Por Hannah Pérez  


Una estafa china es la responsable de malversar 73% del total de fondos robados en criptomonedas este año. Este y otros datos impactantes sobre el crimen con criptomonedas en 2020.

***

Con un importante crecimiento en las actividades delictivas asociadas con las monedas digitales en los últimos años, 2020 parece estar en camino a convertirse en el año con mayor número de robos y estafas en el espacio cripto. Un estudio reciente publicado por la firma de inteligencia criptográfica con sede en Silicon Valley, CipherTrace, revela una serie de datos sorprendentes sobre el crimen con criptomonedas.

Sin lugar a dudas, la primera mitad del año ha dado mucho de qué hablar en materia de seguridad digital y Blockchain. Los hackeos, estafas, esquemas Ponzi y fraudes con criptomonedas continúan robando millones de dólares cada año. Y este año no ha sido la excepción. Especialmente después de que el término “coronavirus” se convirtiera en el preferido de los hackers para enmascarar cientos de operaciones criminales criptográficas.

En esta oportunidad, DiarioBitcoin compiló algunos de los datos más impactantes de este 2020 relativos al crimen con criptomonedas. Entre ellos se incluyen desde estafas y actividades de lavado de dinero; hasta la participación de empresas renombradas o incluso de gobiernos que presuntamente llevaron a cabo actividades delictivas con activos digitales.

1. Delincuentes criptográficos han robado USD $ 1,36 mil millones en 2020

El 2020 está en camino a convertirse en el segundo año con las cifras más altas en robos de criptomonedas, según el informe de CipherTrace. En los primeros cinco meses de 2020, los robos de criptomonedas, los piratas informáticos y los fraudes acumularon USD $ 1,36 mil millones.

A esta impresionante tendencia vista en 2020, le antecede el récord de USD $ 4,5 mil millones provenientes de crímenes con criptomonedas que registró el 2019. Similar al año pasado, la tendencia predominante en 2020 es el fraude y la apropiación indebida, que, en comparación con los piratas informáticos y los hackeos, constituyen la mayor parte del capital robado en criptomonedas.

De los USD $ 1,36 mil millones robados, las empresas fraudulentas, estafas y esquemas Ponzi que operan con activos digitales representan el 98% del valor total; mientras que la piratería informática el 2% restante. En el siguiente cuadro publicado por CipherTrace se pueden observar mejor estas cifras:

2. La estafa criptográfica Wotoken es la que más ha robado

De hecho, quizás el dato más sorprendente es que el total de fondos acumulados por fraude y malversación de este año provienen en gran medida de una sola estafa: Wotoken.

Presuntamente vinculado con el esquema Ponzi PlusToken, Wotoken es una estafa china que ha logrado obtener unos 1 mil millones de dólares en criptomonedas de más de 715.000 víctimas. La estafa se caracterizó por alegar la generación de ganancias mediante el empleo de robots de trading algorítmico, ofreciendo a los afiliados comisiones por referencia. Sin embargo, como en la mayoría de las estafas de esquemas Ponzi, el software de trading anunciado nunca existió.

Wotoken estuvo activo desde julio de 2018 hasta finales de 2019, pero, así como ocurre con otros fraudes de su tipo, algunas páginas web o redes sociales asociadas continúan operando. Este año, finalmente, la Corte Popular del Condado Binhai, en China, abrió el caso en contra del grupo directivo asociado con Wotoken. Los seis acusados se han declarado culpables, y posiblemente enfrentarán un tiempo en prisión de entre seis meses y 11 años.

3. Ciberdelincuentes aprovecharon el COVID-19 para robar criptomonedas

Otro de los datos más impactantes del 2020 se relaciona con la pandemia del coronavirus: las estafas que utilizan al COVID-19 también contribuyeron a las ganancias netas del criptocrimen. Mientras los gobiernos canalizan recursos para mitigar el impacto de la pandemia en los diversos sectores de la sociedad, los delincuentes cibernéticos aprovechan para robar criptomonedas.

La propagación del virus COVID-19 también impulsó el esparcimiento de softwares maliciosos y estafas pishing con términos asociados al coronavirus. Durante los primeros días de la pandemia, los atacantes cibernéticos se aprovecharon de la incertidumbre, el miedo y la falta de supervisión para suplantar entidades legítimas -como la Cruz Roja o la OMS- en correos electrónicos o páginas web para extraer información personal de las víctimas para robar criptomonedas.

