Por Angel Di Matteo   @shadowargel

Conozca más sobre Nano, una alternativa que permite transacciones instantáneas sin ningún tipo de costo en comisiones.

***

Una de las propuestas de criptomonedas menos apreciadas por el buzz de la industria es Nano, un proyecto que nace en octubre de 2015 y que lleva consigo los ideales de libertad, innovación y eliminación de costos del internet, muy similar a proyectos distribuidos como la red de archivos compartidos BitTorrent, donde usuarios comparten archivos de forma gratuita, donde más usuarios en la red significa mayor capacidad y mejor desempeño para todos, donde todos comparten por el beneficio de obtener contenido gratuito y sin censura.

Nano sigue estos mismos ideales, no hay comisiones y los participantes mantienen nodos funcionando por el gran beneficio de no tener que pagar para enviar dinero, además su arquitectura resuelve problemas que han plagado blockchains de primera generación, con Nano, mientras más nodos, es mejor el performance de la red, la cual en promedio confirma transacciones por debajo de los 200 milisegundos, es decir, en tiempos menores a un parpadeo, totalmente gratis.

Por ende, a continuación repasamos cinco datos interesantes sobre Nano, los cuales debe conocer si tiene pensado operar con la moneda digital.

1. ¿En qué consiste Nano?

Nano como tal, es un proyecto a gran escala que involucra tanto a la criptomoneda NANO como a la red en la que opera, la cual también es conocida bajo el mismo nombre. Dicha iniciativa vio la luz oficialmente a finales de noviembre del año 2015, cuando la empresa responsable – originalmente conocida como RaiBlocks – lanzó el White Paper del proyecto, donde explicaba a la comunidad que esta moneda digital permite transacciones sumamente rápidas, las cuales no requieren del pago de ninguna clase de comisión

Uno de los aspectos más destacables de Nano es que se trata de un proyecto dentro del espacio de las criptomonedas, el cual no funciona bajo la concepción de Blockchain popularmente conocida por la mayoría de los miembros del ecosistema. En lugar de emplear un algoritmo de consenso basado en Proof-of-Work (PoW) donde los nodos compiten por encontrar la secuencia que permitirá procesar un bloque de transacciones, el funcionamiento de su red se basa en el uso de una arquitectura novedosa llamada block-lattice, donde cada cuenta tiene su propio Blockchain que está basado en un DAG (Grafo Acíclico Dirigido), el cual explicamos a más detalle en un próximo punto.

Gracias a lo innovador de su propuesta, el proyecto rápidamente ganó tracción entre los más conocedores, quienes participaron activamente en el sistema de distribución de tokens pautado por el equipo creador, el cual consistió en un sistema de captcha faucet que distribuyó el 39% del suministro inicial (126.248.289 NANO), y un fondo de desarrollo creado con 7.000.000 NANO, dejando 133.248.289 NANO en circulación.

Los 207.034.069 NANO restantes sin distribuir fueron enviados a una dirección inaccesible en tres transacciones, desde las
cuentas Landing, Faucet y Genesis.

2. ¿Quiénes están detrás del proyecto?

Tal y como se mencionó en el punto anterior, en su momento la empresa responsable tras la creación de la moneda y la red de Nano fue fue Colin LeMahieu. Después de trabajar en el proyecto por un año y medio, anunció el desarrollo de Nano el 24 de octubre de 2015, a través de un post en bitcointalk.org titulado “BLOCK LATTICE”.

Colin LeMahieu, quien en el pasado se desempeñó como desarrollador de software para empresas como AMD y Dell, actualmente figura como CEO y cofundador de la Fundación Nano, nombre bajo el cual ahora es conocida RaiBlocks. Dicha entidad es la responsable de brindar respaldo tecnológico al proyecto Nano, así como promover la adopción de la moneda digital en diversos ámbitos y casos de uso.

3. ¿Cómo funciona exactamente su red y la transferencia de activos?

Como ya adelantamos previamente, su red dista mucho del funcionamiento de los Blockchain que operan bajo PoW, por lo que Nano implementa un mecanismo de consenso llamado Open Representative Voting (ORV) y una arquitectura DAG llamada Block-Lattice.

Este sistema donde cada cuenta tiene su propio Blockchain, consiste en un sistema sin mineros donde los nodos con un peso de votación votan por confirmar transacciones en la red, este peso de votación es proporcional a cuantos Nano un usuario tenga en la red.

Es importante acotar que este peso de votación puede moverse a otros nodos si los usuarios así lo desean, también un usuario puede correr su propio nodo y delegarse el mismo el peso de votación. Este consenso junto a la arquitectura de Block-Lattice donde las transacciones son asincrónicas, ayuda a que no exista la competencia de bloques como ocurre en redes como Bitcoin. Eso hace que las operaciones se realicen de forma inmediata, minimizando los gastos operativos de
forma importante en comparación a otros Blockchain actualmente conocidos.

