolos con un excedente de billetes israelíes. La emisión de una CBDC podría potencialmente hacerle frente a este arreglo ineficiente.

Más simbolismo que otra cosa

Sin embargo, este panorama de limitaciones impuesto por Israel ha provocado una terrible situación económica para Palestina, que depende principalmente de las donaciones y las remesas. El Banco Mundial estimó en febrero que la economía local se contrajo un 11,5% el año pasado, en parte debido a la pandemia de Covid-19, citó Bloomberg.

Israel también administra los impuestos de los palestinos y, liberó tardíamente USD $ 1,14 mil millones en ingresos recaudados en nombre de la Autoridad Palestina en diciembre de 2020. 

Si bien los analistas locales no parecieron compartir la idea de que una moneda digital fuese viable en Palestina, Khalidi argumentó, sin embargo, que la emisión de alguna forma de moneda digital por parte de la PMA respondería más a una cuestión de simbolismo político que el pragmatismo monetario.

Él dijo a Bloomberg que una CBDC podría ayudar a “enviar una señal política para mostrar una apariencia aparente de autonomía monetaria de Israel“. 

Hace dos años, el entonces primer ministro palestino, Mohammad Shtayyeh, dijo que su gobierno consideraría usar una criptomoneda como una alternativa a la moneda fiduciaria israelí. Palestina ya había expresado en 2017 planes de desarrollar una criptomoneda propia; aunque en diferentes oportunidades la opinión de los economistas se ha mantenido más o menos igual, argumentando la “compleja dependencia económica y política de Israel“.


Lecturas recomendadas


Fuentes: Bloomberg, Coindesk, Cointelegraph, archivo

Versión de Hannah Estefanía Pérez / DiarioBitcoin

Imagen de Unsplash