El informe también destaca la aparición de cepas de ransomware cuyo nombre no está relacionado con COVID-19 que, sin embargo, atacan estratégicamente a hospitales y otras entidades de atención médica de todo el mundo. Asimismo, surgió un mercado de productos sanitarios en la darknet que comercia desde mascarillas, a kits de pruebas y vacunas falsas. Con todo, este mercado paralelo tuvo mucho menos éxito que los ataques de pishing asociados con el coronavirus.

4. Venezuela y Corea del Norte son sancionados por actividades ilícitas con criptomonedas

Este año, algunas sanciones impuestas por las autoridades de Estados Unidos a los gobiernos de Venezuela y Corea del Norte también llamaron la atención.

En marzo 2020, el Departamento de Justicia de EE UU acusó al presidente venezolano, Nicolás Maduro, y a otros 14 funcionarios por su participación en delitos relacionados con narcotráfico, terrorismo y corrupción. Las autoridades norteamericanas alegan que los funcionarios del gobierno venezolano usaron criptomonedas evadir sanciones impuestas por EE UU y ocultar sus crímenes.

La administración del presidente Donald Trump ofreció en marzo una serie de recompensas de hasta USD $10 millones por información que lleven a la captura de funcionarios de alto perfil del gabinete venezolano.

Por otro lado, se han impuesto nuevos cargos al Grupo Lazarus, el grupo de hackers patrocinados por el estado de Corea del Norte que se estima ha robado USD $ 2 mil millones en criptomonedas. Este año, la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Tesoro de los EE UU agregó a dos ciudadanos chinos a la lista de acusados vinculados al grupo delictivo.

Otros informes sugieren que el grupo Lazarus intensificó sus operaciones de ciberdelincuencia contra empresas criptográficas, intercambios y comerciantes de monedas digitales a nivel mundial durante la pandemia.

5. Wells Fargo estuvo implicado en un esquema Ponzi de criptomonedas

El quinto dato más impactantes de esta lista de crímenes con criptomonedas en 2020 hace referencia a una operación fraudulenta asociada con el gigante bancario Wells Fargo.

En abril de este año, Wells Fargo Advisors, una filial de Wells Fargo, se vio implicada en una serie de acusaciones y demandas por su presunta vinculación con un esquema ponzi de criptomonedas que recaudó cerca de USD $35 millones. La estafa criptográfica estaba liderada por tres socios entre los que se encuentran James Seijas, quien trabajó como asesor financiero para Wells Fargo hasta 2019; y Michael Ackerman un ex corredor institucional de la Bolsa de Nueva York (NYSE).

La SEC impuso sanciones y otros recursos contra los responsables, quienes supuestamente defraudaron a más de 150 inversionistas. Mientras tanto, los demandantes acusan a la subsidiaria Wells Fargo de negligencia por no investigar las actividades de Seijas. Wells Fargo también está acusado, específicamente, de un cargo de responsabilidad indirecta.

6. Los exchanges finlandeses y rusos fueron los que recibieron la mayor cantidad de bitcoins robados

Por tercer año consecutivo, las plataformas exchange de Finlandia calificaron como las primeras en el ranking por circulación de fondos ilícitos de criptomonedas. De acuerdo con el estudio, el 12.01% del total de bitcoins que recibieron los intercambios con sede en Finlandia provenían de actividades criminales.

Mientras tanto, los exchanges rusos ocuparon el segundo lugar de la lista, seguidos de las plataformas cripto intercambio de Reino Unido. En un análisis detallado de las interacciones dentro de estos exchanges, los investigadores hallaron que 86.8% del Bitcoin ilegal recibido en las plataformas rusas provenía del mercado Hydra

Curiosamente, en Reino Unido, el 31.2% de Bitcoin proveniente de actividades ilícitas que se manejó dentro de los intercambios también provino del mismo mercado. (Hydra es uno de los mayores mercados de la darknet donde se comercian bienes ilícitos tales como drogas, armas, datos de tarjetas robadas, documentos falsificados, fármacos, etc. Sirve a Rusia y varios países vecinos).

La presencia generalizada de los mercados oscuros rusos en los intercambios del Reino Unido ejemplifica la naturaleza transfronteriza de la criptografía. Los delincuentes venden en los países de la Common Wealth of Independent State (CIS), donde opera Hydra, y cobran en el Reino Unido como un medio de arbitraje jurisdiccional”; señaló el informe.