En su momento, en el White Paper de Nano el equipo aclara que la utilización de Block-Lattice y el ORV optimiza el consumo eléctrico de la red y minimiza los costos de las operaciones, lo cual hace que las transferencias a través de la red no contemplen el pago de comisiones por parte de las personas que desean enviar fondos NANO a otras. Además de lo antes expuesto, el protocolo cuenta con la escalabilidad suficiente como para procesar alrededor de 1.000 transacciones por segundo, siendo una de las más rápidas a la hora de procesar operaciones entre los Blockchain existentes.

Dicho de forma sencilla:

  • Cualquier transacción a través de la red de Nano se procesa en menos de 200 milisegundos en promedio. Una de las más rápidas en todo el ecosistema Blockchain.
  • No se paga ningún tipo de comisión: Si una persona envía USD $0,1 en NANO a otra persona, esta última recibirá exactamente esa cantidad, de forma gratuita, sin ninguna clase de tarifa para realizar la operación.
  • Dado que todas las monedas programadas están en circulación y no se pagan comisiones, la red no funciona mediante el uso de minería, ni tampoco hay un sistema de staking para ganar nuevos tokens.

Casos de uso

De acuerdo con información publicada en su White Paper y en su página oficial, tanto la red como la criptomoneda fueron diseñadas para operar como un medio de intercambio P2P (Peer-to-Peer), por lo que el proyecto está principalmente pensados como un ecosistema de pagos, donde la moneda digital funcionaria como dinero electrónico que se emplea para el pago de productos y servicios entre los usuarios.

Si bien muchas otras redes Blockchain actualmente ofrecen esta posibilidad y van más allá integrando contratos inteligentes y otras propiedades, lamentablemente en la actualidad la red de Nano no cuenta con soporte para este tipo de funciones.

Al respecto, miembros de la comunidad y conocedores aseguran que el equipo de Nano se ha centrado principalmente en la funcionalidad de la red para su caso de uso principal, por lo que no estaría contemplado dotarla de mayor funcionalidad, al menos en el corto plazo. Sin embargo, otras personas con conocimiento del tema aseguran que con DAG es posible pensar en contratos inteligentes, pero hasta ahora los desarrolladores principales del protocolo no han asomado planes tentativos para materializar esa posibilidad.

4. ¿Cómo ha evolucionado comercialmente Nano?

Nano oficialmente llegó a las principales plataformas comerciales a partir de marzo de 2017, siendo una moneda que se cotizaba por debajo de los USD $0,01 por unidad para ese momento. Sin embargo, a razón de su innovadora propuesta y de sus propiedades estructurales, comenzó a ganar tracción poco a poco y se vio bastante beneficiada a finales de ese año como muchas otras monedas digitales, llegando a capitalizar sus máximos históricos para el 2 de enero de 2018 al alcanzar los USD $37,6.

Tal como pasó con muchas otras monedas, ese 2018 fue un año de caídas pronunciadas en el cual Nano no fue la excepción, llegando a caer por debajo de USD $1 durante buena parte del tiempo entre ese año y 2020. Sin embargo, finalmente este 2021 comenzó a levantarse de nuevo y ha venido aumentando progresivamente, cotizándose para el 8 de mayo en unos USD $10,12 por unidad.

Evolución histórica del precio de Nano. Imagen de CoinMarketCap
Evolución histórica del precio de Nano. Imagen de CoinMarketCap

5. ¿Dónde puedo comprar Nano? ¿Qué monederos puedo utilizar para almacenar la moneda digital?

En cuanto a las plataformas comerciales donde se compra y vende Nano, actualmente es posible adquirir la moneda digital en Binance, Kraken, Huobi, KuCoin, GATE.io, OKEx, HitBTC y otras plataformas menos conocidas, intercambiándose principalmente por USDT, BTC, ETH y otras monedas fiat.

En cuanto al almacenamiento de fondos en la moneda digital, actualmente existen gran cantidad de monederos para computadores y dispositivos móviles que cuentan con soporte para Nano. Entre estos destacan Exodus, Natrium, WeNano y por supuesto Nault, una wallet de código abierto respaldada por la comunidad.

Y entre los hardware para el almacenamiento de criptomonedas, el dispositivo Ledger cuenta con soporte para tokens NANO a través de la wallet Nault, siendo uno de los más seguros de su tipo para el almacenamiento de esta clase de activos.


Lecturas recomendadas


Fuente: Nano.org, Wikipedia, Reddit, Lemmingatwork, iProUp

Versión de Angel Di Matteo / DiarioBitcoin

Imagen de Unsplash