7. Más del 99% de bitcoins robados se enviaron a LocalBitcoins

En la misma línea, el estudio reveló que LocalBitcoins, uno de los principales intercambios peer-to-peer de Bitcoin que opera en todo el mundo, destacó como la plataforma líder receptora de fondos ilegales.

Para ello, CipherTrace examinó la entrada de fondos a múltiples exchanges a nivel mundial para determinar las cantidades de dinero que recibieron los intercambios de cada país directamente de fuentes criminales. 

Sin embargo, en un informe reciente, LocalBitcoins afirma que ha logrado reducir significativamente la cantidad de fondos delictivos circulantes en su plataforma en lo que va de año. De acuerdo con información de la empresa, la plataforma registró un descenso de más del 70% en las transacciones provenientes de la darknet entre septiembre de 2019 y mayo de 2020.

8. El promedio mundial de fondos criminales directos recibidos por intercambios cayó un 47% en 2019

Pero no todas las noticias relacionadas con el crimen de criptomonedas parecen ser negativas. De acuerdo con el estudio de CipherTrace, el promedio mundial de fondos criminales enviados directamente a los intercambios disminuyó un 47% en 2019. De hecho, desde 2017 esta cifra ha caído un 60%. 

Posiblemente esta reducción en capital ilícito que llega a las plataformas de intercambio responda a la aplicación de regulaciones de control antilavado (AML) en todo el mundo. La tendencia sugiere que a muchos criminales se les está haciendo más difícil lavar fondos adquiridos irregularmente a través de los intercambios. 

Sin embargo, esto no significa necesariamente que los intercambios estén recibiendo efectivamente menos fondos criminales. Como respuesta, muchos delincuentes criptográficos están tomando un camino más largo antes de almacenar e intercambiar sus fondos en los exchanges.

El estudio de CipherTrace arrojó que sólo el 9,8% de las interacciones de un mercado de la darknet se producían directamente con las bolsas. Mientras que, en 30,7% de sus interacciones, los fondos ilícitos habían pasado por otras billeteras antes de llegar al exchange, lo que sugiere que los ciberdelincuentes se están volviendo más inteligentes a la hora ocultar los orígenes de capital robado.

9. 74% del Bitcoin transferido entre intercambios fue transfronterizo

Un dato curioso revelado por la firma fue que, en promedio, el 74% del Bitcoin vinculado a transacciones entre intercambios se transfirió hacia otras fronteras. 

Si bien esto no necesariamente implica la relación con actividades criminales, los investigadores advirtieron que los delincuentes podrían beneficiarse del “arbitraje jurisdiccional, donde aprovechan las discrepancias entre regiones con regulaciones de cripto AML más fuertes y más débiles”.

Asimismo, CipherTrace descubrió que más de la mitad del Bitcoin que sale de los intercambios se envía a billeteras privadas. En 2019, el 61% del valor total de las transacciones de BTC en intercambios a nivel mundial se enviaron a billeteras privadas. 

El cumplimiento obligatorio de la “Regla de viaje” de criptomonedas del Grupo de Acción Financiera Internacional, GAFI, comienza a aplicarse en junio de 2020. Sin embargo, es posible que las plataformas ameriten controles adicionales para prevenir en movimiento fondos ilícitos cuando se utilizan billeteras privadas. 

10. Crecimiento en el número de ATM podría estar asociado con evasión de controles antilavado

A medida que crece el número de cajeros automáticos (ATM) de Bitcoin y otras criptomonedas, estos canales de intercambio de activos podrían estar asociados con la evasión de controles de antilavado de dinero. Como reseñó DiarioBitcoin a mediados de junio, el número de cajeros de criptomonedas supera los 8.200 en todo el mundo.

Curiosamente, el 88% de los fondos movidos desde los ATM de Bitcoin en EE UU se enviaron al extranjero, según reveló el estudio. Similar al caso anterior, esta tendencia no implica directamente el uso de los cajeros para actividades criminales. Podrían ser utilizados, por ejemplo, para el envío de remesas. 

No obstante, el informe afirma que, durante 2019, los usuarios de ATM enviaron más fondos a intercambios de alto riesgo que los intercambios de bajo riesgo. CipherTrace clasifica los intercambios de alto riesgo como plataformas conocidas por facilitar actividades criminales y lavado de dinero.


Lecturas recomendadas


Artículo de Hannah Estefanía Pérez / DiarioBitcoin

Imagen principal de Rustam Ziabirov en Unsplash